Juicio justo para Ada

Niñera peruana lleva más de seis años en una cárcel de Dallas, acusada de matar intencionalmente a un niño que estaba a su cargo. Nuevo juicio permitirá descartar su culpabilidad.

| 04 diciembre 2011 12:12 AM | Especial | 3.1k Lecturas
Juicio justo para Ada
Ada con los gemelos Lazarchik, antes de la tragedia.
3112

La pesadilla que vive Ada Betty Cuadros Fernández, la niñera peruana condenada a cadena perpetua en Estados Unidos por la muerte de un bebé, puede que acabe a partir de enero próximo cuando se inicie un nuevo juicio sobre su caso.

Cuadros, ahora de 31 años, lleva casi seis años de su vida intentando demostrar que la muerte de Kyle, de 14 meses de edad, fue casual y no intencional como lo sostuvo un fiscal durante un juicio que inusitadamente duró solo tres días, con una muy pobre e ineficiente defensa y sin que la acusación fuera demostrada, como comentarían más tarde los abogados que a posteriori han examinado el caso.

El veredicto del jurado que culpó a Ada, según los abogados Pamela Lakatos y Roy Reeves, que revisaron el proceso, se habría apoyado en pruebas jurídicamente insuficientes y en evidencias, de hecho, también insuficientes.

Para ilustrar esta situación, por ejemplo, el Tribunal de Primera Instancia admitió un informe de laboratorio de ADN sin la debida autenticación. Igualmente no fue posible contra-interrogar a una testigo que preparó una prueba documental. También se prohibió a la defensa el derecho a presentar pruebas que refutaban las teorías acusatorias del fiscal.

El resultado fue una condena a cadena perpetua dictada en setiembre de 2006 que ha sido considerada injusta e inhumana. Ante ello, el recurso de Apelación fue presentado en octubre de 2007 y, desde ese momento, el proceso ingresó en un virtual periodo de espera, sin mayores hechos de trascendencia, hasta el 28 de agosto de 2009, cuando se conoció la opinión de la 5ta. Corte de Apelación del Estado de Texas, que concedió se lleve a cabo un nuevo juicio –desde el 13 de enero- a la peruana, al admitir dos de los cinco puntos de error presentados por la defensa de Ada mediante el recurso de Apelación antes citado.

De acuerdo con lo informado por los abogados, la disposición de la 5ta. Corte de Apelación significa que Ada Cuadros tendrá un nuevo proceso judicial y, por consiguiente, la oportunidad grande de ser encontrada “no culpable”.

DEFENSA COSTOSA
Un aspecto crucial del caso Ada Cuadros son los recursos económicos que demandará el nuevo juicio. Los abogados Pamela Lakatos y Roy Reeves –quienes presentaron el recurso de Apelación– precisaron que el costo por sus servicios profesionales en el nuevo juicio es de 75 mil dolares.

Asimismo, se requiere la participación de expertos como médicos forenses, neurólogos, traductores certificados, entre otros, cuyo costo aproximado sería alrededor de 25 mil dólares.

En diciembre de 2006 se creó la Fundación Ada Cuadros, organización sin fines de lucro que ha realizado actividades diversas de recaudación de fondos. Asimismo, la organización peruana “Misión de Amparo y Protección Legal para los Peruanos en el Exterior” (Maple) también ha hecho actividades de recaudación de fondos, con el generoso apoyo de la comunidad peruana e hispana local, todo lo cual ha contribuido para sufragar los costos de la defensa.

Desde el inicio de sus actividades formales, en el año 2007, el Consulado General del Perú en Dallas viene acompañando todo el proceso de nuestra connacional. Anteriormente, el Ministerio de Relaciones Exteriores gestionó una Visa Humanitaria para la señora Luz Fernández, madre de Ada Cuadros y colaboró para la obtención de un pasaje aéreo para dicha señora.

VIAJE QUE LA MARCÓ
Ada Cuadros viajó en febrero de 2003 a Estados Unidos y al poco tiempo ingresó a trabajar en casa de la familia Lazarchik para cuidar a los hijos gemelos. Nunca tuvo observaciones ni llamadas de atención, tanto así que el 13 de septiembre de 2005, al cumplir años, Ada fue agasajada por sus empleadores con una cena sorpresa.

En los primeros días de octubre de 2005, sabiendo que a su tía María no le otorgaban residencia en los Estados Unidos y que regresaba a Alemania, Ada decide renunciar a su trabajo y así se lo hace saber a la familia Lazarchik, indicándole que ya tenía pasaje comprado para volar a Perú el 29 de octubre.

La señora Lazarchik le pide a Ada que atienda a sus niños unos días más hasta que llegue la nueva niñera y pueda explicarle bien las cosas del cuidado de los niños. Ada accedió a este pedido y el 13 de octubre, uno de los gemelos sufrió una caída accidental en la que se golpeó la cabeza y murió, el 15 de octubre de 2005.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD