Los integrantes del Partido

Cuando leo las declaraciones de Jorge Paredes Terry, excandidato por el Partido Nacionalista y exasesor del congresista Abugattás, realmente me espanto no por la clase de individuo que muestra ser, embarrando todo lo que pudiera estar a su alcance y convirtiendo lo que fue la esperanza traicionada de muchísima gente de hacer cambios profundos en el país, en una aparente feria de dinero,

| 04 marzo 2015 10:03 AM | Especial | 4k Lecturas
Por: Raúl Wiener
4088

Para solaz de los que deberían ser sus peores enemigos (anda asesorando a los mineros informales y buscando alianzas en la extrema-extrema izquierda, pero busca acogida en los grandes medios y la oposición de derecha), sino por la increíble capacidad de Ollanta Humala de desacertar en la selección de las personas.

Ya en el año 2006, escogió personas tan dudosas como Torres Caro, Espinoza o Meckler, sin contar el tipo de alianza superpragmática que armó con la UPP que acabó una vez elegidos los congresistas. Un día un tipo apareció por ahí diciendo que iba a matar a Vega Antonio de la UPP, y se armaron tremendos líos para estructurar las listas. Yo decía entonces que eso no era un partido sino un tumulto, pero me explicaba el fenómeno por la velocidad con la que ocurrieron muchas cosas. Hoy, fácil, se puede conseguir un precio por declaraciones de tipos que digan yo vi que este pagaba tales o cuales gastos, sin que quede claro cuál es el delito, si se toma en cuenta qué clase de poder económico está en juego y adónde quieren llevar al país en vísperas de elecciones.

Encontrarse con personas que dicen que todo era una porquería y yo era parte de ello, es algo que lleva muy lejos la crisis de la política en el país. ¿Qué se quiere decir? Tal vez que había un torrente de dinero y que todos estaban metidos en esto. La mejor forma de exculpar a la Confiep, la gran prensa, la tecnocracia, que se apoderaron del triunfo popular de junio de 2011, con la rendición de Humala.

Si todo el problema del nacionalismo fuese cómo se financió antes de llegar al poder, con todas las insinuaciones que caben detrás de ellos, entonces unos habríamos estado realmente despistados y otros habrían seguramente querido participar aún más de lo que pudieron hacerlo y estarían trabajando su venganza.

No estamos hablando en lo que se convirtió el actual gobierno contra todo lo que había ofrecido, sino de dónde salió el primer dinero que los impulsó en las elecciones y que les permitió competir con partidos como el fujimorismo y el APRA que tampoco nadie sabe como se financian, pero que mantienen un cierto principio de lealtad (algunas de tipo mafioso) entre sus integrantes.

Hay que tener mucha atención a la línea de crisis política a crisis moral que estamos atravesando, porque puede llevarnos a cualquier parte.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital