La deuda con la niñez

El Plan Nacional de Acción por la Infancia y Adolescencia 2002 – 2010 (PNAIA), documento del gobierno que plasma tareas de ciudadanos y autoridades para lograr que los menores tengan iguales oportunidades en el Perú, es una propuesta muy bien redactada… pero difícil de hacer realidad.

| 01 marzo 2009 12:03 AM | Especial | 1.6k Lecturas
La deuda con la niñez
Salvador Cebrián asegura hace falta concertación entre el Estado y la sociedad civil para el bienestar de los niños.
Especialista advierte que propuestas no tienen esperanza de concretarse por mala gestión de recursos y falta de un real plan de acción.

Más datos

PROPUESTAS

El especialista solicitó mayor oportunidad educativa a niñas, lo cual las hará más capaces de tomar decisiones responsables, incluso respecto a su maternidad. “Para lograr las metas del Plan Nacional, el Ministerio de Educación debe proveer logística, profesores capacitados, infraestructura, medios de acceso a los lugares más alejados. Muchos pueblos no cuentan con carreteras y por ende no hay colegios. Niñas y niños deben viajar 5 ó 10 kilómetros para llegar a estudiar. Las organizaciones siempre tocamos las puertas en busca de ayuda, y siempre nos responden que no hay recursos, cuando sabemos que sí los hay. El problema es la falta de decisión, de voluntad”, agregó.
1635

Esta dura situación fue señalada por el director nacional de Aldeas Infantiles SOS Perú y secretario ejecutivo de la Comisión Nacional por los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (Conadenna), Salvador Cebrián Plácido, para quien, sin un plan en todo el país, especialmente en las áreas rurales, la propuesta quedará sólo como letra muerta.

Cebrián señaló a LA PRIMERA que los planes y proyectos, para que sean un éxito, deben ser materia de una decisión de Estado y no sólo de una decisión política. Y se debe privilegiar la atención en salud a los niños de 0 a 5 años, los más vulnerables. Sin este verdadero compromiso estatal, el PNAIA se convertirá en una lista de objetivos plasmados en documentos, redactados de la mejor manera, pero imposibles de implementar.

“Ello empezando con que el 1.6%, destinado al sector Salud, es una cifra que nos da resultado adverso, comparándola con el 6 y 8% de los demás países de la región. Todos los objetivos que se desea lograr quedarán en el camino”, señaló, agregando que “el Estado da cifras donde señala que estamos mejorando, pero las cifras son sólo números… uno puede dar muchas interpretaciones favorables para ciertos objetivos, sin afrontar la real problemática”.

El especialista aclaró la situación, tras la presentación del informe Estado Mundial de la Infancia 2009, de Unicef. En este marco fue lanzado el ofrecimiento del ministro de Salud, Óscar Ugarte, de crear 100 casas de espera -para madres gestantes de zonas rurales- más, aparte de las 400 existentes, y el compromiso de la ministra de la Mujer, Carmen Vildoso, de que ninguna adolescente embarazada abandonará sus estudios. Frases impactantes

Presupuesto insuficiente
“La estrategia del actual gobierno aún es demagógica, un manejo político, pero para nada constituyen una decisión de Estado. La Mesa de Concertación de Lucha Contra la Pobreza cumple un rol importante para que el presupuesto asignado al sector Salud el 2010, por lo menos, se duplique. Aunque, aún así no llegaríamos al promedio de Latinoamérica”, indicó.

En cuanto a la capacidad de gestión estatal, señaló que “si nuestro país, a pesar de la crisis financiera mundial, está en una mejor posición, mi pregunta es por qué el Estado no fue capaz de incluir en el plan anticrisis mayor presupuesto al sector Salud. Siempre hablan de proyectos de atención social, de inversión en infraestructura para que la economía en el país siga creciendo, pero de qué vale eso si no se invierte en salud y educación, prioritariamente”.

Recalcó como preocupante que cada año las regiones devuelvan al presupuesto nacional una suma significativa de dinero que no utilizaron, simplemente porque no tienen capacidad de gestión.

Sandra Martel
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD