La lucha contra la corrupción y la auditoría

Desde el 5-04-1992 (autogolpe de Estado de Fujimori) hasta la fecha , con excepción del periodo 2007-2009, los distintos Consejos Directivos del Colegio de Contadores Públicos de Lima (CCPL) nunca se pronunciaron ni asumieron la Defensa de la Profesión Contable, razón por la cual el campo privativo del Contador ha sido invadido por otras profesiones liberales. Así tenemos, que las Auditorías distintas a la Auditoría Contables -Financieras pueden ser realizadas por profesionales ajenos a la profesión contable; las Finanzas están a cargo de economistas; en el Peritaje Contable sólo nos dan casos de intereses, etc.

| 16 julio 2011 12:07 AM | Especial | 4.1k Lecturas
La lucha contra la corrupción y la auditoría
19 años de inoperancia de la Contraloría General de la República

Más datos

Esperábamos que el actual Contralor, CPC Fuad Khoury Zarzar, corrigiera estas graves deficiencias, pero nos equivocamos, porque la labor de la Contraloría General de la República (CGR) continúa siendo ineficiente
4176

El caso de la Auditoría es de extrema gravedad, pues hasta matemáticos, enfermeros, psicólogos, abogados, etc., son jefes de la Oficina de Auditoría Interna (mal denominada Oficinas de Control Institucional).

Como sabemos el auditor no se forma de una día para otro, sino son largos años de estudios y de experiencia profesional. El auditor primero se prepara en la Facultad de Contabilidad, pues su curricula incluye varios cursos de la especialidad de Auditoria. Luego en el trabajo desarrollado en las sociedades de auditoría, que es donde inician sus labores, muchas veces siendo estudiantes de Contabilidad, van adquiriendo experiencia. Paralelamente a la experiencia adquirida, el personal de auditoría es capacitado en la misma sociedad de auditoría y/o en centros de capacitación especializados.

Luego de esta experiencia adquirida, el auditor, ya titulado, asume responsabilidad como jefes de la Oficina de Auditoría Interna tanto en el sector público, como en el sector privado.

¿Qué ha sucedido en nuestro país?
En nuestro país en el sector público, se ha desconocido la Auditoria como especialidad del Contador, pues se han designado Jefes de las Oficinas de Control Institucional (OCI) a profesionales ajenos a la Contabilidad.

Está deficiencia se inició en la década de los 90, cuando en la gestión del Contralor Víctor Caso Lay, se emitió una Resolución de Contraloría mediante el cual se especificaba que los Jefes de las Oficinas de Auditoría Interna podrían ser personas que sean titulados en cualquier profesión liberal. Hasta antes de ese cambio existía una Resolución de Contraloría que precisaba que los Jefes de las Oficinas de Auditoría Interna tenían que ser Contadores Públicos Colegiados.

Está situación de la especialidad de Auditoría continúo durante la gestión de la Contralora -Carmen Higaona. Estos dos (2) contralores fueron denunciados ante el Poder Judicial por irregularidades en su gestión y por complicidad con la corrupción fujimontesinista.

Pero fue durante la gestión del Contralor -Genaro Matute, que se agravó la situación de la especialidad de auditoría, pues en el año 2003 se convocó a un concurso para ocupar plazas de Jefes de Auditoría Interna, ingresando en su gran mayoría profesionales ajenos a la profesión contable.

Esperábamos que el actual Contralor, CPC Fuad Khoury Zarzar, corrigiera estas graves deficiencias, pero nos equivocamos, porque la labor de la Contraloría General de la República (CGR) continúa siendo ineficiente, veamos todos los faenones del gobierno que concluye su mandato el 28-07-11, donde la CGR ni siquiera ha intervenido.

¿Cuáles fueron los resultados?
Debemos tener presente, que una de las funciones fundamentales de la Contraloría General de la República (CGR) es luchar contra la corrupción. Las oficinas de Auditoría Interna (mal denominada OCI) forman parte del Sistema Nacional de Control, cuya cabeza es la CGR

Al designarse personas sin experiencia ni conocimiento de auditoría, se minimizó al accionar de las Oficinas de Control Institucional, siendo nula la lucha contra la corrupción. De igual manera se debilitaron los controles internos y bajo la productividad.

Actualmente, sin desmerecer a las otras profesiones liberales, hay como Jefes de OCI matemáticos, enfermeros, psicólogos, médicos, etc.

En conclusión, está demostrada la INEFICIENCIA de la CGR en los últimos 19 años, pues en lugar de disminuir la corrupción, se incrementó sideralmente. En el gobierno de Fujimori la corrupción llegó a su clímax, debido a que los jefes de la mafia fueron Fujimori y Montesinos. Los gobiernos democráticos de Toledo y García, no hicieron nada por erradicar o disminuir la corrupción, y más bien tuvieron sus propios actos de corrupción.


PROPUESTAS

Teniendo en cuenta la ineficiencia de la CGR en su lucha contra la corrupción, deberá adoptarse las siguientes medidas correctivas:

1 La Contraloría General de la República deberá corregir sus deficiencias que conllevan a un casi nulo e ineficaz resultado, para mejorar el Sistema Nacional de Control, como instrumento de lucha contra la corrupción.

2 Que se emita una Resolución de Contraloría, donde se especifique que los Jefes de Auditoría Interna sean Contadores Públicos Colegiados con amplia experiencia en auditoría.

De esta manera, se estaría respetando el campo privativo del Contador, porque no se puede continuar designando Jefe de Auditoría Interna a personas cuya profesión liberal es ajena al quehacer del Auditor. Esta nefasta experiencia, que se está aplicando desde la década del 90 hasta la fecha, ha traído como consecuencia el nulo accionar de los organismos de control interno para erradicar la corrupción.

3 Siendo las acciones de control multidisciplinario (participación de otras profesiones liberales), deberá designarse Comisiones que ejecuten acciones de control, como era antes de la Dictadura de Fujimori, presidida por un CPC con experiencia en auditoría.

4 De acuerdo a la Ley aprobada en el Congreso de la República, la CGR tiene capacidad sancionadora, razón por la cual deberá proceder de inmediato a sancionar a los funcionarios comprometidos con actos de corrupción. Además, deberá tener una base de datos de los funcionarios sancionados administrativa y penalmente, para impedir que vuelvan a trabajar en las Instituciones del Estado.


Como la corrupción es una lacra de nuestra sociedad, que debe afrontarse en diversos niveles, paralelamente se deberá, entre otros:

1 Establecer un nivel de coordinación entre la CGR, la Procuraduría Anticorrupción, la Fiscalía Anticorrupción, el Poder Judicial y la Comisión de Fiscalización del Poder Legislativo, para que elaboren un PLAN DE LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN.

2 Fortalecer la Procuraduría Anticorrupción.

3 Eliminar el denominado “Zar Anticorrupción” designado por el Poder Ejecutivo, por su inoperancia en la lucha contra la corrupción. Ahí tenemos los casos de Martín Belaunde y Genaro Matute.

4 La Comisión de Fiscalización del Poder Legislativo, deberá cumplir con evaluar el accionar de la CGR, para adoptar las medidas correctivas del caso. Esta atribución de la Comisión de Fiscalización, ha sido deficiente desde 1995 hasta la fecha.


Por último, el Presidente electo, Sr. Ollanta Humala Tasso, en cumplimiento de su compromiso de luchar contra la corrupción, siendo uno de los motivos por lo cual fue elegido, deberá liderar esta campaña para erradicar la corrupción.


Por: CPC Luis Alberto Latinez Carpio
Ex jefe de la SUNAT


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD