Más allá de los Premios Nobel

La intensa actividad de Naciones Unidas por aumentar la participación de las mujeres en la vida política, económica y social a nivel mundial ha recibido recientemente un fuerte espaldarazo con la concesión del Premio Nobel de la Paz a tres féminas.

| 30 octubre 2011 12:10 AM | Especial | 1.2k Lecturas
Más allá de los Premios Nobel
GÉNERO. La mayor participación política de las mujeres es un objetivo prioritario para las Naciones Unidas.

Más datos

La titular del Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres, Silvia Pimentel, acaba de alertar sobre las grandes diferencias existentes entre las promesas y las acciones concretas en materia de desarrollo de la mujer.
1284

Las laureadas fueron la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf; su compatriota Leyman Roberta Gbowee y la yemenita Tawakul Karman por su dedicación a favor de los derechos humanos, la paz y la democracia, según el anuncio oficial sobre las ganadoras del galardón.

Para el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el acontecimiento constituye un reconocimiento al papel vital de las mujeres en las esferas de la paz y la seguridad, el desarrollo de los pueblos y los derechos fundamentales.

Pocos días antes de conocerse a las agraciadas con el Nobel de la Paz, numerosas líderes femeninas destacaron en la sede de la ONU que la participación de la mujer en la vida política y en la elaboración y adopción de decisiones resulta fundamental para la democracia y el avance hacia el desarrollo sostenible.

PRESIDENTAS
Así quedó plasmado en una declaración adoptada por una reunión de alto nivel que contó con la presencia de las presidentas Dilma Rousseff (Brasil), Roza Otunbayeva (Kirguistán) y Tarja Jalonen (Finlandia) y la primera ministra de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar.

Subrayamos la importancia capital de la participación política de las mujeres en todos los contextos, incluyendo los tiempos de paz, durante los conflictos y en las diferentes fases de una transición política, apuntaron las dirigentes femeninas.

Las mujeres conforman la mitad de la inteligencia mundial y el pleno despliegue de sus potencialidades incrementa las posibilidades de encontrar soluciones reales y duraderas a los desafíos actuales, según destacó la ex mandataria chilena Michel Bachelet.

La ex jefa de Estado encabeza desde hace un año la nueva entidad de Naciones Unidas para la igualdad de géneros y el empoderamiento de las mujeres (ONU-Mujer) y apuntó que la gestión de ese sector debe abarcar los niveles global, regional, nacional y local.

MINORÍA
De acuerdo con datos de esa agencia, las féminas representan menos de un 10 por ciento dentro del liderazgo mundial (jefes de Estado y gobierno), mientras que en el mundo parlamentario solo uno de cada cinco escaños está ocupado por una mujer.

El cónclave de alto nivel de la ONU demandó la eliminación de todas las barreras discriminatorias que afectan a esa parte de la población mundial y reclamó la adopción de medidas contra la violencia, la pobreza y la falta de acceso a la educación como factores que impiden su incorporación a la política.

La existencia de esos obstáculos en pleno siglo XXI quedaron en evidencia hace dos semanas, cuando las autoridades de Arabia Saudita anunciaron que permitirán a las mujeres votar en las elecciones y formar parte del parlamento.

No obstante, la titular del Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres, Silvia Pimentel, acaba de alertar sobre las grandes diferencias existentes entre las promesas y las acciones concretas en materia de desarrollo de la mujer.

ANALFABETAS, EXPLOTADAS
La funcionaria advirtió que ese sector integra la mayoría de las personas analfabetas del mundo y resulta el más explotado en trabajos precarios, de bajo nivel y de reducida remuneración, además de sufrir las consecuencias del tráfico humano y de los matrimonios forzados, entre otras lamentables prácticas.

Y la gravedad de la situación es mayor debido a que la violencia contra las mujeres continúa omnipresente y generalizada, como indicó la relatora de la ONU en esa materia, Rashida Manjoo.

Durante un reciente intercambio con los corresponsales en Naciones Unidas, la experta llamó a los Estados a cumplir sus obligaciones con respecto a los derechos humanos y a prevenir ese tipo de acciones, investigarlas cuando ocurran y garantizar compensaciones a las víctimas.


Víctor M. Carriba
Naciones Unidas


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario