Pedro Manzur, un serio compromiso

Pedro Manzur Chamy hace un llamado a los socios para cerrar filas, ante la posibilidad de un continuismo que será nefasto para la institución hípica, en la que a través de dos años no se ha mostrado transparencia, sino indiferencia ante las preocupaciones de los socios y entreguismo de nuestro patrimonio.

| 20 marzo 2013 12:03 AM | Especial | 2.1k Lecturas
Pedro Manzur, un serio compromiso
Pedro Manzur, compromiso con la institución.
2130

—¿Don Pedro Manzur, qué lo motiva a postular a la presidencia del Jockey Club del Perú?
—Mi familia está ligada a la hípica desde la época del desaparecido hipódromo de Santa Beatriz, por lo tanto queremos a nuestra institución y vemos con gran preocupación la manera cómo se está manejando el Jockey Club, ignorando a los socios y engañando con obras que lucen bien por fuera pero que lamentablemente muchos socios no conocen de la forma cómo éstas se están llevando a cabo, con beneficios para terceros, y propinas para el JCP. Son empresas cuyos verdaderos propietarios no se conocen, pero que son las principales beneficiadas con el producto de los contratos hechos por el presidente y los verdaderos beneficiarios de los ingresos que estos contratos generan.

—¿Usted formó parte de esta directiva?
—Así es, yo creí en la honestidad de las intenciones de quien era el candidato a presidente y por sugerencia de unos socios acepté acompañarlo en la directiva, hasta que me di cuenta que, según mi buen entender, no iba por el camino correcto ni beneficioso para el club y rechacé actitudes pocos transparentes, más bien, en mi concepto, lesivas para el JCP. Esto originó que Luis Razzeto tratara, con una patraña, buscar la forma de separarme de la vice-presidencia del club, cosa que legalmente no ha conseguido y yo sigo siendo el vicepresidente aunque el presidente y sus cortesanos lo nieguen.

—¿Otros directivos siguieron el mismo camino?
—Fueron cuatro los que al poco tiempo renunciaron. Después fue el director tesorero que también renunció porque firmaron cheques sin su aprobación y a sus espaldas. Sólo quedaron sus allegados (los ayayeros) y nuevos integrantes que nadie los eligió y que aceptaron implícitamente el irregular manejo. Algo similar sucedió con la Junta Calificadora.

—¿Confía en el respaldo de los socios en el proceso electoral?
—Pienso que los socios deben estar enterados y tomar conciencia de las irregularidades de los contratos lesivos para el Jockey Club, firmados por la actual directiva, que beneficia a terceros desconocidos, y que no se dejen impresionar por las obras que a 100 por hora están realizando, para que los socios vean lo bonito que está el Jockey Club. Pero son obras que no tienen un sustento que garantice la estabilidad económica del club, por el contrario, cada vez peligra más su futuro. Los socios habrán podido apreciar por los alquileres de diversas áreas a precios ridículos que han convertido a nuestro club en una feria, donde el tránsito de los socios se ve perjudicado constantemente. Si eso fuera para un gran beneficio del club, sería aceptable, pero lamentablemente, la cabeza del león es para terceros y la cola del ratón es para el Jockey Club.


El entrevistado quiere defender el patrimonio del Jockey Club

—¿La directiva va por la reelección?
—Ustedes podrán apreciar el despliegue millonario que hacen por continuar con el manejo arbitrario y despótico, sin participación alguna de los socios a quienes se les negó reiteradamente en 2 años realizar una asamblea solicitada por más de 500 asociados; no contestó cartas notariales de socios exigiendo información, ni dio cuenta de los estados financieros. En otras palabras, Luis Razzeto cree que el Jockey Club es de su propiedad, de modo que dispone de sus bienes como quiere, y que cada vez van siendo menguados.

Eso explica su enorme interés por perpetrarse, para seguir haciendo lo que le viene en gana. ¿Revistas del Jockey Club, televisión que no le cuesta la utiliza para promocionarse? ¿Para él, la gran fiesta es una inversión? ¿No les parece que sí?

—¿Lo suyo es distinto?
—Totalmente, nosotros hablamos con la verdad, no invertimos en la campaña en una gran fiesta, lo nuestro es austeridad, no vamos a convencer a los socios ni con abundante comida ni con mucho whisky, porque de acuerdo a nuestros principios no vamos a la dirección del club a recuperar, después, la inversión, sino a trabajar por el JCP y por sus asociados.

—¿Su propuesta qué pretende?
—Cambiar radicalmente esa política falsa. Para lograr esto, como nunca antes se había hecho, me he comprometido notarialmente a cumplir con las promesas de mi campaña dentro de las cuales principalmente están, la modificación de artículos del estatuto en asamblea de socios, que señale parámetros a la directiva de turno, limitando su poder en decisiones trascendentes, no a la delegación indiscriminada de poderes, sino que se limite a uno por socio, y no como se viene haciendo desde hace muchos años a 10 poderes representados por un socio; administración directa por parte del Jockey Club de las áreas disponibles, descartando, en lo posible, la intervención de terceros.


Los socios quieren que el Jockey vuelva a tener el brillo de otras épocas.

—¿Qué nos puede decir de los terrenos vendidos?
—Este asunto no lo vamos a descuidar y le daremos prioridad. Buscaremos la solución a esa venta fraudulenta, que ha significado más de 12 años de lucha por parte de nuestra gente honesta. Estos asuntos legales, por manejos ajenos a nuestra voluntad, nos han sido esquivos, pero no desmayaremos en nuestro intento de demostrar que fue un tremendo fraude aquella vergonzosa asamblea, con poderes falsos, con firmas adulteradas, sin mayoría para decidir una venta, y con una serie de irregularidades que configuraron un fraude total.

—¿La lista de reelección para lograr el voto de los socios dicen que ya ganaron en la Suprema?
—Es una mentira más de esta directiva. En la Suprema tenemos 3 votos a favor y 2 en contra. Para ganar en la Suprema, se tienen que obtener 4 votos a favor para decir que ganamos en esta instancia, y si así fuera, defender al JCP en primera instancia, en la Corte Superior y nuevamente en la Corte Suprema. Para eso se necesita tener asesores legales competentes, que no envíen novatos a pelear contra tiburones. Una vez más buscan sorprender a los socios con otra mentira.


La familia de Manzur está ligada a la hípica desde la época del hipódromo de Santa Beatriz, donde hoy está el Campo de Marte.

—La hípica ha declinado, ¿qué va hacer por ella?
—Lo básico es sanear la economía del club, buscando verdaderas fuentes de ingresos para el JCP, no para alguien en particular. Tenemos apuestas inútiles como las implementadas por este directorio la Polla y el Pollón, que han sido un fracaso total y que hoy no llega ni a los 5,000 soles de premio al más alto puntaje. La Mulita es otra apuesta que sigue por el mismo camino. Sin embargo, siendo el volumen de juego estacionario, sin mayor proyección, se aumentó demagógicamente los premios a los propietarios. Nuestro manejo pulcro y profesional buscará justificar ese aumento otorgado, que los propietarios merecen, generando nuevos y sólidos ingresos. Asimismo restauraremos el Fondo Premio al Criador, eliminado unilateralmente por esta directiva y que lo han incluido como un ingreso para la institución. Esto ha sido un claro desconocimiento del artículo 1 de nuestro estatuto. Trabajaremos con los señores criadores para que se disponga equitativamente de este fondo.

—¿Se siente respaldado por los socios?
—Hay muchos consocios que se han identificado con nuestra propuesta, y son aquellos, la mayoría, quienes han tomado conciencia de la verdadera situación del Jockey Club del Perú, que la hemos dado a conocer con la verdad, lo cual es y será siempre nuestra manera de actuar, sin maquillajes, y será la verdad y la transparencia lo que prevalezca en todo momento. Tengo un equipo sólido que tiene igualmente la firme decisión de llevar a la institución a la modernidad, con una política de puertas abiertas a los socios, y ratifico mi compromiso de lograr para nuestro club lo que es nuestro lema, Renovación, Desarrollo y Transparencia. Con la colaboración de nuestros consocios lo lograremos.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD