Mesa Redonda luce más segura

Galerías no están atiborradas y serenos y policías vigilan las calles ante posibles robos o emergencias. Aunque algunos comerciantes cometen imprudencias, la zona comercial presenta una mejor imagen.

| 21 diciembre 2012 12:12 AM | Especial | 2.8k Lecturas
Mesa Redonda luce más segura
La Municipalidad de Lima ha tomado todas las precauciones para que no suceda ninguna tragedia.
PREVENCIÓN POR FIESTAS

Más datos

En total son 1,000 policías, 100 serenos y la nueva brigada de perros antipirotécnicos que ya resguardan las calles de Mesa Redonda y el Mercado Central. “Vamos a evitar los riesgos de incendios, así como los arrebatos. La ciudadanía puede acercarse al centro de Lima para comprar con total seguridad y sin riesgo a su integridad física”, afirmó la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, durante el lanzamiento de ese plan.
2878

La imagen que la mayoría de limeños tenía de las galerías de Mesa Redonda como locales peligrosos, llenos de público y pasadizos llenos de cajas, a manera de una trampa mortal, parece que quedó en el pasado, según lo comprobó LA PRIMERA en un recorrido por sus principales establecimientos.

Si bien es cierto que se tiene que resguardar la integridad de casi un millón de personas que a diario acude a esta zona, cosa nada fácil, y cambiar la manera de pensar de algunos comerciantes, los establecimientos, tales como las galerías Mina de Oro, Mercado Central, Asociación de Deudos Quemados y Huérfanos del Incendio de Mesa Redonda, La Cochera, Andahuaylas, entre otros, se muestran con mejores medidas de seguridad y con los pasadizos sin obstáculos para que el público pueda desplazarse en caso de ocurrir alguna emergencia.

La mayoría de stands cuenta con extintores e instalaciones eléctricas en buen estado, así como una adecuada señalización que demuestra el cambio en un gran sector de comerciantes para mejorar su seguridad y que no se repitan más desgracias como el incendio en Mesa Redonda hace once años.

Tal es la iniciativa de los dueños de las mercaderías que en las puertas de las galerías hay dos o tres empleados, altavoces en mano, que solicitan al público a que no se quede en la puerta y no obstaculice la salida. De otro lado, las autoridades de la comuna vigilan cuadra por cuadra las calles de esa zona comercial. En pleno reportaje, un equipo de inspectores de la Gerencia de Desarrollo Empresarial de la Municipalidad de Lima estaba supervisando, de manera sorpresiva, los puestos de venta en la galería Mercado Central, sin encontrar resistencia de parte de los vendedores ni motivos para sancionarlos.

“En caso encontremos algún problema o infracción de parte de los comerciantes, se le notifica inmediatamente para que subsane la falta, pero afortunadamente no hay problemas, todo está seguro y el público puede venir sin temor”, afirmó uno de los inspectores.

MAR HUMANO
Lunes 17 de diciembre, 11 de la mañana, el calor empieza a incomodar y las calles Cusco y Andahuaylas lucen repletas. Quizá este sea el principal problema actualmente, ya que a ello se le añade la gran cantidad de estibadores y carretilleros que llevan decenas de cajas, impidiendo el desplazamiento del público. En las cuadras 6, 7 y 8 del jirón Andahuaylas se aprecia aglomeración de ambulantes, carretilleros, vendedores de comida y “jaladores” de las ferias de luces navideñas. En horas punta, el paso de cientos de compradores en las veredas y pistas se hace lento. Un incendio allí sería mortal. Otro punto vulnerable se ubica a pocos metros de la galería Mercado Central, en el jirón Cusco, donde estibadores transitan y descargan todo tipo de productos en un depósito.

Si bien es cierto que policías y serenos vigilan las calles de Mesa Redonda ante cualquier intento de robo, la cantidad de gente que acude diariamente hace imposible evitar aglomeraciones y en muchos casos son los mismos ambulantes, que valiéndose de la cantidad de público, aprovechan para burlar los controles.

“El ambulante quiere vender sus productos en estas fechas en que más gente llega a Mesa Redonda y por eso se arriesga a que le quiten su mercadería por vender en esta zona. Incluso los llamados jaladores no pueden estar, pero son contratados o son parientes de los comerciantes de las galerías; entre todos se pasan la voz para trabajar. Es difícil hacerles entender que los controles son por su propia seguridad, por eso vigilamos a toda hora”, afirmó un sereno de Lima.

NAVIDAD SIN RIESGO
A principios de diciembre la Municipalidad de Lima inició el “Plan Navidad sin riesgo 2012” para combatir allí la venta ilegal de pirotécnicos y evitar, en la medida de lo posible, los robos y asaltos al millón de personas que llegan al día a esa zona por fiestas navideñas. Lo primero que se diseñó fue un plan de evacuación que consta de la ubicación estratégica de rutas de salida en los jirones, así como dentro y fuera de los locales. En caso de haber un siniestro, el plan contempla que en un máximo de tres minutos se realice la evacuación y rescate de posibles víctimas. Esto, aún cuando la afluencia de personas sea mayor.

Además, se comprobó la operatividad de uno de los 25 hidrantes y grifos de agua, que servirán para asistir cualquier incendio que pudiese producirse en la zona.

En total son 1,000 policías, 100 serenos y la nueva brigada de perros antipirotécnicos que ya resguardan las calles de Mesa Redonda y el Mercado Central.

“Vamos a evitar los riesgos de incendios, así como los arrebatos. La ciudadanía puede acercarse al centro de Lima para comprar con total seguridad y sin riesgo a su integridad física”, afirmó la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, durante el lanzamiento de ese plan. La medida busca evitar un siniestro como el registrado en diciembre de 2001, donde más de 300 personas murieron a causa de la explosión de artefactos pirotécnicos. La burgomaestre indicó que el plan permanecerá hasta inicios del próximo año.



TESTIMONIO
Damnificados reclaman ante la CIDH
Máximo Paypay es un agente de seguridad que trabaja en la galería Asociación de Deudos Quemados y Huérfanos del Incendio de Mesa Redonda, ubicada en la cuadra 6 del jirón Andahuaylas. Su hijo de 16 años murió en el incendio del 29 de diciembre del 2001 y su recuerdo se hace imborrable a pesar de los 11 años trascurridos. Él como otros comerciantes que perdieron a sus seres queridos, espera que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recomiende el pago de una reparación civil a cada una de las familias afectadas, tal como lo anunció el expresidente Alejandro Toledo. Recordó que el exgobernante ofreció 200 mil soles a cada familia, pero luego les indicaron que esa suma iba a ser repartida entre todos, cosa que no aceptaron.

Sobre el incendio recordó: “Ese 29 de diciembre salí de mi casa junto a mi mujer para comprar prendas amarillas para mis hijos en el jirón Gamarra. Mi hija tenía su local en Mesa Redonda y mi hijo me dijo que iba a visitarla. Era de noche cuando estaba en el micro y escuché que en la radio decían: “El incendio ha dejado cientos de muertos en el cruce de Cusco con Andahuaylas”. Allí me puse nervioso y quería llegar lo más rápido a ese lugar y buscar a mis hijos; pasaron horas. Fui a buscar a varios hospitales, hasta que en la madrugada encontré a mi hija en el hospital Loayza con graves quemaduras, pero faltaba mi hijo. Regresé en la madrugada y nada. Pasó el 30, el 31, lloré mucho esos días, hasta que el 1 de enero, cuando estaban por enterrar a los muertos como NN, pude identificar a mi hijo, era el último cuerpo que salía de la morgue”.

Paypay destacó la seguridad en Mesa Redonda, pero aceptó que hay comerciantes que no les interesa y no asisten a las charlas que dicta Defensa Civil. Refirió que la Municipalidad de Lima dicta charlas sobre seguridad, pero un grupo de comerciantes no asiste. “No miden las consecuencias de sus actos. Tratan de almacenar gran cantidad de productos porque en esta época se vende más, pero se arriesgan si no adoptan las medidas de seguridad adecuadas”, afirmó.


Alejandro Arteaga
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.19919204712