Los Vídeos Invisibles

Hace algo así, como cuatro décadas, en el curso de una corrida de toros, el banderillero peruano José Scotto “Cucaracha”, discutió con un subalterno español de la cuadrilla de José Mari Manzanares, por el turno de “poner el par”, como se dice en el argot taurino. El hispano, amenazó “ponérselas en el bu” (infraespalda), al rimense, que le contestó: “yo te las voy a poner en la barriga”.

| 09 octubre 2011 12:10 AM | Especial | 2.5k Lecturas
Los Vídeos Invisibles 2513

- Y mientras el “mataor”, observaba con disgusto el desarrollo de la bronca lingüística, “Cucaracha” se dio maña para “ir al toro”, banderilleándolo lo mejor que pudo, ya que el bicho traía malas ideas.

Inmediatamente, el “garipullero” , corrió en pos de la barrera, fieramente perseguido por el toro.

Lamentablemente, al filo del refugio, se topó con Manzanares, quien de muy “mala leche”, le cortó la viada remoloneando.

Y entonces, el astado alcanzó a “Cucaracha” pegándole una fea cornada que le revolvió los intestinos y la vida.

En ese mismo instante, un hueleguisos malapersona que vivía de mermelear a los toreros y abusar de la tolerancia y buena fe de ciertos periodistas, voló a la cámara que grababa las incidencias de la corrida y arranchó el vídeo que al atardecer vendió a muy buen precio, para solventar sus vicios de licor y otras porquerías.

“Cucaracha” llegó al quirófano más muerto que vivo y gritando “¡me ha matao el toro!” y sólo la genialidad del cirujano Marino Costa, “auxiliado por la sabiduría de Dios”- según comentó en un reportaje – logró salvarle la vida.

La temporada siguió “avante y corniveleta”, como los toros negros de la desgracia que se canta en coplas sevillanas.

No hubo investigación ninguna y por lo que pude saber, el famoso vídeo voló a España, convirtiéndose en “invisible” para siempre.

Hoy, el miserable del cuento, ya no está en este mundo, o dicho en otras palabras, el mundo se ha librado de él, Manzanares está retirado-el que viene a la Feria es su hijo- y “Cucaracha” se ha convertido en taxista y según comenta “más teme a los cogoteros de medianoche, que a los toros que banderilleó en sus mocedades”.

-Pero como ustedes NO saben, la Historia, tiene la mala costumbre de repetirse, para bien o para lo otro.

Ahora, se trata de jóvenes pandilleros adinerados que poseídos de un extraño delirio, asesinaron sin piedad a un incauto hincha de un equipo contrario al de sus preferencias.

¿Y saben qué? El vídeo que registra el instante preciso en que Walter Oyarce es precipitado a la muerte por sus enajenados victimarios, no aparece por ninguna parte.

Pero, respecto a este documento videográfico yo puedo decir dos cosas.

Primero que debe ser carísimo y probablemente, ya esté vendido.

Y segundo, que casi seguramente se convertirá en tan invisible, como el de la cruel cornada que casi le cuesta el vivir a José Scotto.

¿Y cómo y porqué lo adivino? Porque sencillamente, más sabe “El Diablo”.

Sobre todo, tratándose de esta y otras cantadas faenotas. (Crónica Viva)


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD