Keiko y García

Keiko Fujimori demostró ayer que con Alan García forman un dúo criollo bien afiatado. Los une la partitura privatista y antinacional del Banco Mundial y del FMI.

| 19 setiembre 2014 04:09 AM | Especial | 2.3k Lecturas
Keiko y García
Keiko y García

Más datos

Keiko le hace el bajo a García
2341

Más allá de la crítica superficial a la negativa del nuevo ministro de Economía, Alonso Segura, la defensa de Alan García por Keiko confirma la coincidencia de fondo entre el fujimorismo y el Apra, que se exhibió sin tapujos en cuanto a política económica y coyunturas legislativas en el periodo 2006-2011.

Esa alianza no debe sorprendernos, ni hoy ni respecto del futuro. Recuérdese que en la campaña electoral de 1990, Alberto Fujimori enarboló la bandera de oposición a la dictadura del FMI y el Banco Mundial. Su lema fue “no shock”.

Apenas elegido, gracias al celestinaje de Hernando de Soto, el “chinito” se reunió en Washington con Michel Camdessus, director del FMI, y Barber Conable, del Banco Mundial. Después de ese diálogo, monsieur Camdessus declaró: “Las palabras del presidente electo del Perú me han sonado a música celestial”.

Apenas instalado en el poder, el candidato del no shock se convirtió en el verdugo del bolsillo popular y en el sacristán del recetario del Banco Mundial. Venta corrupta de bienes del Estado, apertura antiperuana del mercado nacional, reducción del gasto público, tierra arrasada en el campo social (supresión de derechos laborales, ausencia de programas de mitigación de la pobreza y el hambre, planes para reducir el gasto en la educación superior, estimulando la creación de universidades privadas).

Todo eso fue aplicado por Fujimori y continuado por García. He ahí la raíz programática e ideológica, el neoliberalismo, que entrañablemente une aprismo y fujimorismo, y que, por desgracia, ha sido prolongado bajo Alejandro Toledo y Ollanta Humala.

Dado ese contexto histórico, es evidente que García y su equipo no iban a proponer ningún remedio a los males de nuestra economía y nuestra sociedad.

Hay un antecedente respecto a las fórmulas apristas. El 20 de junio del 2013, García difundió su “Propuesta para impulsar el crecimiento, la educación y la seguridad ciudadana”. Es para matarse de risa.

De acuerdo con su delirante omisión de la realidad del mercado mundial, propone ahí “retomar el crecimiento anual de ocho por ciento”. El hombre que trampeó con títulos académicos, pide planes faraónicos en educación. Clama por seguridad ciudadana el gobernante que fomentó los sindicalistas falsos de construcción civil, que pueblan de asesinatos las páginas policiales. El autor del “síndrome del perro del hortelano” insiste en apoyar a petroleros y madereros que roban al país y matan selvícolas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

Deje un comentario

Espere...
0.534674882889