Lo que sabe un bruto

Una tupida collera de sabios, se quedó petrificada, ante la imposibilidad de concentrar diversos haces de luz en uno solo, lo que a la larga, resultaría en la invención del láser, increíble rayo súper utilizable, tanto para maniobras de alta cirugía, cortar metales durísimos, o matar gente a distancia y sin lugar a reclamo.

| 13 mayo 2012 12:05 AM | Especial | 1k Lecturas
Lo que sabe un bruto 1088

Y entonces pues, en medio de discusiones ultra cultas, einstenianas y esotérico-cuchufléticas, el modesto barredor del laboratorio, que andaba por ahí, sugirió que el asunto podía resolverse,”poniendo un cristal recortado en prisma, conforme hacen los niños en el colegio para descomponer la luz solar y jugar al Arco Iris”.

A continuación, los supersabios, tragándose su doctoral orgullo y empleando un rubí-para hacerlo más fino- terminaron poniendo a punto “El Rayo Láser” que es una de las tantas maravillas de la ciencia moderna, siguiendo el sabio consejo de un pata sin carpeta alguna.

Y sobre la suerte del mencionado, no me pregunten, porque ya debe haber mancado en algún asilo de ancianos, como dispuso su suerte, con remate de asalariado anonimato y entierro de quinta sin camulengos de Agustín Merino, ni lloronas contratadas, porque así es la muerte, mi respetable público.

El propio tío Einstein, reconoció a su tiempo, “sólo haber mejorado” la propuesta de Enrico Fermi y “otro profesor judío”, para alcanzar la desintegración del átomo que hizo chicharrón a millones de pobres ponjas en Hiroshima y Nagasaki, motivando que el “divino” Emperador Hirohito, se dirigiera radialmente por primera y única vez a sus súbditos, para decirles:”en vista del salvajismo de los norteamericanos, he decidido detener la guerra”.

Acto seguido envió a sus principales ayayeros vestidos de frac y tongo putanté, a firmar la rendición incondicional del Imperio del Sol Naciente, a bordo del portaaviones “Saratoga”, antes que los gringos le reventaran la tercera bomba en la mera cresta del sagrado Fuji Yama, conforme le habían ofrecido gentilmente.

Y todo este circunloquio me vale para anunciarles, mismo Nostradamus chicha, que llegará el día en que se firme el acta de defunción de lo que va quedando de nuestros viejos, desfasados partidos políticos de los cuales, sólo sobrevivía hasta hace poco, la locomotora PAP y su tren eléctrico “Caballo Loco”.

Es decir, finalmente, al peruvian populorum, le habrá llegado al apéndice innombrable, el cuento de corrupción y empezará a escuchar propuestas tecnocráticas de grupos empresariales, sujetos a revocatoria si no funcionan, mediante una reforma constitucional, aunque se muera de pura pica Martha Chávez.

Claro. Siempre se guardará como reliquias a los palabreadores presuntuosos y quizás hasta los exhibamos como curiosidades turísticas, o los hagamos participar, en graciosos happenings que rememoren sus gloriosos mítines de “maquinitas”, banderolas y cachiporras.

También podrán protagonizar programas de TV, como por ejemplo,”Los Chistosos” o algunas teleseries inteligentemente realizadas por Efraín “Betito” Aguilar o mi amiga Michelle Alexander.

Pero hasta ahí nomás.

Habrá que elegir, claro, a cierto personaje discurseador y cara fresca, para ceremonias, desfiles y entierros protocolares. Pero el manejo del país, quedará definitivamente en manos de gente seria, tecnócratas debidamente capacitados y severamente vigilados por una verdadera contraloría.

El narcotráfico, empezará a combatirse por donde nunca quisieron hacer los gringos. Es decir, por los grandes depósitos y transferencias a cargo de los bancos, así como por los directorios de grandes corporaciones de aviación, hotelería, casinos y transporte marítimo. Por ahí está la pepa.

Tarde o temprano, deberá optarse por la legalización de las drogas, bajo un impuestazo de la gran seven, y la estructural reforma de la legislación al respecto.

Y lo mismo deberá hacerse con la pena de muerte, antes que la criminalidad se devore el país completo, como ya ha empezado a suceder en Trujillo y Chiclayo, por ejemplo.

Un eventual intento de volver a las andadas politiquerías, será severamente reprimido mediante una simpática temporada de reencauche mental en el “Larco Herrera”, con Cayo Pinto de asesor ad honorem.

Y estas ideotas, no son mías. Se las he pirateado a “Palito” Ortega, quien algo sabrá del asunto, ya que de mosaico de cafetín, supo pasar a exitoso compositor de temas populares, rematando la faena como gobernador de su provincia con reelección recontravotada para que sufran los envidiosos. Y eso, que el pata, de carpeta, tuvo muy poco.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario