Las idas y vueltas del gasoducto del sur

En los últimos 12 meses se pasó de la colocación del primer tubo para la construcción del Gasoducto Andino del Sur, concesionado a Kuntur, al etanoducto por la costa y ahora el Gasoducto Sur Peruano, financiado por el Estado y un privado que no sería Kuntur.

| 29 diciembre 2012 12:12 AM | Especial | 2k Lecturas
Las idas y vueltas del gasoducto del sur
2012, AÑO DE INDECISIONES

Más datos

Hoy es un día especial porque es el inicio de la obra más grande de la historia del Perú y de Latinoamérica, el Gasoducto Andino del Sur… los trabajos de Kuntur se iniciarán en el mes de abril y unirá la Selva, Sierra y Costa del país y concluirá con la construcción de un polo petroquímico”, declaró el ministro Jorge Merino, el 29 de marzo.

El proyecto de Kuntur (Gasoducto Andino del Sur) es privado y tiene su propia fuente de abastecimiento en el lote 57 (Repsol) y en el 58 (Petrobras). Tiene su propio tiempo de financiamiento y dentro del marco legal dependerá de ellos continuarlo o no”, dijo el ministro Jorge Merino, el 6 de diciembre.
2050

Al iniciar este año el gobierno de Ollanta Humala apostaba sus cartas a la construcción del Gasoducto Andino del Sur (GAS), hasta el 29 de marzo todo andaba bien. Ese día el presidente Ollanta Humala, acompañado de casi la totalidad de su gabinete ministerial, colocó la “primera piedra” para la construcción del GAS en la provincia cusqueña de La Convención (zona que alberga el gas natural de Camisea).

Con la colocación del primer tubo en La Convención se esperaba se concrete el ofrecimiento del presidente Ollanta Humala de llevar el gas de Camisea hacia las regiones del sur del país. El GAS tiene previsto transportar gas seco y líquidos de Camisea a 16 ciudades distribuidas entre las regiones de Cusco, Puno, Moquegua, Arequipa y Tacna.

“Este es un proyecto real que va a cambiar no solo la vida del Cusco, sino del país y, particularmente, del sur”, declaró el presidente Humala en el “inicio” de obras del GAS en La Convención.

Hasta este momento la relación entre el gobierno de Ollanta Humala y el concesionario de capitales brasileños Kuntur, respaldado por Odebrecht, era de lo mejor. El GAS iba y el Estado brindaría un crédito puente por US$ 1,200 millones, que servirían para tender las tuberías de Camisea a Quillabamba.

El objetivo del crédito puente, que fue aprobado por el Congreso de la República, era apresurar la construcción del GAS.

La meta era bancarizar el GAS, pues Kuntur necesitaba aproximadamente US$ 5,500 millones para la construcción de su gasoducto.



DEL GASODUCTO AL ETANODUCTO
Todo estaba listo para concretar la construcción del GAS (Gasoducto Andino del Sur), proyecto que se inicia el 2008 cuando Kuntur obtiene la buena pro; sin embargo el mensaje a la Nación del 28 de julio traería sorpresas. El GAS pasaba a un segundo plano, el Estado ya no financiaría su construcción y por el contrario, lanzó la construcción de un etanoducto que iría por la costa y otros ductos con el argumento de seguridad energética.

Uno de Pisco (Ica) a la costa sur para trasladar etano. Otro de Camisea a Quillabamba (Cusco), que operaría como repuesto al gasoducto de Lima y del que depende el 40% de la energía del país. El Ejecutivo oficializó estas intenciones días después con el proyecto de ley 1396, pero con un añadido: consignó un ramal a Cusco y Puno.

“Anuncio la presentación al Congreso de un proyecto de ley que habilita la convocatoria a una licitación internacional y el financiamiento para la construcción del ducto de líquidos de etano, que partirá de Pisco, para empezar a materializar el polo petroquímico”, fueron las palabras de Ollanta Humala en su mensaje a la Nación el último 28 de julio, anunciando la construcción de un etanoducto por la costa.

En su mensaje también se refirió al gasoducto de Kuntur: “Nuestro interés es participar en ambos (proyectos de Gansur y etanoducto), solo que ahora en el Gasoducto Andino del Sur vamos a participar, pero no dando crédito sino de otras formas, coadyuvando, y eso lo estamos conversando con Kuntur”, dijo el mandatario.

Pero, ¿por qué el Estado decidió no seguir apoyando el Gansur de Kuntur? Según explicó el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino Tafur, la razón principal por la que el Gobierno decidió no entregar el crédito puente previsto para la ejecución del Gasoducto Andino del Sur, fue que la valorización de la inversión por parte del concesionario no estaba lista y que requería nueve meses más para ello.

Para Merino, lo que está haciendo el Gobierno con el nuevo proyecto presentado al Congreso, es acelerar el proceso de llegada del gas natural al sur del país, de manera que empiece a ejecutarse al menos en su primer tramo.

El anunciado ducto costero, que traerá etano de Pisco a los puertos del sur, tenía varios cuestionamientos, además de carecer un sustento técnico y económico. Estos dos estudios fueron pedidos por el Congreso de la República al Poder Ejecutivo, empero el ministro Jorge Merino nunca envió los mencionados documentos.

Para diferentes especialistas, el etanoducto costero era un proyecto inviable y sin ningún sustento técnico y financiero. “Al etanoducto no le veo ni pies ni cabeza, pues si tenía el etano en Melchorita (Pisco), para qué voy a trasladarlo 800 kilómetros hasta el sur (Ilo), en un ducto que se tiene que construir, ¿quién va a querer pagar este sobrecosto?”, cuestionó en su momento Aurelio Ochoa, expresidente de Perupetro y especialista energético.

También se cuestionó que con el etanoducto ya no sería viable el GAS, pues le quitaría mercado. “El proyecto del etanoducto planteado por el gobierno no es factible. Este proyecto (etanoducto) prácticamente anula la viabilidad del Gasoducto Andino del Sur, porque el mercado peruano no da para dos polos petroquímicos. A duras penas da para uno”, apuntó el exministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi.

Ante las duras críticas, el ministro Merino aseguró que “el proyecto del ducto de etano no excluye de ninguna manera el proyecto GAS, ya que vienen de diferentes fuentes: el primero se proveerá de los Lotes 56 y 88 de Camisea y el Gasoducto Andino del Sur (Kuntur) se proveerá de los Lotes 57 y 58 prioritariamente”.

Incluso el propio Presidente Humala Tasso salió al frente para defender el etanoducto. “El GAS (Kuntur) va de todas maneras. Este proyecto no va en contra del ducto de etano, sino que más bien es un complemento”, declaraba el mandatario a finales de setiembre.

Pese a la decisión del gobierno de no brindar el crédito puente al GAS, los ejecutivos de Kuntur afirmaron que la empresa continuaría con el proyecto, ahora solo, pues ya habían invertido aproximadamente US$ 100 millones en los estudios de impacto ambiental y de ingeniería, que ya estaban aprobados.

Para continuar con el GAS, Kuntur pidió al gobierno le otorgue la concesión de líquidos de gas natural, ya que en el contrato firmado con el Estado solo se autorizó transportar gas natural seco. A la fecha la adenda no se firma.

Y AHORA EL GASODUCTO SUR PERUANO
Transcurridos cuatro meses desde el 28 de julio cuando el Presidente Humala Tasso anunció la construcción del etanoducto, el 4 de diciembre el ministro Jorge Merino se presentó ante la Comisión de Energía y Minas del Congreso para sustentar el proyecto de “Ley que afianza la seguridad energética y promueve el desarrollo del polo petroquímico en el sur del país, creando el Gasoducto Sur Peruano (GSP) que tiene el mismo trazo que el GAS de Kuntur.

De esta manera, el gobierno descartó la construcción del ducto de etano por la costa para abastecer al futuro polo petroquímico en el sur del país, y ahora se hará a través del Gasoducto Sur Peruano.

Para diferentes especialistas, si el etanoducto representaba un problema para el GAS de Kuntur, con el lanzamiento del GSP se liquida el GAS de Kuntur; empero el ministro Merino rechazó estas conclusiones y dijo que GAS es un proyecto privado que su continuidad depende de Kuntur.

“El proyecto de Kuntur (GAS) es privado y tiene su propia fuente de abastecimiento en el lote 57 (Repsol) y en el 58 (Petrobras). Tiene su propio tiempo de financiamiento y dentro del marco legal dependerá de ellos continuarlo o no”, resaltó el ministro.

A diferencia con el proyecto del etanoducto que el gobierno lo lanzó sin consultarlo con los gobiernos regionales del sur, el proyecto del GSP sí nació de un consenso entre los dos niveles de gobierno.

Para defender el GSP, el ministro del sector, Jorge Merino, argumenta que el nuevo proyecto no requiere de nuevas reservas certificadas (6 TCF) para financiarlo (bancar) ni asegurar un 85% de capacidad contratada del ducto (de 1,050 millones de pies cúbicos diarios) como se exigía para el GAS, cuyo periodo de financiamiento, además, era de 18 meses.

Sin embargo, no todo es color de rosa. En el sector de hidrocarburos consideran que la aprobación del estudio de impacto ambiental (EIA) del nuevo gasoducto, demanda en el mejor de los casos año y medio, plazo que puede aumentar si se aplica la Ley de Consulta Previa.

Además, se necesita otro año para los permisos y licencias, y al menos de tres a cuatro años para construir el ducto. Es decir, completar el GSP demoraría aproximadamente seis años.

La intención del gobierno es adelantar cuanto antes este proyecto (porque “de lo contrario será el próximo gobierno el que goce de los resultados de su construcción”), en la licitación pública por el GSP, que estará a cargo de una comisión especial de ProInversión. Uno de los aspectos que más se valorará será el plazo de ejecución. A menor plazo, mayor puntaje para el postor interesado.

Frente a ese panorama, los nuevos postores tendrán que encontrar la forma de acortar los plazos, si quieren ganar la licitación. La mejor opción sería, según la fuente, hacerse del EIA ya aprobado que tiene Kuntur.

Para lograr ese objetivo se tendrían dos caminos: negociar la compra del estudio de impacto ambiental con dicho consorcio, o buscar la asociación con Kuntur para participar juntos en la licitación.

En conclusión, en tan solo 16 meses de gobierno del Presidente Ollanta Humala, cinco proyectos han sido planteados por el Ministerio de Energía y Minas para masificar el consumo de gas natural en el sur del país.


Wilder Mayo
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.0725941658