Oportunidades y desafíos

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea, Colombia y Perú entrará en vigencia el 2013 permitiendo el ingreso de productos nacionales al “Viejo Continente” a tasas preferenciales, empero gremios empresariales piden al gobierno cumplir con la agenda interna de competitividad para aprovechar el reciente acuerdo comercial. Mientras que RedGe advierte que TLC flexibiliza derechos laborales.

| 17 diciembre 2012 12:12 AM | Especial | 1.1k Lecturas
Oportunidades y desafíos
TLC CON LA UNIÓN EUROPEA
1132

Luego de tres años de negociaciones el Acuerdo Comercial entre Perú y la Unión Europea (UE) entrará en vigencia el 2013 permitiendo, según el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, que el 100% de exportaciones no agrícolas (industriales) ingrese sin aranceles; mientras que para las exportaciones agrícolas será más del 70%.

Durante la semana el Parlamento Europeo aprobó el acuerdo comercial, mientras que el último miércoles el Pleno del Congreso de la República aprobó el Acuerdo Comercial entre Perú y la Unión Europea (UE) por unanimidad, con los 94 congresistas presentes.

De esta manera, los productos peruanos desde el 2013 ingresarán a tasas preferenciales a un mercado de aproximadamente 500 millones de habitantes.

El ministro de Comercio Exterior y Turismo, José Luis Silva, destacó que con esta aprobación se consolida el proceso de asociación estratégica entre Perú y la Unión Europea, quedando pendiente la puesta en vigencia del acuerdo que se espera se produzca en el primer trimestre de 2013.

“La UE representa un mercado de grandes oportunidades para nuestras exportaciones, ya que posee una población de aproximadamente 490 millones de habitantes cuyos niveles de ingreso son los más altos del mundo; y esta región ocupa el primer lugar entre los países con inversión extranjera directa en el Perú con un 51,4% de participación”, afirmó.

Hans Allden, delegado de la UE en Lima, señala que la ratificación del TLC inaugura una nueva etapa entre ese bloque con América Latina, en que Perú tendrá un aumento de su Producto Bruto Interno de 0.7%.

“Se trata de un acuerdo muy profundo, muy amplio, con reglas claras que tendrá vigencia durante muchos años para los actores”, añadió.

El economista Jorge González Izquierdo estimó que el pacto comercial “abre un gran abanico de oportunidades para los envíos peruanos con efecto de largo plazo”.

Sobre todo, precisó, se desarrollará “el potencial de exportaciones con mayor valor agregado, como productos de la agroindustria, textiles, confecciones, bienes de capital e industria química”.

De acuerdo al Centro de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Lima, el intercambio comercial entre el Perú y la UE es de US$ 10.8 mil millones (ene-oct 2012), de donde las exportaciones representaron US$ 6.4 mil millones y las importaciones US$ 4.3 mil millones.

AGROEXPORTACIONES CRECERÁN
De acuerdo al Ministerio de Agricultura (Minag), el TLC con la UE permitirá a nuestro país incrementar sus exportaciones agrarias a Europa en alrededor de US$ 500 millones en el mediano plazo.

Según los especialistas de la Dirección General de Competitividad Agraria (DGCA) del Minag, quienes participaron en la negociación, el sector agrario será favorecido con la colocación de productos agrícolas, que ampliarán las exportaciones agropecuarias de casi US$ 2,000 millones registradas en el 2011 hasta los US$ 2,500 millones en los próximos cinco años.

De acuerdo a los alcances del tratado, la UE eliminará sus aranceles a favor del Perú de manera inmediata (cuando entre en vigencia el tratado) al 77% de sus líneas arancelarias, equivalente al 98% en promedio de las exportaciones agropecuarias al Viejo Continente.

Los artículos de mayor interés del Perú en el acceso a ese mercado son el café, paltas frescas, espárragos en sus diversas presentaciones, uvas frescas, alcachofas en conserva, mango fresco, pimiento piquillo, cacao y sus derivados, páprika, mandarina, jugo de maracuyá, castañas, naranjas, quinua, papa elaborada, café, te, cebada, entre otros.

El resto de productos se eliminarán en plazos que oscilan entre los tres a 10 años, y en algunos casos, con cuotas abiertas o cerradas libres de aranceles.

Además, a solicitud de los miembros de la UE se excluirán del programa de eliminación arancelaria a 43 productos, como las yemas de huevos, azúcar de remolacha, lactosa, azúcar de arce, glucosa, lacto albúmina, y otros, donde la mayoría de artículos sensibles para dicho bloque, no son de interés de nuestro país.



CUIDADO CON DERECHOS LABORALES
En contraste con el optimismo empresarial la organización no gubernamental RedGe cuestiona el TLC con la UE, principalmente en los capítulos de derechos laborales y propiedad intelectual.

Según el economista Julio Gamero, el TLC con la UE no asegura el cumplimiento de estándares laborales, ni permite la presentación directa de quejas por parte de sindicatos o trabajadores afectados.

“No existe en el capítulo laboral un mecanismo de solución de controversias propiamente. Si el Perú (o uno de los Estado parte) incumple sistemáticamente los derechos laborales reconocidos en el tratado de tal manera que perjudique el comercio solo podrá apelar a un mecanismo “diplomático”, una solución política entre las partes o en última instancia una recomendación de un Panel de Expertos que no será de obligatorio cumplimiento”, afirmó Gamero.

Además, asegura que los mecanismos de transparencia y participación efectiva de la ciudadanía en el monitoreo del cumplimiento de los estándares laborales en el TLC con la UE son sumamente débiles.

Para Gamero la UE no compromete recursos de cooperación para promover el mejor cumplimiento de estándares laborales. “Resulta de gran preocupación el anuncio de la UE de no desembolsar recursos adicionales de cooperación en el marco del TLC UE. Cabe mencionar que en este caso la UE está siendo mucho más resistente que EE.UU. y Canadá, que en los TLC suscritos comprometieron recursos de cooperación adicional”, añadió.

Alejandra Alayza, coordinadora ejecutiva de RedGe, consideró que otra preocupación en torno a la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea (UE), es con respecto a la regulación del sector de servicios financieros y las telecomunicaciones.

“En un contexto de crisis financiera en Europa, resulta absurdo que profundicemos una limitación para controlar el desempeño de las empresas en nuestro país sabiendo que nos puede salpicar la crisis”, señaló.

Asimismo, agregó que “con el TLC, la Unión Europea consolida el derecho a los inversionistas, con el tratado bilateral de inversiones, el cual permite a las empresas demandar al Estado peruano por cambios en la regulación ambiental que afecten sus ganancias”.



AGENDA DE COMPETITIVIDAD
Samuel Gleiser Katz, presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), saludó la aprobación del TLC pero, a la vez, resaltó que es el momento para unir esfuerzos y definir la agenda que le permitirá al Perú lograr que el tratado comercial sea aprovechado al 100%.

“Falta afinar una moderna legislación comercial que responda más proactivamente a los crecientes retos de la competitividad y de la globalización, y sobre todo que contribuya a la rápida y adecuada implementación de los TLC para su mejor aprovechamiento. Ya es hora que el Perú tome la política de comercio exterior como una política de Estado que implique cumplir con la agenda interna de la competitividad”, advirtió.

BAJA DE ARANCELES

- Según el MInag, una de las principales frutas beneficiadas con el TLC será el banano, por cuyo acceso al mercado europeo actualmente le aplican un arancel de 176 euros por tonelada, lo cual encarece nuestras exportaciones frente a proveedores (excolonias) del África, Caribe y el Pacífico, que no pagan estos aranceles. Desde el 2013 con el TLC pagará 124 euros y al 2020 75 euros.

- Otro de los productos beneficiados es la uva fresca, que ingresará a ese mercado libre de derechos arancelarios Ad Valorem (0%); sin embargo se les va mantener un mecanismo que se conoce como “Precios de Entrada”, que se aplica cuando los precios con los que ingresa son muy bajos. 

- Respecto al acceso del azúcar a la UE, ésta se efectuará a través de una cuota libre de aranceles de 22,000 toneladas, con un aumento de 3% por año. Asimismo, se adicionará un cupo de 10,000 toneladas, con igual aumento por año para productos con alto contenido de azúcar.


DERECHO DE LOS TRABAJADORES MIGRANTES

- Si bien el acuerdo incorpora una cláusula que hace referencia al tema de los trabajadores migrantes, en ésta no se incluyen obligaciones concretas que tiendan a mejorar las condiciones de nuestros compatriotas en Europa. Tan solo se refiere de manera genérica a que las partes “reconocen la importancia” de la promoción de la igualdad de trato y la eliminación de la discriminación respecto del régimen de los trabajadores migrantes legales.

- Según RedGe, las partes deberían comprometerse a otorgar a los trabajadores migratorios y a sus familias radicados en el territorio de la otra parte derechos similares en materia de seguridad social y de protección laboral a los que se proporcionan a sus connacionales.

SUBSIDIO AGRICULTURA

- Según RedGe, la UE no aceptó desmontar las ayudas internas (subsidios a su producción) argumentando que ésta es una medida de política agraria interna de enorme impacto social y que no podría ser negociada más que en la OMC. Las ayudas internas representan cerca del 65% del total de los subsidios aplicados y generan una importante distorsión en los precios internacionales y propician la competencia desleal con productores agrarios de los países en desarrollo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD