¿Otra vez la CIA?

La CIA, no es como creen los incautos y proclaman los “neo liberales” (tan modernos que son, ayyyy), una paparrucha pintada en la pared, o la cansina monserga de izquierdistas trasnochados. Tampoco lo es el M16 de la Gran Bretaña, para que se enteren.

| 24 junio 2012 12:06 AM | Especial | 1.5k Lecturas
¿Otra vez la CIA? 1520

Ambas peligrosas instituciones, son complejísimas mafias de inteligencia, al servicio de los intereses de sus respectivas naciones, en nombre de los cuales, no sólo acopian información-hasta de los basureros-sino son capaces también de traficar drogas como en el caso de los “contras” nicaragüenses, deponer gobiernos, como el de Salvador Allende, por citar un solo ejemplo, pulverizar helicópteros con mandatarios dentro,- Torrijos, Roldós, Barrientos y quizás uno, o dos generales peruanos de los tiempos “revolucionarios”, a mí que no me lo cuenten.

Allá por 1953, condenaron al “arresto domiciliario” y a un sospechoso e imprevisto cáncer que llevó a la tumba al famoso líder iraní Mosadegh, que –osadía sin nombre, oiga usted- se atrevió a nacionalizar el petróleo, la telefonía y la pesca que usufructuaban empresas británicas. La pesca, la cafichaban los soviéticos, que también tenían su KGB, para que no se diga, mi estimado.

Gran Bretaña, llevó a Mosadegh a la Corte Internacional de La Haya, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la miel en coche, hasta confinarlo en una casa de playa, reafirmando en el poder al famoso sha Rezah Palevi que siguió reinando hasta que el imbatible cáncer dijo basta.

Pero, anécdotas al margen, bueno es saber que allí donde hay petróleo, gas u otro tipo de recursos energéticos, siempre es posible sospechar –o entrever, que a veces no es lo mismo- la poderosa mano de las “súper agencias”, que, como sabemos quienes corremos el riesgo de pagarlo caro, nunca duermen, ni están jugando a las bolitas mientras el cojudismo cree que votará por su favorito personal y ahí se acabará la fiesta.

Yo digo nomás-y esto es un decir- ¿qué pensará nuestra estirada y chamulladora clase política, de aquí a unos años, cuando algún “wikileaks”, o mecanismo parecido, resulte descubriendo que el falso polaco-peruano, que siempre fue yanki, y en 1969, defraudó al Perú girando nada menos que 105 millones de dólares a la IPC, empresa norteamericana, por entonces en litigio con nosotros y tuvo que fugar escondido en la maletera de un coche, cuando se le iba a ajustar cuentas por tamaña felonía, ¿qué se dirá? me pregunto, si se resulta averiguando que no era más que un “topo” de la CIA.

¿Y qué pensar del supuesto “ingeniero de sistemas” que afirma ser empleado de la IBM y lleva ya, como dos años de “licencia”, apoyando la campaña política de su consorte -otra joya- y cuidando a los bebés procreados por ambos?

Para quienes lo ignoran, debo informar que cualquier compañía yanki, lo máximo que da “de licencia” -con o sin goce de haber-, certificado médico de por medio, es sólo un breve plazo de TRES DÍAS.

Después de eso, se formaliza un “cese de contrato”, en el mejor de los casos.

Y eso, rige para cualquier empresita de a dos por medio. Pero aquí, hay quien se come el cuento de que precisamente la IBM, poderosa transnacional de las comunicaciones, otorga una licencia que ya parece vacación indefinida, a un “Vito Corleone Jr.”, que algún día sabremos de dónde ha salido y para qué sonríe, tan falsamente ahuevado frente a nuestras tevecámaras.

Bueno pues, como hace algunos meses precisé, yo no soy quién para decirle a nadie por quién debió votar. Pero lo más sensato, en nuestro caso, fue hacerlo por algún peruano. Digo, salvo mejor o más ilustrado parecer maquinado por la CIA.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...