Los ríos profundos de Ever Arrascue

Los óleos que exhibe Ever Arrascue en la Asociación Cultural Brisas del Titicaca, tienen un lenguaje que los hermana: la presencia del Perú en la suma de sus partes, presencia que no es una circunstancia aislada, fortuita o coyuntural, sino fruto de una cosecha indesmayable, permanente que viene de lejos, “antes de llegar ya estaba viniendo por muchos caminos”, dicen los antiguos pobladores andinos para explicar el entendimiento.

| 04 setiembre 2011 12:09 AM | Especial | 6.8k Lecturas
Los ríos profundos de Ever Arrascue
Homenaje a caidos de Bagua.
ARTE

Más datos

Exposición

La muestra Cascada de Colores de Ever Arrascue va hasta fines del mes de setiembre. Se la puede visitar de lunes a sábados de 12.oom. a 2.00 y de 4.00 a 10 pm. En el jirón Héroes de Tarapacá 168 (antes Wakulski).
6868

Ahí están los paisajes de su tierra, San Gregorio, Cajamarca, los músicos e intérpretes populares: el gran charanguista cervantino Jaime Guardia Neyra, Máximo Damián. conocido como el violinista amigo de José María Arguedas.

También los Danzantes de Tijeras, rostros y marchas de campesinos en un eterno peregrinaje, sobre todo rostros, miradas, ojos, rostros de esperanza, de vida, de victoria en medio de cantos y bailes, gente de la selva, “Gente de Primera Categoría” se llama uno de sus cuadros al lado de otro Bagua, que nos recuerdan momentos de atropello a nuestra dignidad.

COLOR Y TRAZO
Cuánto de sobriedad y denuncia, de mirada franca. Plenitud, belleza, alegría de vivir, sencillez, verdad, el hombre en su real dimensión, sin artificios. Personajes que convocan, que comprometen desde su presencia, desde el momento que les toca vivir.

“Hora del Hombre”, tiempo de tu historia, del instante preciso, permanente pero no detenido ni manejado por la inercia de otras voluntades. Tiempo que camina al encuentro de la historia.

Detenerse a mirar la serie de “Rostros de color” para vernos a nosotros mismos desde los lugares que alguna vez nos negaron y nos siguen negando, desde los ojos de tus ojos, desde los míos que son tuyos, miradas con dejos de esperas, de ausencias y retornos, miradas donde nacemos cada vez que se insinúa la verdad, la justa y hermosa manera de vivir con dignidad, el cuadro “Vida y Esplendor” es un ejemplo.

El color alumbra y coincide con la intención. No es color por el color, es el compromiso del color con la realidad. Es el lenguaje de la naturaleza y del hombre, es el diálogo eterno.

“Y así, en fin, el sentimiento de la naturaleza viene a ser un sentimiento de participación de la mente en la organización intelectual del mundo”, escribe el paisano de Ever Arrascue, el eminente filósofo y rector de la Universidad de San Marcos Mariano Iberico.

En este homenaje al escritor José María Arguedas, el nombre de una de sus novelas Ríos Profundos, se emparenta y complementa con el nombre de otra gran novela del mismo Arguedas Todas las Sangres, y es lo que hace Ever Arrascue, justamente en su muestra.

Son todas las sangres las que están presentes, no como un muestrario frío, de postal turística, son todas las sangres que caminan, se hacen presentes con sus tragedias, esperanzas y triunfos.

La misma muestra es un testimonio tonificante de la presencia de nuestra cultura abrazada en un encuentro que camina y se afirma a diario, no en el Perú oficial que mira al extranjero sino en el Perú infinito con sus comarcas y pueblos que es la sabia permanente del hombre en su hora actual, de revisarse y actuar sin remilgos ni justificaciones, sabiendo poner la pisada fuerte, la mirada franca y el pulso seguro para pintar el mural histórico que convoque y abrace el encuentro de todos.


Ismael Mujica
Colaborador


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD