Los mejores niños diabólicos

1. Rhoda de ‘La Mala Semilla’ (1956)
El veterano Mervyn LeRoy –el mismo de ‘Soy un Fugitivo’ (1932) y ‘Quo Vadis’ (1951)- se anotó uno de los mayores éxitos de su carrera con esta adaptación de una obra de teatro. La actriz Patty McCormack (11 años), fue nominada al Oscar por hacer de Rhoda, una niña rubia de apariencia dulce pero que es responsable directa de varias muertes dentro y fuera de su colegio. Eran los años de la censura y todos los filmes de Hollywood estaban obligados a castigar al mal. Rhoda acaba fulminada por un rayo.

 

| 13 agosto 2011 12:08 AM | Especial | 4.9k Lecturas
Los mejores niños diabólicos
Acaba de ingresar a la cartelera ‘La Noche del Demonio’, cinta de terror con niño poseído en medio. Oportunidad para recordar a los infantes más siniestros del cine.
4955

2. Los albinos de ‘El Pueblo de los Malditos’ (1960)
Uno de los clásicos más insólitos del género fantástico es este filme inglés de serie B, dirigido por Wolf Rilla. Un buen día, los habitantes de Midwich caen al piso inconscientes, sin ninguna explicación de por medio. Semanas después, otro misterio: todas las mujeres de Midwich aparecen embarazadas. Pronto el pueblo se llenará con niños albinos de ojos azules, los mismos que además de ser increíblemente inteligentes, no muestran ningún rastro de sentimiento y matan a cualquiera que les cause problemas.

3. Regan de ‘El Exorcista’ (1973)
A los 13 años, Linda Blair se convirtió en estrella y su rostro estaba en todos lados, pero su cabeza no miraba necesariamente en la misma dirección que sus pies. En la pantalla grande, Linda Blair interpretaba a Regan, una dulce niña que se transformaba en una horripilante criatura por obra y gracia de Lucifer, hasta que su mamá (Ellen Burstyn) acudió a la iglesia católica en búsqueda de exorcistas. Pero el daño ya estaba hecho: la vuelta de cabeza de 360°, el vomito verde, el crucifijo profanado…una villana de temer.

4. El Bebé de ‘El Monstruo Está Vivo’ (1974)
Una cinta subversiva de terror, de esas que Hollywood se atrevía hacer en la década de los 70, ‘El Monstruo Está Vivo’ es la alucinante historia de un recién nacido que escapa del hospital y sale a matar gente. El instinto asesino de este bebé mutante –cuyo físico es ocultado hasta el desenlace- solo puede ser explicado por las pastillas anticonceptivas que solía tomar la madre. El director y guionista Larry Cohen retomó a la criatura en dos secuelas menos exitosas. En 2008 se hizo una nueva versión pero sin ningún interés.

5. Damien de ‘La Profecía’ (1976)
Satán manda a su hijo a la tierra, no sin antes asegurarse de que tenga un buen hogar, con Gregory Peck y Lee Remick como padres adoptivos. Ellos ni se imaginan que su querido Damien es el anticristo (lleva en su cabeza la marca de la bestia) y que nada ni nadie se interpondrá en su camino, hasta que la humanidad se rinda a sus pies. ‘La Profecía’ está llena de imágenes inquietantes, como el suicidio de una mujer en una fiesta infantil, pero sin el niño Harvey Stephens como Damien, no habría sido lo mismo.

6. Michael Myers de ‘Halloween’ (1978)
Aunque solo aparezca por breves segundos (su única escena está filmada con cámara subjetiva), el niño Michael Myers ya tenía una especial afición por los cuchillos de cocina, y no tenía mas de 6 años cuando usó uno de estos ellos para matar a su hermana. Todos sabemos que este pequeño psicópata creció para convertirse en el protagonista de una de las franquicias más taquilleras del cine de terror. La obra maestra de John Carpenter fue rehecha en 2007 por Rob Zombie, con resultados artísticos estimables.

7. Los mutantes de ‘The Brood’ (1979)
Conocida en España como ‘Cromosoma 3’, este notable filme de David Cronenberg es uno de los puntos más altos de su etapa gore, antes de convertirse en el aclamado autor de ‘Crash’ (1996) y ‘Una Historia Violenta’ (2005). Inspirándose en su propio divorcio, Cronenberg imaginó la historia de una pareja separada, donde el marido es un psiquiatra que somete a su mujer a una terapia especial que termina creando unos engendros mutantes que ejecutan los deseos asesinos de la madre. Escalofriante y filosófica.

8. Henry de ‘El Ángel Malvado’ (1993)
Macaulay Culkin se hallaba en la cumbre de su efímero reinado en Hollywood cuando decidió continuar la saga de ‘Mi Pobre Angelito’ con el thriller ‘El Ángel Malvado’, lo que supuso un cambio de imagen radical de imagen: pasó a ser del niño engreído de los EE.UU., a un retorcido púber con vocación de asesino. Claro que sus padres viven creyendo que su pequeño Henry es un niño modelo, un derroche de bondad, algo que su primo Mark (Elijah Wood) sabe perfectamente que es una farsa. ¿Vivirá para contarlo?

9. Eli de ‘Criatura de la Noche’ (2008)
Aunque no es exactamente una “niña diabólica”, lo cierto es que la pequeña Eli califica como un monstruo, tratándose de un vampiro que se alimenta de sangre humana. Pero Eli (interpretada por Lina Leandersson) es sensible y entabla amistad con su vecino Oskar, a quien toma bajo su protección. Igual debe ser un problema cuando la menor gota de sangre puede convertir a tu mejor amiga en una asesina potencial. Este mismo personaje fue interpretado en el remake estadounidense de 2010 por Chloë Moretz.

10. Esther de ‘La Huérfana’ (2009)
Cierra el ranking una de las mejores niñas diabólicas. Esther es adoptada por un joven matrimonio que muerde el anzuelo: es encantadora, tímida, educada y con talento para las artes (toca el piano y ama el dibujo). ¿Faltaba algo más? Pues que la nena tiene un estilo particular de vestir, haciendo gala de una personalidad que muchos adultos ya quisieran tener. Pero algo malo pasa con Esther, algo muy oscuro y que pronto saldrá a la superficie. Isabelle Fuhrman (9 años) mereció ser nominada al Oscar por este papel.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD