Para entender las elecciones argentinas

Los primeros recuentos oficiales del 23 de octubre confirmaron las tendencias mostradas en las últimas encuestas, así como los resultados de las elecciones primarias de agosto. La presidenta argentina ha logrado una victoria de proporciones épicas en medio de unas elecciones por demás previsibles y aburridas. Fernández de Kirchner ha obtenido la votación más alta desde el retorno a la democracia en 1983, alcanzando un 54 por ciento. El segundo lugar ha sido para el socialista Hermes Binner con 16.9 por ciento, sin duda la mayor sorpresa electoral.

| 06 noviembre 2011 12:11 AM | Especial | 1.6k Lecturas
Para entender las elecciones argentinas
Cristina Fernández de Kirchner fue reelegida por amplio margen.
CLAVES

Más datos

“El gobierno argentino ha logrado articular sus acciones al interior de un relato que le otorga coherencia y perspectiva. Cada una de las políticas implementadas, según este relato, se enmarca dentro de la “profundización de un modelo” que es al mismo tiempo económico pero también cultural y político.”
1617

Esta categórica victoria resultaba impensable hasta para el más ferviente “militante K” tan solo un año atrás. Desde su inicio, el primer mandato de Fernández estuvo atravesado por duros conflictos. El más duro fue, sin duda, el llamado “conflicto con el campo”, el cual, finalmente perdió frente a una variopinta coalición que incluía desde los grandes terratenientes sojeros hasta los pequeños productores.

Los conflictos
Las elecciones parlamentarias de 2009 dieron cuenta del gran desgaste que había sufrido el proyecto kirchnerista. La aprobación presidencial marcaba mínimos y la oposición se alistaba a tomar el control de la cámara de diputados. Ese mismo año concluiría con la aprobación de la ley de medios que significó uno de los puntos más altos en el conflicto entre los grandes multimedios, el gobierno kirchnerista y sus aliados. Al año siguiente el gobierno promulgó la ley de matrimonio igualitario impulsando su ya conflictiva relación con los sectores conservadores.

Hace un año también, el seguro candidato del partido gobernante, Nestor Kirchner moría, produciendo un vuelco de consecuencias imprevisibles en la escena política. Con la muerte de su esposo, la Presidenta estaba obligada a presentarse a la reelección. Frente a este escenario tan adverso, ¿cómo se pueden entender los resultados electorales del último domingo?

A mi modo de ver son tres los factores que permiten explicar estos resultados. En primer lugar, los propios logros del kirchnerismo, tales como la reducción de la pobreza, el aumento de los salarios, la reducción del trabajo informal, la asignación universal familiar por hijo, la ley de matrimonio igualitario, o la ley de medios de comunicación.

Oposición dividida
El segundo factor es la mala actuación de la oposición parlamentaria. Pese a tener mayoría en la Cámara de Diputados, la oposición no pudo establecer una agenda política que compitiera con la planteada por el gobierno. El pragmatismo kirchnerista para establecer alianzas concretas, así como su habilidad para el manejo político (a veces rudo y alejado de los modales republicanos) logró frenar a la oposición.

El fracaso en el Parlamento también pone de manifiesto la incapacidad de las fuerzas políticas alternativas al kirchnerismo para esbozar un proyecto de país. Por esto último, entiendo un conjunto de medidas articuladas que transmitan una imagen más o menos concreta de un futuro alternativo para la Argentina. No se trata exclusivamente de políticas concretas sino de ejes simbólicos que ordenen, de manera distinta, la lectura sobre realidad.

La fallida actuación opositora se completa con un impasse a nivel de las organizaciones políticas: la imposibilidad de establecer alianzas políticas. Tanto desde la centro izquierda, como la centro derecha fue imposible llegar a acuerdos. Por el lado del peronismo disidente tampoco se produjo ninguna alianza significativa. Ante unas elecciones tan complicadas, la oposición terminó por hacerse el harakiri.

PROYECTO CONSOLIDADO
Finalmente el tercer factor explicativo de los resultados es la consolidación del kirchnerismo como proyecto político. El gobierno argentino ha logrado articular sus acciones al interior de un relato que le otorga coherencia y perspectiva. Cada una de las políticas implementadas, según este relato, se enmarca dentro de la “profundización de un modelo” que es al mismo tiempo económico pero también cultural y político. Un relato que ordena las políticas pero también a los protagonistas, delimita las fronteras del sujeto político kirchnerista al mismo tiempo que lo produce, y señala claramente a sus adversarios.

El discurso Kirchnerista ha logrado convertir a sus principales críticos en espectros del pasado, fantasmas que si bien recorren este mundo pertenecen a uno que ya pasó. Estuvieron vivos en el pasado, el pasado de la última dictadura o de la crisis del 2001. Y si bien hoy los vemos moverse y actuar, no se podría afirmar que estén vivos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.885864973068