La otra lucha por el agua

Grupos de poder que pretenden hacer negociados con el agua y están ligados a intereses extranjeros, digitan una campaña de presión que busca la privatización de Sedapal, denuncia el secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sutesal) Sergio Solórzano.

| 05 febrero 2012 12:02 AM | Especial | 2k Lecturas
La otra lucha por el agua
Grupos de poder están en campaña para privatizar a Sedapal para enriquecerse con el agua de los limeños.

Más datos

Tercerización fracasada
Igualmente señaló que un 60 por ciento de los servicios de Sedapal han sido tercerizados resultando un fracaso “estas empresas que cobran millonarias sumas a Sedapal y que no cumplen con las leyes, no tienen los conocimientos de los trabajadores que por años laboran en nuestra empresa y que conocen a fondo el funcionamiento, lo último en tercerizarse han sido las cuentas comerciales, lamentablemente de las fallas de éstas y otras surgen las quejas de los usuarios, de las que pretenden culpar a nuestra empresa”.

Son cifras mentirosas, inventadas, invitamos a que visiten nuestras instalaciones y constaten la realidad del funcionamiento de la empresa, hemos enviado cartas aclaratorias pero nada.
2026

“Es gente ligada a transnacionales a quienes solo les interesa ganar dinero y no que las mayorías tengan agua a precio cómodo como sucede actualmente. En Lima se cobran las tarifas más bajas de todo Latinoamérica, lo que no sucedería si triunfara esa campaña difamatoria, pues las tarifas subirían enormemente” señala.

Dice que buscan la privatización tanto la empresa española Aguas de Barcelona, expulsada de otros países como Argentina por su fracaso en la administración de los servicios de agua, que tuvo que regresar al Estado, como la peruana Graña y Montero, entre otras. “Esta última pretende seguir con los grandes negocios, como en el anterior gobierno, ahora con la planta de tratamiento de aguas residuales como antes se hiciera con la Chira y Pachacútec”.

NEGOCIOS EN MARCHA
El dirigente refiere que, por ejemplo, la planta de tratamiento del Chillón se entregó a la empresa italiana Aquazul que cobra por metro cúbico tres veces más de lo que se gasta en la Atarjea y que en solo cinco años recupero su inversión y sigue cobrando gruesas sumas a Sedapal “y se le tiene que pagar así el Chillón no tenga agua”.

Menciona igualmente que la empresa inglesa By Water proyecta una planta desalinizadora de agua de mar con la que dotaría del liquido a los balnearios del sur, por una concesión otorgada por uno de los decretos de urgencia del expresidente García.

“No se tuvo en cuenta que Sedapal tiene el proyecto de construir un ramal sur con aguas de la partes altas andinas y el embalse del río Mántaro, proyecto del sabio Santiago Antunez de Mayolo, tratadas en Huachipa a un costo 10 veces menor que la desalinización. Lo que no dicen es que los costos del proyecto de By Water los pagarían no solo las familias de esos lugares sino toda la población de Lima, mientras que con el ramal sur no se aumentarían las tarifas”.

CIFRAS MENTIROSAS
En cuanto al tratamiento de las aguas residuales, Giovanna Talledo secretaria de economía del Sutesal, explica que contra la opinión de técnicos de Sedapal, del Colegio de Ingenieros de Lima, de la Universidad Nacional de Ingeniería y otros especialistas hay cinco postores, entre ellos Graña y Montero, que pretenden el negocio.

“El negocio sería doble, tanto por el tratamiento del liquido de los desagües como por el de los residuos sólidos que se utilizarían como abono. Especialistas de Sedapal han pretendido explicar públicamente que no conviene esta privatización pero el Ministerio de Vivienda se los ha prohibido”.

Solórzano califica de falsas las afirmaciones de una nota editorial de un diario local y algunos programas de TV, que afirman que el aire penetra en las tuberías del agua, que Sedapal pierde el 40 por ciento del agua.

DESPRESTIGIO
“Son cifras mentirosas, inventadas, invitamos a que visiten nuestras instalaciones y constaten la realidad del funcionamiento de la empresa, hemos enviado cartas aclaratorias pero nada. Tampoco publican sobre los 450 millones que el Estado le debe a Sedapal por el programa Agua para Todos, en el que hubo gran corrupción, ni los 180 puntos de contaminación entre Chosica y Lima por grandes industrias, algunas extranjeras, a las que en sus países no les permitirían arrojar al río desechos sin tratamiento”.

“Lo que se pretende es crear en el público una opinión contra Sedapal y a favor de lo que todavía queda por privatizar sin importar el alza de las tarifas, pero estamos seguros que el presidente Ollanta no permitirá estas intenciones, por algo ofreció en su campaña que el agua es un derecho humano y que no sería privatizada”, puntualiza Solórzano.


Denis Merino
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD