Las galletas Chaplin

Allá en los gloriosos tiempos en que amarraban a los perros con salchicha y los “children garden”, se llamaban “parvuliches”, el lonche de los que entonces éramos desasnables flacuchos muchachitos, se nutría de chocolatines “Láuper” que distribuía la fábrica “El Tigre” de la familia Ravettino y, sobre todo, de las deliciosas galletitas “Chaplin”, hoy redescubiertas, por la simpatiquísima Geraldine que está visitando Lima.

| 21 agosto 2011 12:08 AM | Especial | 7.3k Lecturas
Las galletas Chaplin
EL OJO HUMANO

Más datos

En nuestro amado country, se sigue creyendo que “Dios es peruano” y, por lo tanto, la crisis mundial no nos tocará un pelo, conforme augura el inédito precio alcanzado por el oro en los mercados internacionales.
7340

Ambas inolvidables golosinas, podían adquirirse, optativa y unitariamente, en el chino de la esquina a un “chico” (un centésimo de sol) el chocolate y a un “gordo” (dos centavos de sol) la galleta, precios que aparte de no representar carga alguna para el presupuesto familiar -ciertas señoras “hacían la plaza” con un sol diario- reflejaban el nivel de la economía peruana de entonces, al punto que los viejos limeños comentaban con orgullo a la hora del trago, refiriéndose a las L/P (Libras peruanas): “a la par con Londres, hermanito”, o en otras palabras: “en paridad con la Libra esterlina” de los ingleses, porsiaca.

-Felices tiempos en que el Perú vivía los estertores de la exportación del guano, algo de algodón, un trocito de caña y, como siempre, de la venta al extranjero de sabrosos “commodities” (materias primas, principalmente, metales), en tanto las “monedas fuertes”, imponían sus términos a través del “Promedio Dow Jones”, que publicaba diariamente “El Mercioco”.

-El dólar -para no ir más lejos- se cotizó a S/.6.50, desde que yo era enano, hasta que ingresé a San Marcos.

Y estamos hablando de un ciclo de veinte años, más o menos.

MERCADO SACROSANTO
A partir de 1,945, según Joseph Stiglitz, Premio Nobel, exalto funcionario, actual disidente del FMI y el Banco Mundial y sus tesis neoliberales, la economía mundial se embarcó en teorías librecambistas de Adam Smith, el monetarismo de Milton Friedman y otras monsergas que culminaron encumbrando al sacrosanto mercado como “la mano mágica” capaz de “moverlo todo” mediante la invencible estrategia de “la oferta y la demanda”, sin considerar los factores sociales o psicológicos que, de un modo u otro, “dividen la torta” de manera que el 15% de los invitados se come el 85%, en tanto un 85% de desventurados, malvive a diferentes niveles de hambruna, desempleo y desesperación, lo cual desemboca, “grosso modo”, en lo que se llama pobreza, con las evidentes secuelas de desnutrición, ignorancia, prostitución y todo género de violencias, amén de delitos de astucia y robo.

Pero resulta que la Historia es cruel y, generalmente, no gusta de los “happy ends”, soñados por los teóricos de la economía mundial.

Y conforme podemos ver a través de los dramas que viven Grecia, España, Italia y otros países de Europa, como por ejemplo Gran Bretaña que está a punto de estallar, si no ha estallado ya, al momento de escribir estas líneas, las famosas teorías no funcionan o, sencillamente, funcionan para mal.

Lo del Cuerno de África, Haití, la tragedia horrenda de Somalia y el desbarajuste de la llamada “Primavera Árabe”, representan, en bloque, un pavoroso grito de auxilio, una llamada al orden para los teóricos del mercado y el denominado “neoliberalismo” imperante y, ahora, severamente cuestionado, fíjese usted.

CHINA
Algunos observadores documentados -incluidos dos o tres Premios Nobel en Economía- creen ver en el recientemente disfrazado “crac” de la economía norteamericana, el principio del fin de este imperio guerrerista, cuyos enunciados, valores y principios, parecen haber entrado también en crisis irreversible.

Los proyankis -que también existen y opinan, cómo no-, sostienen, en cambio, que siendo tan amplia y diversificada la economía norteamericana, y aunque Obama ya no esté para cuando esto suceda, en algún momento, “las cosas volverán a la normalidad”.

-De cualquier manera, no deja de ser un preocupante síntoma sociológico que el modelo que se plantea como alternativa mundial se oriente a la China, de tradición maoísta, partido único y modales poco democráticos, y políticas laborales que recuerdan a la Europa preindustrial, por decir lo menos.

Dicho Gigante Asiático, -segunda economía mundial- es el principal tenedor de los bonos soberanos de Estados Unidos, además de otros “papeles de deuda externa” y ya hay quienes aventuran que pronto el “yuan”, se convertirá en referente monetario para el mundo entero, en detrimento del rol cumplido hasta hace poco por el dólar que continuará devaluándose con respecto a todas las demás monedas.

¿DIOS ES PERUANO?
En nuestro amado country, se sigue creyendo que “Dios es peruano” y, por lo tanto, la crisis mundial, no nos tocará un pelo, conforme augura el inédito precio alcanzado por el oro en los mercados internacionales.

Y es que, curiosamente, éste es un país, donde hasta lo increíble puede suceder en cualquier rato, conforme lo evidenció Don Dionisio Romero, al declararse nada menos que “socialista”, en un reciente reportaje publicado en el subdecano. Y lo dijo, como quien se come una galletita “Chaplin”, ahora embolsada y comercializada por una de sus numerosas empresas de chizitos y aguas endulzadas.

En lo que a mí respecta, frente a tal dicho, y fallecido ya el genial “Sofocleto”, ahora ya sé quién es el más grande humorista de este (perro) mundo.

Y es que en mi caso no hay dudas, pues, como suelo decir: Más sabe El Diablo, mi estimado.


César Augusto Dávila
Crónica Viva

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD