Los que se fueron

En Japón, si bien el sueldo que reciben los migrantes es más alto que en otros países, los peruanos no son muy bien recibidos como creen cuando viajan en busca de un mejor futuro, señala el investigador danés Karsten Paerregaard, autor del libro “peruanos en el Mundo. Una etnografía global de la migración”.

| 27 mayo 2013 05:05 AM | Especial | 2.2k Lecturas
Los que se fueron
Estudioso danés publica libro sobre los peruanos que emigran al exterior, que suman millones repartidos por el mundo.
2252

“Los peruanos de origen japonés se equivocan cuando creen que por tener esas raíces serán acogidos mejor; la población nativa considera a los extranjeros como una especie extraña. Si bien los peruanos se adaptan con más facilidad al país receptor que otros migrantes, sufren por problemas de integración, sobre todo en Japón”, señala el autor del texto recientemente editado y publicado por el Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

El especialista precisa que “cuando un peruano me pregunta dónde irse para buscar un futuro mejor, siempre digo Estados Unidos porque es el país que ofrece las mejores posibilidades en cuanto a trabajo y estudios, pese a que los sueldos más altos los paga Japón, pero ahí es más difícil integrarse”.

Paerregaard llegó al Perú por primera vez durante el gobierno velasquista, interesándose desde entonces por la cultura y el mundo andino y sus comunidades, por lo que regresó en diversas oportunidades. Radicó primero en Huancayo donde su Universidad le entregó el título de profesor honoris causa y después en Arequipa. “Lo que me motivó a estudiar la migración interna y después la externa”.

Para plasmar en el texto el sentir de los peruanos en el exterior, el especialista vivió con ellos en ciudades de cuatro continentes, principalmente en Estados Unidos, España, Japón y Argentina.

BUENOS MIGRANTES

En otra parte de su texto refiere que “Los peruanos son muy buenos migrantes, en el sentido que se atreven a viajar por todo el mundo a destinos completamente desconocidos; además toman cualquier trabajo y no hacen muchos problemas en adaptarse y, aunque muchos sufren por extrañar su país de origen, la gran mayoría se queda en el lugar que escogió para laborar”.

Paerregaard expresa haberse encontrado con migrantes peruanos de todos los colores y descendencias, lo que es olvidado en el exterior “aunque a la vez se crean nuevas relaciones de desigualdad de modo que en la diáspora peruana los migrantes siempre inventan nuevas formas de distinguirse entre ellos”.

En otra parte de su texto aseguró que los peruanos ya no migran como antes por la bonanza económica que pasa el Perú. “Por ejemplo, una empleada doméstica ahora puede ganar casi lo mismo en Lima como en Santiago o Buenos Aires y países como España e Italia que hasta hace poco recibían gran número de peruanos se encuentran en una crisis económica severa, además que cada día es mas difícil viajar en forma ilegal a los Estados Unidos”.

El profesor danes precisó que ya no hay mayores motivos para emigrar “más bien cada día llegan más extranjeros al Perú para ganar dinero y buscar un mejor futuro, en otras palabras el Perú está cambiando de ser un país de emigrantes a ser un país de immigrantes como era hasta hace menos de cien años, la cuestión es cómo los peruanos reaccionarán frente a la nueva inmigración de extranjeros después de la experiencia de haber sido un país de emigrantes, eso debe ser el tema de un nuevo estudio antropológico”. Aunque hay estadísticas que indican que la emigración sigue siendo alta.

Denis Merino

Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD