La necesidad del cambio

El surgimiento de Alan García como líder del PAP, su segunda administración –paradigma de la derecha más recalcitrante— la desafiante y descarada corrupción política en sus dos gobiernos, así como los resultados de las últimas elecciones generales –que encogieron al PAP, por voluntad popular, a su mínima expresión –, constituyen los cuatro hitos definitivos de la historia post hayista que han comprometido, grave y definitivamente, la continuidad del PAP bajo la oprobiosa y abyecta conducción de Alan García Pérez.

| 10 mayo 2012 12:05 AM | Especial | 982 Lecturas
La necesidad del cambio
A LOS 88 AÑOS DE FUNDACIÓN DEL APRA
982

Con el gobierno bastardo que presidió, avalado por la concupiscente, ilegal y cobarde dirigencia del PAP –hoy vergonzosamente atrincherada en Alfonso Ugarte desde que García hiciera pública su carta, reclamando una apócrifa renovación que tiene como únicos objetivos la prevalencia de su dictatorial control del partido y, de otro lado, su candidatura presidencial para el 2016–, y con la humillante y desastrosa derrota electoral de julio del 2011, el pueblo del Perú puso histórico fin con su voto de castigo no solamente a una era que se inició con la negra ascensión de García en 1983 a la secretaria nacional del partido de Alfonso Ugarte, sino también –arrastrado por el vitando accionar culpable de García y de la dirigencia nacional a sus pies – a un ciclo que naciera puro y sin mancha un 20 de setiembre de 1930, cuando por poder delegado, recordémoslo bien, del Comité Central Ejecutivo de la A.P.R.A. Continental en el extranjero, presidido por Haya de la Torre, se encargó al c. Luis Enríquez –portador de una credencial firmada en Berlín el 24 de febrero de ese año por el propio fundador de la APRA– (1) la creación en Lima del “Partido Aprista” como la Sección Peruana de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (A.P.R.A.), fundada un 7 de mayo, hace exactamente 88 años.

Con ese poder especial se redactó un documento específico, derrotero político e ideológico de la Sección Peruana de la A.P.R.A., denominado Acta de Inauguración de la Sección Peruana de la A.P.R.A. Continental (A.P.R.A.) (2), cuyo tenor literal –si bien es cierto debe ser actualizado, pero dentro de una moderna línea de izquierda democrática - en la praxis, como es de público conocimiento, ha sido ilegal y sistemáticamente modificado tanto por la ilegítima cúpula del PAP, así como por el gobierno presidido por el señor Alan García Pérez aliado a la oligarquía nacional, enemigos de Haya de la Torre y del histórico Comité Central Ejecutivo de la APRA Continental.

En ese sentido, la ruptura ideológica del denominado “Partido Aprista Peruano” con el proyecto político, económico y social del histórico Comité Ejecutivo Central de la A.P.RA. - que dio partida de nacimiento a su sección en el país, hoy monstruosamente deformado- es absolutamente evidente e indiscutible.

Ello se corrobora, además, con la desafiante y descarada corrupción generalizada que enloda a la ilegítima cúpula del PAP en todos sus estamentos y el sistemático asalto a los recursos del Estado por esa cofradía criminal y antipatriótica, lo que constituye un baldón a los valores éticos que dieron origen a nuestro movimiento continental y la más execrable traición a las legítimas expectativas del pueblo peruano, empezando por los que menos tienen.

En consecuencia, y sobre la base de documentos fundacionales de un movimiento –subrayémoslo- que es y nació CONTINENTAL, en lucha contra toda forma de imperialismo (hoy corporativo), por la justicia social, la reestructuración del poder político en el Perú y la reorganización de la producción, es lícito, ético y razonable declarar públicamente en este día fundacional de la A.P.R.A. la desafiliación del denominado “Partido Aprista Peruano” de los objetivos políticos, económicos y sociales del histórico Comité Ejecutivo Central de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (A.P.R.A.).

Toca al pueblo aprista del Perú y del extranjero, respetuosos de las bases programáticas y los valores morales que dieron origen a la A.P.R.A. un 7 de mayo de 1924, unirnos con coraje, decisión y renunciación a todo proyecto personal, para actuar con realismo y consecuentes con la voluntad popular claramente expresada en julio del 2011. No con un anunciado congreso partidario, que confirmará el control político de García y la impunidad que él y sus aliados representan, sino con la inmediata creación de un Comando Nacional de Acción, inspirado en los principios rectores del histórico Comité Ejecutivo Central de la A.P.R.A., para la posterior refundación de su Sección en el Perú, sea a través de la total restructuración orgánica, funcional y programática del PAP o la fundación de un nuevo partido político nacional.

Solo así seremos consecuentes entre el discurso y la acción, con los objetivos de la A.P.R.A. Continental, con la memoria egregia de Víctor Raúl Haya de la Torre y con el pueblo del Perú, que quiere un cambio porque nunca ha renunciado a la búsqueda de la felicidad, la justicia social y la transformación política y económica, promesa y compromiso histórico de la Alianza Popular Revolucionaria América.

[1] Texto de la credencial firmada por Haya de la torre:

“Berlín, (sede temporal) 24 de Febrero de 1930. APRA. Credencial Especial. Comité Central Ejecutivo. Secretaría General. A todos los Apristas: Por resolución del Comité Central Ejecutivo del Apra, el Compañero Luis Enríquez, portador de la presente credencial especialísima, recibe poder de delegado del Comité Central Ejecutivo, autoridad suprema de nuestro Partido, para cumplir en Argentina, Chile, Uruguay y Bolivia las comisiones que se le han encargado. El com. Enríquez, por medio de esa credencial, deberá obtener el más amplio apoyo de todos los apristas a quienes lo demande y su palabra representará la palabra del Comité Central de nuestro Partido ante el que, únicamente, el com. Enríquez será responsable. Esta credencial da al com. Enríquez el carácter de “delegado con poderes extraordinarios, ante las células apristas del PERU.- Los compañeros apristas peruanos reconocerán al com. Enríquez como el portador de la palabra fraternal del Comité Central. Un imperativo de disciplina obliga el envío del compañero Enríquez quien es uno de los militantes más decididos del aprismo y de los que con mayor lealtad y conciencia revolucionaria ha sacrificado todo a los sagrados principios de nuestra causa. “Contra el imp. Yanqui, por la unidad de los pueblos de América, para la realización de la JUSTICIA SOCIAL”. Por el Comité CENTRAL EJECUTIVO del APRA. EL SECRETARIO GENERAL. Haya De la Torre. (un sello)”. Cortesía de la página web de “Vanguardia Aprista”.

[2] Texto del Acta de Inauguración:

“En la ciudad de Lima: Los suscritos, trabajadores manuales e intelectuales (estudiantes, obreros, profesionales, elementos de vanguardia) declaramos adherir en todas sus partes a los principios doctrinarios políticos enunciados por el APRA, ingresando en sus filas como miembros activos, para la realización de sus fines enunciados en sus cinco puntos generales de carácter continental latinoamericano y que dicen:

1.- Acción contra el Imperialismo Yanqui.
2.- Por la Unidad Política de América Latina.
3.- Por la nacionalización de tierra e industrias.
4.- Por la Internacionalización del Canal de Panamá
5.- Por la solidaridad con todos los pueblos y clases oprimidas del mundo.

El devenir político y económico de los países latinoamericanos, muy en especial en el Perú, ha hecho surgir la necesidad histórica de crear el instrumento eficaz para detener y proscribir la conquista, el APRA en consecuencia viene a ser la organización de la lucha antiimperialista en América Latina, por medio de un frente único internacional de los trabajadores manuales e intelectuales, con un programa común de acción política, abogando por unir en ese frente a todas las fuerzas que en una forma u otra han luchado o están luchando contra el peligro.

La historia de las relaciones políticas y económicas entre América latina y los Estados Unidos especialmente, ha llevado al APRA a las siguientes conclusiones:

1.- Las clases gobernantes de los países latinoamericanos son aliadas del imperialismo.

2.- Esas clases tienen en sus manos el gobierno de nuestros países, a cambio de una política de concesiones, empréstitos u otras operaciones que los latifundistas, burgueses, grandes comerciantes y los grupos y caudillos políticos de esas clases negocian o participan con el imperialismo.

3. Como resultado de esa alianza de clases, las riquezas naturales de nuestros países son hipotecadas o vendidas, la política financiera de nuestros gobiernos se reduce a una loca sucesión de grandes empréstitos y nuestras clases trabajadoras que tienen que producir para los amos, son brutalmente explotadas.

4.- El progresivo sometimiento económico de nuestros países al imperialismo deviene sometimiento político, perdida la soberanía nacional, invasiones armadas de los soldados y marineros del imperialismo, compra de caudillos criollos, etc., que en el Perú demasiadamente lo hemos experimentado y sufrido sus consecuencias.

Por consiguiente, el APRA pretende cristalizar la lucha sistemática y disciplinada desde un bloque de fuerzas antiimperialistas contra esa invasión de imperialismo aliado con los gobiernos cómplices.

Para la buena marcha del APRA, que proclamamos inaugurada, se ha procedido al nombramiento de un Comité responsable, que inicie sus actividades componiéndose dicho comité de un Secretario General, tres comisiones de propaganda, economía y disciplina con sus respectivos secretarios.

Además se dará publicidad a un semanario intitulado “APRA” para la defensa y propagación de sus postulados.

El APRA alienta y hace suya la reorganización de las “Universidades Populares” como medio de cultura proletaria debiendo encargarse de las labores una comisión “ad-hoc”.

Lima, 20 de setiembre de 1930.



Por: Marco Antonio Flores Villanueva
Desde Boston, USA


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD