“La justicia es la forma más alta del amor”

Tras recibir el miércoles último el Premio Periodismo y Derechos Humanos de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, César Lévano, director de LA PRIMERA, pronunció un discurso de improviso que a continuación reproducimos, editado para su versión escrita.

| 11 diciembre 2011 12:12 AM | Especial | 1k Lecturas
César Lévano ratificó que defendió y defiende los derechos humanos desde todas las tribunas.

Más datos

DETALLE

“Las víctimas de los crímenes contra los derechos humanos pueden ser de un lado y de otro. Lo notable de los defensores de los derechos humanos es que se colocan no por encima de la contienda y de las naciones, sino en favor del respeto a la vida y de los derechos”.
1095

Una vez me pidieron que fuera jurado de un concurso de textos escritos por madres del Programa del Vaso de Leche, quienes vivían en un cerro, uno de los más humildes, creo, de la ciudad; el más pobre; de la gente de arriba, que vivía en unas chozas de cartón, podría decir.

Entonces, como miembro del jurado, vi que había un trabajo de un niño de ocho años; y era de su madre obviamente, pero ese niño decía que quería él concursar, en palabras muy simples, porque las madres de su barrio, de su zona, lo habían acogido. Él era huérfano: abandonado por el padre y huérfano de madre. Entonces, agradecía a las madres y por eso él concursaba no teniendo derecho a concursar. Y yo quería que ganara este texto porque terminaba en una cosa que es muy hermosa, me parece a mí: “Y yo quiero que todos los niños tengan un jardín con pajaritos”. Y él vivía en un rincón horrible, pero aspiraba a que todos los niños tuvieran un jardín con pajaritos. Y esto me hizo recordar los versos de ese gran poeta francés Paul Éluard, poeta de la libertad, de la justicia y del amor: “Pan para todos, rosas para todos”.

Llevo más 60 años en el periodismo y no solo porque me guste el trabajo, sino porque lo necesito para subsistir. Pero lo que quiero decirles es que lo que he hecho siempre es defender los derechos humanos en todos los órganos en que he trabajado. Y en la larga vida de periodista he sufrido cárceles; conozco El Frontón, El Panóptico, la Cárcel Central, El Sexto, etcétera... Manuel Acosta Ojeda, autor de “Madre” y “Cariño”, cuenta que cuando yo caigo preso, los policías me dicen “Hola, caserito”. Pero a mí eso nunca me ha asustado.

Y yo lo he dicho, lo he expuesto en LA PRIMERA respondiendo a un compañero de redacción, que en la época más triste, más oprobiosa y más dolorosa de la violencia, yo estuve contra la violencia de los dos lados, ¡con mi firma!

Rocío Silva Santisteban aludió a mi trabajo de profesor universitario en los años 80. Hace dos meses o algo así, en el diario La República fue publicada una foto donde se ve que estoy dando clases a pesar de que Sendero Luminoso había ordenado huelga. Y yo dije no, ¿a quién favorecemos con una huelga? A nadie. Y perjudicamos a los alumnos. Me opuse de manera enérgica a la huelga. Creo que fui el portavoz de esta postura. Y me amenazaron de muerte.

Las víctimas de los crímenes contra los derechos humanos pueden ser de un lado y de otro. Lo notable de los defensores de los derechos humanos es que se colocan no por encima de la contienda y de las naciones, sino en favor del respeto a la vida y de los derechos.

Ahora que les conté lo del niño, recuerdo que alguien me dijo que en el Perú no existen los derechos del niño; en los hechos, no existen. En efecto, la violencia en el hogar, las violaciones de niños y niñas, es algo que estremece, no solo porque ocurra un mal, sino porque no se sabe cuánta huella dejará en el alma del niño o de la niña.

Creo que el movimiento de los derechos humanos en el Perú y el mundo es una forma, un llamado para respetar a todos los seres humanos; para reconocer, ratificar —como está escrito en la Declaración de los Derechos Humanos—, la dignidad de cada ser humano, el afán no solo de proteger a los seres humanos. Yo diría, amarlos.

Para mí, los derechos humanos significan justicia y la justicia es la forma más alta del amor.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD