La danza de los billetes falsos

Se acercan las fiestas de fin de año y los mercados se ven invadidos no solo de productos navideños, sino, también, de billetes falsos. Los dólares y soles toman las calles silenciosamente, hasta que alguien le dice: este billete no pasa. Este año la Policía ha decomisado ocho millones de dólares y más de un millón de soles falsificados, pero seguramente esta cantidad es solo una muestra de lo que circula en el mercado.

| 01 diciembre 2012 12:12 AM | Especial | 2.2k Lecturas
La danza de los billetes falsos
(a) Tenga cuidado, en Lima circula gran cantidad de billetes falsificados. (b) La prueba del vaso de agua es bien sencilla.
CAPITAL DE LA FALSIFICACIÓN

Más datos

PAPEL. El papel del billete del dólar, según el Servicio Secreto de Estados Unidos, está compuesto de 25% de Lino y 75% de algodón y tiene incrustadas fibras rojas y azules en su totalidad.
2292

La Policía mostró los resultados de sus decomisos durante el 2012 logrando incautar ocho millones de dólares y un millón 600 mil soles falsificados a punto de ser enviados al extranjero o de ser distribuidos en la capital, siendo elaborados en San Juan de Lurigancho, el Cercado, San Juan de Miraflores o Comas.

Estas mafias, compuestas por familias enteras, tratan de superar todas las medidas de seguridad de los billetes para que no sea detectados y muchas veces el público no lo sabe o es estafado al comprar un artefacto o cambiar soles por la moneda del “Tío Sam”.

LA PRIMERA ha recogido las principales recomendaciones de la División de Estafas para que el público no sea engañado, sobre todo ahora que miles de limeños comprarán sus regalos para sus seres queridos por las fiestas de fin de año.

Aquí las principales recomendaciones para detectar dólares o soles falsificados:

1. El vaso con agua. El dólar o nuevo sol falso está hecho de papel bond de 80 gramos. Su textura es diferente, los originales son más ásperos y mezclados con fibra de algodón. Si el billete es bueno puede sumergir una punta en un vaso con agua y no le pasará nada pero si es falso se romperá fácilmente.

2. Número de serie. En primer lugar el usuario debe tener en cuenta que los billetes de dólares presentan en la parte superior izquierda una fila compuesta por dos letras, ocho números y al final una letra, por ejemplo: DC44547848A. Debajo hay una letra y un número. Según nuestro ejemplo para que el billete sea original esta línea debe empezar por la segunda letra de la primera línea es decir C, seguida del número 3. ¿Por qué tres?, porque las letras guardan relación con el orden numérico, es decir: A-1, B-2, C-3, hasta L-14.

3. Marca de agua. El comprador debe mirar a trasluz la imagen nítida del rostro del personaje que se encuentra en el billete. No debe haber líneas finas alrededor de la cabeza. La marca de agua se debe ver en ambos lados del billete.

4. Relieve. El valor, al igual que el texto “THE UNITED STATES OF AMERICA”, presentan un relieve muy notorio al tacto.

5. Hilo de seguridad. Los billetes genuinos tienen una fibra de poliéster clara incrustada verticalmente en el papel y la denominación del billete debe estar impresa en la fibra que a su vez solo se puede ver a contraluz.

CAPITAL DE LA FALSIFICACIÓN
El último decomiso de dólares falsos estuvo a cargo de la División de Estafas de la Dirincri en la agencia de envíos Talma en el Callao donde se encontró 60 mil dólares falsos dentro de libros para niños que tenían como destino Nueva York en Estados Unidos y como remitente a Carlos Martel Jesús.

Al respecto, un informe de inteligencia de Estados Unidos indicó hace meses que mafias de otros países llegan a Perú para comprar esta producción ilegal y llevarla a Estados Unidos y Europa.

Para los agentes de Estafas el distrito de San Juan de Lurigancho tiene fama a nivel internacional en el caso de falsificación de dólares. Varios decomisos y detenciones se han realizado en este populoso distrito en donde se ha encontrado millones de estos billetes fraguados. Por ejemplo, el máximo falsificador peruano, Joel Ñique Quispe Rodríguez, produjo millones de estos billetes en diversos barrios de ese distrito y hace años inundó Ecuador de dólares falsos de poca denominación utilizando métodos propios de “burriers”.

Aunque el ingenio de los falsificadores es impredecible la Policía ha identificado hasta cinco maneras o formas en que las mafias intentan burlar los controles para sacar los billetes:

En libros: Hasta el momento se han incautado miles de dólares dentro de las pastas de libros y cuadernos así como entre las hojas. Los libros tien como destino Estados Unidos.

En prendas de vestir: La Policía ha incautado por lo menos un millón de dólares fraguados dentro de prendas de vestir como abrigos, pantalones o casacas de exclusivas marcas y hasta en ropa de donaciones.

Huacos. La droga fue dejada de lado por las mafias para enviar billetes en artesanías que eran cuidadosamente colocadas en mallas de plástico dentro de los huacos previo barnizado. En total se incautaron 500 mil dólares.

Comida. La última vez se decomisó medio millón de dólares en turrones que tenían como destino Venezuela. Estaban acondicionados en un doble fondo, pero además se ha descubierto en conservas, insumos para comestibles que son enviados al extranjero.

Maletas. La mayor parte de los billetes incautados se ha encontrado en maletas de viajeros que cuentan con doble fondo. En estos casos es el nerviosismo el que traiciona a los falsificadores. En total se decomisó más de dos millones de dólares falsos.

La última modalidad fue la ingesta de cápsulas llenas de billetes que está siendo investigada para saber qué organización la utiliza.

La Policía Nacional ha establecido que muchas de estas organizaciones internacionales tienen contacto con Ñique Quispe Rodríguez (33), quien dirige su banda desde el penal Miguel Castro Castro. Sus hermanos y otros familiares siguen operando en San Juan de Lurigancho, Comas y San Juan de Miraflores. Hasta octubre se detuvo a 10 personas, cinco mujeres y cinco hombres, pero esta ilegal actividad se ha vuelto un negocio familiar. Por eso quien ha tomado las riendas de esta organización y la financia sería Raúl Ángel Quispe Rodríguez, (a) “Cum”, hermano menor de Joel Quispe.

En Perú la falsificación de billetes “corre por cuenta de Joel Ñique” y son sus chacales los que intentan sacar el dinero falso por su cuenta, pero lo hacen en menor cantidad”, pero se ha establecido que en el exterior es Oscar Homero Álvarez Guadalupe, alias “Memo”, quien es el cabecilla de la organización delictiva dedicada a la distribución de billetes falsos en Venezuela y otros países.

El coronel Portocarrero señaló que Álvarez Guadalupe registra antecedentes por el delito de falsificación, transporte y circulación de billetes falsos.

SERIES DE BILLETES
A mediados de año, los agentes de Estafas capturaron en el aeropuerto internacional Jorge Chávez al mexicano Humberto Pérez Medina (34) con 520 mil dólares falsificados. Los billetes hablaron por sí solos y se estableció que el mexicano tenía relación con la organización que dirige Quispe debido a las series impresas en los billetes. “Se ven los códigos H18, C38 y E81 (segunda línea del billete). Estas son las marcas que caracterizan la producción de esa banda y cualquier persona que reciba dólares con esta serie debe tener mucho cuidado”, afirmó el coronel Segundo Portocarrero, jefe de la División de Estafas.

COMPRAS POR INTERNET
Las ofertas por Internet van en aumento desde hace algunos años. Se acercan las fiestas de fin de año y los estafadores han puesto la puntería en estas ofertas para pasar sus dólares falsificados. En lo que va del año hay un promedio de 300 denuncias por estafas a la hora de recibir el pago por un producto ofrecido a través del Internet. Lo que hacen los delincuentes es ver avisos en las páginas de Internet que ofrecen artefactos y luego contactan al anunciante. Posteriormente fijan una reunión para comprar el regalo y cuando están pagando, resulta que no tienen soles y ofrecen pagar en dólares, lo que el propietario acepta. A simple vista el dólar es verdadero pero la realidad será otra.

HISTORIA DEL VASO CON AGUA.
El mayor Manuel Cruz, de la División de Estafas, reveló que cuando le seguían los pasos a Joel Ñique Quispe observaron que en las reuniones (polladas, fiestas) en San Juan de Lurigancho el que vendía cerveza o comida siempre tenía un vaso con agua al lado pero no para beber. Notaron que cada vez que le pagaban con dólares o billetes nacionales de gran denominación, sumergía la punta del billete en el vaso y sabía si era genuino o “hecho en casa”. “Entre gitanos no se iban a leer las manos”, afirmó el oficial.


Alejandro Arteaga
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD