La expansión de la OTAN

La reciente Cumbre de dos días de la Alianza del Atlántico Norte (OTAN), en Chicago, observa la misión del organismo en el nuevo escenario internacional: entre lo nuclear, la guerra anti terrorista y el reconocimiento de retos complejos en materia de seguridad y las nuevas amenazas que afectan el orden mundial. También busca la mayor eficacia militar para sus miembros, Mantenimiento del tema de la guerra contra el terrorismo, a escala global pero ¿qué sucede cuando se mezcla con la guerra contra las drogas? Sin duda, esto tiene un impacto sobre América Latina en la medida que el hemisferio contiene varios elementos de preocupación: drogas, terrorismo, migraciones.

Por Diario La Primera | 28 mayo 2012 |  1.5k 
La expansión de la OTAN
¿Afganistán, América Latina?
1593  

Una de las conclusiones de la Cumbre es que los líderes de la OTAN parecen haber definido el tema afgano donde hay en la actualidad 132,000 tropas extranjeras (dos tercios norteamericanas), previendo la salida progresiva a mediados del 2013, y una salida final el 2014, en lo que denominan una “salida responsable”. Existe, sin embargo, una íntima relación entre el problema del opio y los talibanes en Afganistán con lo que ocurre actualmente en los Andes de Colombia y Perú, con la producción de coca para el narcotráfico, y la permanencia de las FARC y SL, respectivamente. Particularmente, frente a los hechos ocurridos en el VRAE, requieren una profunda reflexión entre nuestros políticos, analistas y militares: ¿acaso, la respuesta oficial del manido “narcoterrorismo” es la solución? Parece que más bien, confunde y no resuelve nada.

¿Cuáles son las consecuencias de esta Cumbre para América Latina?
El panorama internacional se presenta complejo, con la indefinición de la crisis económica europea y la reciente redefinición política en España, Francia; las próximas elecciones en EE.UU, México y Venezuela agregan mayor incertidumbre. Las indecisiones en la reciente VI Cumbre de las Américas, sobre el caso de Cuba, el tratamiento de las drogas y la posición hemisférica sobre las Malvinas, agregado al escándalo del servicio secreto norteamericano, marcan el momento; de otro lado, la Cumbre BRIC en Nueva Delhi vislumbra una mayor capacidad de los nuevos actores regionales en el contexto internacional. Próximamente, la realización de la Cumbre de países del Arco del Pacífico (6,7 de junio, Antofagasta) y luego la XII Cumbre Iberoamericana en Cádiz.



La pérdida de liderazgo geopolítico regional de EE.UU y cambio de rumbo estratégico hacia Asia Pacífico. Luego, frente a la creciente presencia económica de China, surgimiento de Brasil y el advenimiento del bloque bolivariano. A la luz de las recientes acciones del Comando Sur y el despliegue permanente de la IV flota, es posible pensar en una proyección de la OTAN hacia el Atlántico Sur, mediante mecanismos similares al de una OTAN Sur, en donde sin duda, el rol de Brasil y/o la República de Sudáfrica, serán fundamentales.

Luego, tenemos un preocupante deterioro de condiciones de seguridad en Colombia, administración Santos en su enfrentamiento con el ex Presidente Uribe; acusaciones contra Venezuela y Bolivia respecto a su lucha contra el narcotráfico, la amenaza iraní y otros grupos fundamentalistas. El empeoramiento de situación de criminalidad y delincuencia, tanto en México como en varios países de América Central, ha obligado a acciones muy contundentes para proveer a los países de América Central, suficiente cooperación antidrogas.

El caso peruano es especial. Posición estratégica por compartir la Amazonía, por estar ubicado entre Brasil y China, mezcla de crecimiento económico, apertura permanente a la inversión y nuevas amenazas de creciente conflictividad medio ambiental; de otro lado, una política exterior ambivalente: cercanía con Brasil (acuerdo de cooperación en Defensa en diciembre 2011) y con EE.UU en drogas. Los cambios ocurridos han provocado una cercanía: acciones “Nuevos Horizontes” en departamentos de Ica y Huancavelica, Operación “Unitas”, acercamiento en políticas antidrogas. Hoy por hoy nos enfrentamos a la situación de ser considerados primeros productores; el riesgo siempre presente que predomine la visión militar.

Se mantienen algunas desviaciones y riesgos para la región, luego de esta Cumbre de la OTAN. El mantenimiento de la mezcla de lo policial/militar como en el caso ecuatoriano donde las FFAA asumen roles de lucha contra la criminalidad, el encargo de elementos de la seguridad a empresas privadas, la adopción y exportación del “modelo colombiano” de seguridad en terceros países (América Central, Paraguay, etc), el mantenimiento del problema de misiones humanitarias, búsqueda de nuevas tecnologías para equiparar SIVAM brasileño y otros. Finalmente, debemos tomar las lecciones aprendidas: No resulta conveniente alimentar procesos inútiles de militarización de temas o áreas geográficas, no injerencia en asuntos domésticos, no confundir problemáticas de seguridad con las de orden público.


Ricardo Soberón
Analista en política internacional

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario