La pareja en caída libre

El presidente Ollanta Humala y su esposa siguen cuesta abajo, según la encuesta de GfK publicada ayer por La República. Humala pierde cinco puntos en un mes: pasa de 26 a 21 por ciento de aprobación. Nadine Heredia cae siete puntos: de 28 a 21 por ciento. Deshonroso empate de la pareja presidencial.

| 23 febrero 2015 01:02 PM | Especial | 5.3k Lecturas
La pareja en caída libre
La pareja en caída libre
Por: César Lévano
5304

También la desaprobación sube para ambos: de 70 a 73 para Humala, de 69 a 74 para la señora Heredia.

Una señal de alarma para Palacio es que la desaprobación es uniforme en todos los niveles sociales: 76 por ciento en el AB, 75 en el C (el mayoritario) y 73 en los sectores más pobres, D y E.

La encuesta se realizó entre el 14 y el 18 de enero, es decir, pocos días después del diálogo palaciego, que acaparó espacios en el poder mediático. El 45 por ciento de los encuestados consideran que el diálogo no sirve para nada.

El 8 de febrero, un día antes del conversatorio, señalé en esta columna el carácter engañoso de este. Se había excluido meticulosamente a los partidos de izquierda, a los organismos obreros y campesinos, a los estudiantes. Lo más probable que esa postura excluyente haya sido dictada por la primera dama del neoliberalismo peruano. Puedo jactarme de haber previsto el carácter de farsa que tuvo esa reunión, a la que no acudieron ni el Apra ni el fujimorismo, a pesar de haber sido, ellos sí, invitados.

La ausencia del pueblo no ha inquietado sin duda al gobierno. Lo que parece haberle preocupado es la inasistencia de la derecha. Eso explicaría por qué se ha producido la salida de ministros que la derecha detestaba. El Apra y el fujimorismo no necesitan visitar Palacio para ganar puntos y eliminar ministros.

En la víspera del diálogo pedí que la gran auspiciadora de ese encuentro, Nadine Heredia, explicara por qué se excluía a la izquierda y a las bases sociales. También hubiera debido explicar por qué el colectivo de Ciudadanos por el Cambio, que timonea Salomón Lerner Ghitis, sí tenía asiento en la cita. Elocuentes silencios.

En los últimos días, Humala ha exhibido su mal humor por las acusaciones que pesan sobre su esposa. Ha llegado a la sorprendente conclusión de que criticar a esta significa criticar a todas las mujeres. Según esa lógica, criticar a Humala equivale a criticar a todos los varones.

Los encuestados de GfK son más sensatos: 40 por ciento opina que la investigación preliminar a Nadine Heredia es parte de la fiscalización del Estado a todos los peruanos; 47 por ciento considera que es promovida por la oposición.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital