Plural homenaje

Representantes de casi todas las bancadas congresales dejaron de lado esta semana diferencias ideológicas para rendir homenaje, en un poco usual ejercicio de pluralismo, al centenario del nacimiento del líder comunista Jorge del Prado.

Por Diario La Primera | 22 ago 2010 |    
Plural homenaje
(1) Por encima de las diferencias, todos rindieron homenaje a Del Prado. (2) El dirigente comunista Jorge del Prado motivó elogios en el homenaje.

Más datos

También hubo música

El cantautor Manuelcha Prado puso la nota musical al homenaje, que incluyó saludos de las cantantes Cecilia Barraza y Susana Baca, que evocaron su amistad con Jorge del Prado.
En el acto, realizado el jueves último, los participantes coincidieron en destacar la consecuencia y la entrega de quien fuera secretario general del Partido Comunista Peruano y luchador social desde su juventud.

Representantes del aprismo, el Partido Nacionalista, Unidad Nacional, Bloque Popular, Alianza Parlamentaria, y otras bancadas, coincidieron en resaltar las virtudes de Del Prado. El presidente aprista del Congreso, César Zumaeta, encabezó el acto y manifestó su respeto y admiración por el homenajeado.

Zumaeta señaló que Del Prado, nacido el 15 de agosto de 2010 y fallecido el 13 de agosto de 1999, fue uno de los grandes líderes políticos de Perú del siglo XX y constituye un ejemplo de probidad, honestidad y entereza.

El congresista Luis Negreiros, también aprista, resaltó que Del Prado fue un defensor de los derechos de los trabajadores y constructor del movimiento sindical, desde que organizó la federación minera del centro del país, cuando tenía 19 años.

Negreiros recordó que Del Prado y su padre, el sindicalista y mártir aprista Luis Negreiros Vega, asesinado por la dictadura de Manuel Odría (1948-56), se hicieron amigos en la prisión, unidos en la lucha por la democracia y los derechos de los trabajadores.

Del Prado, añadió, fue un ejemplo de lealtad y constancia en aras de la justicia y la libertad y sacrificó lo personal, pues tenía dotes intelectuales y artísticas, y optó por la lucha popular contra la explotación capitalista hoy en auge por la ola neoliberal.

El presidente de la Comisión Multipartidaria encargada de la conmemoración del centenario de Del Prado, Edgar Reymundo, reseñó la trayectoria de Del Prado como joven organizador sindical y su temprano vínculo con José Carlos Mariátegui y recordó que fue muchas veces encarcelado y exiliado, habiendo cumplido condenas en El Frontón y también sido confinado en 1932 en Madre de Dios, de donde escapó a pie durante cuatro meses por la selva hasta llegar a Bolivia, de donde regresó clandestinamente al Perú.

Recordó que el dirigente comunista escribió un manual de sindicalismo que es un clásico para los trabajadores, tuvo un papel destacado en la búsqueda de la unidad en los frentes populares, en el Frente de Defensa del Petróleo, en la década de los 60 del siglo pasado, y en la refundación de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), en 1968.

También evocó su combate por los cambios sociales y económicos, su aporte a la Izquierda Unida en 1980 y sus luchas contra los regímenes de Francisco Morales Bermúdez (1975-80) y Alberto Fujimori (1990-2000) y contra el neoliberalismo.

Para Reymundo, cuando ese modelo sigue causando más conflictos sociales y resurgen las luchas populares, cobran mayor vigencia el pensamiento y el ejemplo de Del Prado.

El secretario general de la CGTP, Mario Huamán, recordó que el líder comunista, como miembro de la Asamblea Constituyente, impulsó el capítulo dedicado a los derechos de los trabajadores en la carta magna de 1979, eliminado por la de 1993, que consagró el régimen neoliberal actual.

Dedicó toda su vida a organizar al movimiento obrero y forjar la conciencia de clase de los trabajadores, añadió, coincidiendo en tal sentido con el rector de la Universidad Nacional de Educación, Juan Tutuy, otro de los oradores.

El papel fundamental de Del Prado para el proletariado minero fue destacado por el secretario general de la Federación de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos, Luis Castillo.

Agradecieron el homenaje la pintora Etna Velarde, viuda de Del Prado, y su hijo Vladimiro. Etna subrayó la grandeza y la fuerza de las convicciones del dirigente y sus cualidades y dijo que no sólo fue un luchador sino un disciplinado cultor de las artes, en particular de la pintura.

Al homenaje asistieron representantes del cuerpo diplomático, dirigentes de izquierda, intelectuales, sindicalistas y otras personalidades.

Últimas luchas
En 1977 Del Prado, quien en sus años clandestinos tenía el seudónimo de “Simón”, jugó un rol protagónico en el Paro Nacional que decidiera el repliegue el gobierno militar de Francisco Morales Bermúdez y la convocatoria de elecciones de la Asamblea Constituyente como paso previo al fin del gobierno de los militares. Participó en la huelga de hambre dentro de la Casona de San Marcos, donde toman parte treinta dirigentes políticos, sociales y sindicales pertenecientes a todas las corrientes de la izquierda. En 1978 fue elegido miembro de la Asamblea Constituyente. En 1980 fue elegido senador. En marzo de 1984 sufrió un atentado criminal en la plaza 2 de Mayo de Lima, durante un paro nacional de la CGTP. En 1985 y 1990 fue reelegido senador por Izquierda Unida e integró comisiones investigadoras de matanzas registradas en la época.
Referencia
Plural homenaje

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.