Para medir el hambre

La nueva medición de la FAO se basa en la recopilación de información sobre el alcance y la gravedad del hambre de las personas que padecen inseguridad alimentaria, a través de una encuesta anual cuidadosamente diseñada que se realizará en colaboración con la empresa de sondeos Gallup.

| 17 marzo 2013 12:03 AM | Especial | 1.1k Lecturas
Para medir el hambre
Una forma nueva, más rápida y más precisa de medir el hambre y la inseguridad alimentaria, probará la FAO en varios países de forma experimental.
1147

A partir de este mes, el nuevo enfoque -conocido como proyecto Las voces de los hambrientos- se ultimará con la colaboración de importantes expertos en este campo y se probará de forma experimental en Angola, Etiopía, Malawi y Níger, que han acordado avanzar hacia la erradicación total del hambre, en línea con el Reto Hambre Cero del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon.

El plan es ampliar luego la encuesta a más de 160 mil participantes en hasta 150 países incluidos en la Encuesta Mundial Gallup, y publicar los resultados en cada país de forma anual. El proyecto tendrá una duración de cinco años y dará lugar a la creación de un nuevo estándar certificado por la FAO para la vigilancia de la seguridad alimentaria que podría ser fácilmente adoptada por otras encuestas en los hogares.

Herramienta esencial
“Este método innovador será una herramienta esencial para los gobiernos, la sociedad civil y otras organizaciones nacionales e internacionales en la lucha contra el hambre”, asegura Jomo Sundaram, subdirector general de la FAO a cargo del Departamento de Desarrollo Económico y Social. “También será clave –añade- para aumentar la rendición de cuentas de los gobiernos y alentarles a comprometerse a erradicar el hambre”.

A pesar de las recientes mejoras, la metodología actual de la FAO no es capaz de proporcionar una visión global de las múltiples dimensiones del hambre. En este momento, la FAO es capaz de controlar con precisión la disponibilidad de alimentos a nivel nacional, sobre todo en términos de ingesta energética potencial, mientras que el nuevo indicador medirá el acceso a los alimentos a nivel individual, y proporcionará una idea más clara de cómo la gente sufre la inseguridad alimentaria a nivel personal.

El nuevo enfoque complementará el indicador de la FAO ya existente sobre el porcentaje de personas subnutridas en la población, que se ha desarrollado para controlar el progreso hacia el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la prevalencia del hambre en 2015.

Ocho preguntas
En virtud del proyecto Las voces de los hambrientos se seleccionarán muestras representativas a nivel nacional de entre 1,000 y 5,000 personas –en función del tamaño del país-, para responder ocho preguntas diseñadas para averiguar si -y de qué forma- los encuestados han experimentado inseguridad alimentaria en los últimos 12 meses

Las preguntas son:

Durante los últimos 12 meses, ha habido algún momento en el que, debido a la falta de dinero o de otros recursos:

1. ¿Estuvo preocupado por la posibilidad de quedarse sin comida?

2. ¿Fue incapaz de consumir alimentos saludables y nutritivos?

3. ¿Consumió solamente unos pocos tipos de alimentos?

4. ¿Tuvo que saltarse alguna comida?

5. ¿Comió menos de lo que piensa debería haber comido?

6. ¿Su familia se quedó sin comida?

7. ¿Estaba hambriento, pero no comió?

8. ¿Pasó un día entero sin comer?

Las preguntas están formuladas de tal manera que se pueda establecer la posición de los encuestados en una escala de experiencia de inseguridad alimentaria que diferencia entre la inseguridad alimentaria leve, moderada y grave. Cuestionarios similares y las escalas de inseguridad alimentaria han sido utilizados por el Gobierno de EE.UU. para identificar a los beneficiarios de cupones de alimentos, y por Brasil para elegir a los destinatarios de su programa de bienestar social Bolsa Familia.

Resultados
Los resultados de las encuestas estará disponible en días en lugar de años, permitiendo a la FAO obtener una instantánea casi en tiempo real de la situación de la inseguridad alimentaria de un país. Esta será la primera ocasión en que la FAO se hace cargo de la recolección de datos. Al mismo tiempo, la Organización de la ONU ayudará a los países a incluir la escala en sus planes y programas de encuestas.

La FAO está en conversaciones con potenciales aportantes de recursos para el conjunto del proyecto Las voces de los hambrientos, mientras que el experimento en cuatro países será financiado mediante una iniciativa separada.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD