Las drogas

Si de verdad, de verdad, a la franca, los angurrientos gringos quisieran terminar con la droga, o ganar la supuesta guerra que dicen mantener contra la citada lacra, hace tiempo que hubieran investigado las “black windows” (ventanas negras) de su sistema bancario poniendo así sobre el tapete, el gigantesco lavado de dinero que realizan a diario, cadenas hoteleras, líneas aéreas, navieras, casinos, empresas cinematográficas y otras tangas, sin que nadie mueva un dedo, en torno a la “Ingeniería Financiera” que convierte en “limpios” miles de millones de dólares del money más sucio del mundo, año tras año.

| 08 julio 2012 12:07 AM | Especial |  1.9k 
Las drogas 1975  

Saben que si lo hacen, se les cae el negocio grande de un solo tiro y no les queda dolaraje ni para financiar una cochina guerrita contra cualquier republiqueta, cuyas ruinas luego “reconstruyen” a precio de oro, Cheney y otros “big monkeys” asociados a quien esté mandando para el momento, en la Casa Blanca. Y Obama que no se haga, que ya se le está notando mucho… ¡Oh My God!

Porque la verdad del narcotráfico y su siniestro poder, no está en el miserable paquetero de cualquier esquina, o el bussines de la tía que presta su casa como fumadero de porquerías. No, pues.

El negocio verídico y multimillonario, lo manejan los cárteles de USA, Colombia, México, Rusia, China y la cofradía gusano- miamense que también tiene lo suyo, amén de los peruvian narcos.

Una cosa es el zarrapastroso paqueteo de coca, pasta o marimba y otra, el negociazo de exportación de toneladas de clorhidrato, que jamás podría salir de los puertos de no contar con la poderosa colaboración de altos funcionarios, tipo “Tío Vlady”.

De la Selva a la Costa, hay “cargas invisibles”, por cuya “no revisión”, ”los tíos” pagan cien mangos por puesto policial, por lo “revisable” se paga veinte maguitos nomás y si no, pues, cómo sería ¿No?

Y nuestro caso no es exclusivo ni excluyente. El reciente historial policíaco de diversos países, está lleno de “Zares Antidroga” finalmente descubiertos como “capos di capos” de la cochamba.

Cierta noche de 1963, el Perú se quedó sin detectives en un abrir y cerrar de ojos, cuando el FBI, informó al General Velasco que los encargados de combatir el tráfico de cocaína, se habían convertido paradójicamente en una eficaz y muy rentable organización exportadora de dicho material ya procesado.

Algunos investigadores de alto rango, fueron presos y la firma “Conulsa” -que era su fachada- fue disuelta en menos de lo que canta un loro. Pero otros gallos se encargaron y el cuento siguió andando.

Y algún día se sabrá quién es el men de ahorita mismo. Y entonces, nos quedaremos con la boca abierta.

Algo de eso, se anuncia en la más reciente novela de Frederick Forsyth, famoso autor de “Chacal”, “Los Perros de la Guerra” y otros best sellers de la gran siete.

Hace ya, más de treinta años, el Premio Nobel y “Padre del Monetarismo”, Milton Friedman, preguntó en una rumbosa conferencia internacional: ¿Y finalmente, qué es la droga?... ¿Algo que se compra y se vende, no?-Entonces, añadió: “sometámosla a las leyes del mercado, apliquémosle los impuestos de ley y se acabó el problema”.

-Naturalmente, nadie le hizo caso, pues aunque los políticos del Tío Sam, afirmen públicamente lo contrario, resulta muy difícil creer que quieran quedarse sin la gigantesca mamadera que representa tan vilipendiado -pero muy ricachá- enjuague de todos los días, naturalmente, con sus noches.

Los mexicanos decidieron un día, combatir el narcotráfico al estilo charro y le entraron a balazos a las huestes del “Tigre”, “El Chapo”, “La Barbie” y otros nenes que respondieron al reto, armándose hasta los dientes y cantando sus hazañas en narcocorridos,“cuerno de chivo” (AKM) en mano, a veces enchapado en oro 18 K. y aterrorizando a Ciudad Juárez, Tijuana y otros puntos, ametrallando a quienes les da la gana y arrojando las cabezas de policías y periodistas que se atreven a pararles pleito. Y no hablemos de las “adelitas”, que son secuestradas, violadas, torturadas y finalmente asesinadas, como quien se divierte al paso, por estos desalmados.

Y el resultado, ya va marcando algo así como 40 mil muertos, en tanto, nuestras fuerzas policiales juegan a perdedores en el Vrae y Colombia no sabe qué hacer con narcos y alquilones de la FARC, desde hace más o menos 45 años.

Y el narcotráfico, no sólo empelota a nuestra vieja hoja sagrada, no. También juega con la amapola, que no es un canto para tenores, sino el insumo principal del opio y la heroína inyectable que tanto gusta a los gringos.

Y en la antigua Birmania, existe “El Triángulo Dorado”.Un territorio, dominado por auténticos Señores de la Droga, que cuentan con ametralladoras, instalazas y un ejército fanatizado para defender sus multimillonarios intereses.

De manera pues, que si ustedes quieren creer en discursos y pretendidas “guerras antidrogas”, no seré yo quien intente sacarlos de su error. Lo que sí quisiera dejar escrito, es que el tema está muy lejos de haber sido encarado con eficiencia y verdad.

Mientras tanto, el negocio más canalla-fabuloso y corruptor de nuestra historia, sigue avanzando y carcomiendo lo que queda de tejido social, en el mundo entero. Y es algo que amenaza tomar el poder político de donde quiera, cualquierita de estos días, más allá de discursos, campañitas y otras pipilinwetas.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.