No es lo mismo Romney que Obama

Si bien muchos pueden pensar que para América Latina da lo mismo que en las próximas elecciones norteamericanas gane el partido republicano con Romney a la cabeza, o que repita el plato el presidente demócrata Obama, sí hay diferencias sustanciales que hacen ver una posible victoria del primero como un mayor peligro para la región.

| 04 noviembre 2012 12:11 AM | Especial | 596 Lecturas
ENFOQUE
596

En primer lugar, la política republicana no toma en cuenta a los demás países, lo que la hace mucho más agresiva que la demócrata en lo que se refiere a política internacional. Eso se nota especialmente en el diálogo con los funcionarios. Si gana Romney, Washington se llenará de operadores intolerantes y ultra conservadores, lo que cierra oportunidades para las labores de cabildeo de diversas organizaciones de la sociedad civil y de los políticos latinoamericanos.

Y en políticas muy sensibles como la migratoria, debido a que millones de ciudadanos de Suramérica y Mesoamérica viven y trabajan en Estados Unidos, la apuesta republicana apunta a endurecer los regímenes existentes, con lo cual la posibilidad de regularizar a quienes no tienen documentos en orden, o agilizar los trámites migratorios para reunificar familias será aún más difícil. Y ni qué decir de las deportaciones, que posiblemente se pongan como prioridad.

De otro lado, millones de ciudadanos norteamericanos verán recortados sus beneficios sociales si gana Romney, pues es clara la creencia de él y su partido en el dogma que dice que la gente debe vivir de acuerdo a sus propios medios, sin importar que no todos puedan acceder a las mismas oportunidades y servicios básicos.

La privatización de todo estará a la orden del día. Basta mencionar que en plenos estragos del Huracán Sandy en el este de Norteamérica, el candidato republicano propuso privatizar la agencia federal para catástrofes. Es que para la ultraderecha estadounidense todo debe ser negocio y si encima se da exoneraciones fiscales mejor.

Por eso, el déficit fiscal norteamericano que ya es enorme, no mejorará y se retrocederá en el esfuerzo demócrata por cerrarlo o en todo caso por cerrarlo cobrando impuestos a los ricos y no recortando los derechos de la población.

Una recesión prolongada en Estados Unidos tiene efectos en América Latina y ese es también un gran riesgo de una posible administración republicana.

En cuanto al comercio, Romney propone profundizar la lógica de libre comercio en América Latina, y para ello no tiene mejor idea que articular todos los TLC. Algo parecido a lo de la Alianza del Pacífico pero mucho más a fondo.

Y si bien, Obama intenta hacer una política que no hace del todo, por el contrario los republicanos vendrán con el pie en alto. Y eso siempre será un riesgo mayor para la integración del sur de América.


LATINDADD


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD