Mucho circo y nada para los artistas

A la muerte de “su gran y querido amigo”, el popular cantante Arturo “Zambo” Cavero, el presidente Alan García le otorgó la Orden del Sol en el Grado de Gran Cruz, pero en vida no le asignó una pensión de gracia por su aporte a la cultura popular y el “Zambo” Cavero, amigo de presidentes, candidatos y otros personajes, tuvo que conformarse con su humilde pensión de maestro de escuela.

| 18 octubre 2009 12:10 AM | Especial | 1.9k Lecturas
Mucho circo y nada para los artistas
(1) Sabía defender sus derechos y de sus compañeros artistas. (2) “Kiko” Cabrera: los artistas quieren pensión y atención de salud.
Reclaman asistirlos mientras están vivos, en vez de homenajes y condecoraciones cuando ya no puedan disfrutarlas, como le pasó a “Zambo” Cavero.

Más datos

Cavero me dijo, “el tío (por el presidente García) se agarra de mi, no es mi amigo”, revela “Kiko” Cabrera.
1976

“Con los asesores del Sindicato de Músicos elaboramos el expediente del ‘Zambo’ Cavero para que el gobierno le asigne una pensión de gracia, como artista popular”, cuenta Enrique “Kiko” Cabrera, secretario general del Sindicato de Músicos, Compositores y Cantantes del Perú (SIMCCAP).

Es que “Zambo” Cavero fue un muy fervoroso activista sindical, faceta casi desconocida del cantante de “Y se llama Perú” y otros inolvidables canciones que hizo famosas con su extraordinaria voz. “Kiko” recuerda que lo conoció como secretario del Simccap durante la gestión del recordado Manolo Avalos. Y en la actualidad seguía siendo dirigente gremial, firmando convenios colectivos con los empresarios de espectáculos, concurriendo a asambleas, hablando a favor de los derechos de los artistas.

¿Qué perseguía “Zambo” Cavero en su faceta de sindicalista?, pues lo mismo que “Kiko” Cabrera o el secretario de Economía, el conocido salsero Oscar “Pitín” Sánchez, director de la orquesta “La Sensual 990” y otros ex dirigentes como José “Pepe” Miranda (el nuevaolero) y, aún cuando no llegaron a ser dirigentes, personajes como José y Alejandro Torres Liza, “Los Pakines”. Lo único que ellos quieren es seguridad social y pensiones dignas para su vejez. ¿Es mucho pedir?

“Tenemos a don ‘Tito’ Chicoma internado en una clínica, don Juan Mosto (“el poeta de la canción”, tremendo compositor de valses como “Quiero que estés conmigo”, “Te acordarás de mí”, etc.) está enfermo, cobrando una reducida pensión, porque fue trabajador de la Telefónica, luego que se frustró su pedido de pensión de gracia como artista popular. Los artistas estamos desprotegidos”, lamenta “Kiko”, quien es un gran percusionista, pero ahora está dedicado a la lucha gremial.

Uso y abuso
“Yo recuerdo, cuando era joven, que las disqueras Iempsa, Virrey, Sonoradio, nos hacían descuentos por cada grabación. Eso iba para nuestro fondo de pensiones y salud, que estaban juntos. Hasta recibíamos panetón a fin de año y un aguinaldo. Pero con la Ley de Modernización de EsSalud perdimos todo. Ahora no nos atienden en el seguro y nuestro fondo simplemente desapareció, nadie nos da razón de él”, dice Kiko y se encoge de hombros al contar esta breve y triste historia.

“Los políticos, los poderosos siempre nos han utilizado. Un día, confidencialmente, ‘Zambo’ Cavero me dijo, ‘el tío (por el presidente García) se agarra de mí, no es mi amigo”, afirma “Kiko”.

No es novedad, si García usó al “Zambo” Cavero, Fujimori lo hizo con las figuras de la movida chicha, y Toledo con los Gaitán Castro, sólo para acordarnos de los últimos mandatarios.

Y, ahí queda la cosa. “No hay ningún tipo de interés por ayudarnos realmente”, escucho la queja del artista.

Ha conversado con todos los últimos ministros de Trabajo. “Todos nos reciben, nos escuchan, nos aplauden, nos palmean las espaldas y nos dicen: no se preocupen, esto, es decir la pensión y la atención de salud, es su derecho. No hay problema, nos dicen. Y, ya van más de seis años, y nada”, continúa.

Aparte de eso, los artistas también quieren establecer un Fondo de Derechos Sociales del Artista, acabar con la informalidad de los empresarios del espectáculo, regular el pase intersindical, la modificación del artículo 7.1 de la Ley del Artista (Nº 28131) y de los artículos 49 y 50 del Decreto Supremo Nº 058-2004-PCM y la incorporación de una disposición que desarrolle el artículo 29.1 de la norma que rige a los artistas nacionales.

El arte vivo
Regresamos con “Kiko” al recuerdo del “Zambo” Cavero. “Él supo desde hace más de dos años que estaba enfermo, y así salía a trabajar todas las semanas. No tenía más remedio que hacerlo”, dice

En varias ocasiones hemos visto en los medios los reclamos y quejas de quienes con su talento hacen llorar, reír, bailar. Los señores del bolero “Pedrito” Otiniano (“Allá en el cielo, junto a Dios eternamente, volveremos a encontrarnos, para…”) y Lucho Barrios (“yo creo que a todos los hombres...”), la aguda voz del norte “Carmencita” Lara (“Olvídala amigo, no debes recordarle…”), doña Jesús Vásquez (“Mi sangre aunque plebeya, también tiñe de rojo…”), Lucila Campos (“Si me faltarás amor, no sé qué haría...”), etc. han atravesado y atraviesan difíciles momentos por el resquebrajamiento de su salud, y están olvidados y desprotegidos por el Estado, que debería promocionar la cultura popular.

“Ojalá que, a diferencia del “Zambo” Cavero, a mi esposo le hagan homenajes en vida y no después de muerto”, dice Luz Angélica Valverde, la compañera de la primera guitarra del Perú, Óscar Avilés, quien sólo recibe una pensión de 920 nuevos soles.

Susana Grados Díaz
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD