¿La ETA tiene futuro?

En España no se explican cómo una organización cuya jefatura militar fue golpeada hasta en cuatro ocasiones desde 2008, puede cometer atentados letales que convulsionan a una de las economías más desarrolladas de Europa.

Por Diario La Primera | 02 ago 2009 |    
¿La ETA tiene futuro?
(1) El atentado de Burgos inició la escalada por los 50 años de ETA. (2) El rey pidió acabar con la organización vasca.
La organización terrorista sigue actuando pese a que muchos de sus miembros han sido capturados. No serían más de 100, según cálculos españoles.

Más datos

Dos atentados mortales han puesto otra vez en actualidad al grupo terrorista.

Hace pocos meses, el gobierno español anunció triunfalmente las capturas, la última de ellas en abril cuando fue arrestado en Francia, Jurdan Martitegi, uno de los principales dirigentes de ETA.

Hoy, la policía busca a Itziar Moreno, Iratxe Yáñez, Alberto Matxain, Oroitz Gurrutxaga, Joanes Larretxea e Iván Sáez de Jáuregi, a los que sindica como responsables de la muerte de dos guardias civiles en Mallorca. El único que estaba en la lista de los más buscados es Gurrutxaga.

El apuro para acabar con la organización que dice luchar por la independencia del país vasco, y lo hace con métodos considerados terroristas, lo expresó el Rey Juan Carlos: “Hay que darles en la cabeza y continuar hasta acabar con ellos”.

De acuerdo a informes policiales, el grupo rebelde está conformado por jóvenes que aún no han tenido tiempo de atraer la atención policial. De acuerdo a una encuesta reciente, el 15% de los adolescentes vascos (de entre 12 y 16 años) justifica o no rechaza la violencia.

Un tercio de los vascos están a favor de la independencia, incluidos muchos que votan por los nacionalistas, los mismos que perdieron el gobierno de Euskadi por primera vez en décadas en las pasadas elecciones autonómicas gracias a una alianza antinatura entre el PSOE y el Partido Popular.

Para ETA, los vascos no son españoles ni franceses, tal como lo declaran ambos estados. Ellos insisten en luchar por la independencia, y por ese objetivo han matado a 850 personas en su medio siglo de de existencia.

Pero no sólo apelaron a los atentados. El 18 de setiembre de 1998 cesaron las acciones armadas, en un período que duró hasta el 3 de diciembre de 1999.

Desde que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero diera por suspendido el diálogo de paz en 2006, la organización dio muerte a 11 personas, en un período de declive. El experto Ignacio Sánchez Cuenca cree que el grupo rebelde perdió en los últimos años un tercio de sus simpatizantes, alguna vez estimados en 150.000.

Hoy los dos atentados cometidos en las últimos días han devuelto la atención a la única organización armada que sobrevive en la rica y moderna Europa occidental: Euskadi Ta Askatasuna (Patria Vasca y Libertad), ETA.

La organización vio la luz el 31 de julio de 1959, cuando comunicó su constitución al presidente del País Vasco en el exilio, José Antonio Aguirre, según relata el periodista Florencio Domínguez.

Julen Madariaga, miembro fundador de ETA, afirmó que la organización surgió cuando un grupo de jóvenes vascos “nos dimos cuenta de que nuestro país estaba destrozado, había una gran represión cultural y nuestro idioma (el euskera) estaba pereciendo”.

Terrorismo
Pero lo que empezó como una actividad de defensa de la identidad cultural, en unos años pasó a la actividad política y después a la militar con métodos terroristas. El 7 de junio de 1968 cobraron su primera víctima mortal: un guardia civil de tráfico, José Pardines. El 20 de diciembre de 1973: una bomba mató a José Carrero Blanco, presidente del gobierno español y señalado como heredero de Franco, y a otras dos personas.

En la actualidad, hay 726 presos etarras cumpliendo condena en la cárcel, y se estima que podrían ser apenas entre 30 y 100 los miembros activos de ETA que operan en libertad. De acuerdo al periodista Florencio Domínguez, “ETA hace caso omiso a la voluntad de los ciudadanos vascos, que aprobaron en 1979 un estatuto que concede a Euskadi un margen de autonomía como a ninguna otra región europea”.

Pero ETA no quiere la autonomía, reclama la independencia. Julen Madariaga opina que “la recuperación de la identidad y la independencia nacional perdida del pueblo más viejo de Europa” sigue siendo un tema pendiente.

En un comunicado de enero pasado, la organización reivindicaba su lucha y afirmaba que “hoy, como hace 50 años, los gobernantes españoles dicen que ETA está a punto de terminar. Hay cosas que cambian poco en 50 años”.

“Sometidos a dos estados”
Euskadi Ta Askatasuna o ETA declaró en 1998 que los ciudadanos vascos están sometidos a dos potentes estados. “Esos dos estados han estado utilizando todo su potencial armado, político, económico y cultural para hacer añicos los recursos que Euskal Herria tenía para ser un pueblo libre en el futuro”. "Europa está construyéndose como centro político, social y económico, como centro de decisión de los temas principales, pasando por Madrid y París, y alejándose de las estructuras estatales que nos someten directamente. Y sin un proyecto de independencia eficaz, el sometimiento y la desestructuración que padece Euskal Herreia se acrecentará. Más aún, si estamos sin recursos ni alternativas que hagan frente a los gigantescos proyectos de "unidad cultural” y “económica a nivel mundial”, expresó en esa oportunidad.

Por Efraín Rúa
Editor Mundo


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.