Inminente colapso del sistema financiero mundial

Robert Shapiro, el exsubsecretario de comercio de EE UU y asesor de Obama y del FMI, asegura que si los líderes europeos no hacen nada habrá un colapso. Consideró que la crisis será “peor que la de 2008” y cree que hace falta poner en marcha un plan coherente para conservar la estabilidad de la deuda soberana de Italia y España.

| 13 octubre 2011 12:10 AM | Especial | 1.9k Lecturas
Inminente colapso del sistema financiero mundial
(1) El sistema global está muy interconectado y Europa arrastrará inmediatamente a Japón y Estados Unidos. (2) Según Shapiro la crisis sería peor que la del 2008.
A FIN DE MES. SE DESENCADENARÍA UNA NUEVA RECESIÓN
1921

A los principales economistas en todo el mundo le preocupa la situación económica global pues cada vez hay más indicios que el mundo está ingresando en recesión. En esta oportunidad, el exsubsecretario de comercio de EE UU con la Administración Clinton, Robert Shapiro, también asesor de Obama y el FMI, ha pronosticado un posible colapso bancario europeo en “dos semanas”.

En una entrevista dada al programa Newsnight de la cadena BBC, Shapiro, considerado uno de los economistas estrella de dicha cadena televisiva, advirtió que si la situación permanece igual de estancada en Europa por causa de la ineficacia de los líderes políticos, y como el sistema financiero global está interconectado, se producirá un “meltdown” y habrá un contagio inmediato a los grandes bancos alemanes, franceses, del Reino Unido y hasta de EE UU y Japón; la situación, dice, no afectara solo “a un banco belga”.

A su modo de ver, no solo estamos hablando del relativamente pequeño sistema bancario belga, “es que se trata de los mayores bancos del mundo, en Francia en Alemania, en un proceso de contagio que terminará por llegar hasta el Reino Unido y al resto del mundo porque el sistema global está muy interconectado. Cada uno de estos bancos tiene contrapartidas, por ejemplo, en Japón o Estados Unidos”.

La crisis entonces, en opinión de Shapiro, sería “peor que la del 2008” -en alusión a la caída de Lehman Brothers y lo que ocurrió después,- por eso el asesor del FMI considera necesario “encontrar un plan creíble para preservar la estabilidad de la deuda soberana de España e Italia”, mucho más que proceder a la recapitalización de los bancos.

Antonio Borges, jefe del Departamento de Europa del FMI, resaltó que el organismo no esta en situación de comprar deuda pública de estos dos países, aunque intentará ayudar a restaurar la confianza en sus bancos. Por su parte, Shapiro añadió durante la tertulia, como dato que contribuye a la incertidumbre general, que no se sabe nada del estado de los seguros contra el impago de la deuda (credit default swaps o CDS) que tienen los bancos frente a un posible impago por parte de los gobiernos.

MÁS PRONÓSTICOS POCO ALENTADORES
Pero Shapiro no es el único que prevé una recesión de la economía global. Un poco mas cauteloso, es el informe elaborado por el banco estadounidense Goldman Sachs al señalar que el PBI español encadenará cuatro trimestres consecutivos de caídas entre el último trimestre de 2011 y el tercero de 2012. De esta manera, España estaría inmersa en una recesión.

A pesar que en Madrid las autoridades económicas desmintieron ese pronóstico, los últimos datos del empleo (en particular del sector industrial y de la construcción), difundidos el martes, hablan de una economía que no logra poner en marcha sus motores.

Además, la semana pasada la calificadora de riesgo Fitch sumó otro balde de agua fría al termómetro económico de España al bajarle dos escalones su calificación crediticia (de AA+ a AA-).

También a Italia, tercera economía de la eurozona después de Alemania y Francia, Fitch, le rebajó la nota (de AA- a A+) siguiendo los pasos de las otras dos principales calificadoras. Se considera probable que en Italia un programa de austeridad de 45.000 millones de euros implementado para reducir la deuda complique la situación de la economía y la incline hacia la recesión.

Cada vez son más los analistas que pronostican que Europa puede estar encaminándose hacia la segunda recesión en tres años.

“La crisis de la deuda soberana es como un hongo en la economía”, dijo a The New York Times Jörg Krämer, el economista jefe del Commerzbank. “

“Aun si una catástrofe en Europa se evita, las perspectivas para la economía mundial se están ensombreciendo, en tanto la austeridad fiscal del mundo rico se intensifica y, con su desaceleración, las economías emergentes ofrecen menos amortiguación para el crecimiento global”, aseguró en su último editorial The Economist.

En opinión de diferentes especialistas, la economía de la eurozona ya está cerca del crecimiento cero, y podría no mejorar hasta el otoño (segundo trimestre) del año próximo, en el mejor de los casos. Si eso ocurre, los ingresos fiscales del bloque de 17 países caerán, y el desempleo seguirá subiendo, lo que hará aún más difícil para Europa solucionar sus crisis de deuda y proteger a sus inflamables bancos.

La eurozona explica casi un quinto del producto mundial. Y los mercados emergentes que son importantes clientes de las exportaciones de Europa, como Brasil y China, también están menos pujantes ahora que en la anterior recesión mundial, cuando hicieron de fuerte contrapeso al retroceso de las economías ricas.

También los ricos padecen
El informe de Goldman Sachs pronostica que hasta Alemania y Francia, las mayores economías de la eurozona, marchan hacia una recesión. Otros pronósticos son menos sombríos.

Una economía cuyo PBI declina es la portuguesa, actualmente objeto de un rescate de la Unión Europea y el FMI. El Fondo advirtió al nuevo primer ministro, Pedro Passos Coelho, que Lisboa todavía tendrá que hacer recortes presupuestarios por otros 1.000 millones de euros. Pero la austeridad no puede más que acentuar la caída de una economía que tiene pronosticado un retroceso del 1,8% para este año y 2,3% para el 2012.

En Gran Bretaña, el PBI casi no creció en el segundo trimestre, se supo esta semana. Ese dato alimenta el temor a un retroceso del PBI, también en este país que no integra la eurozona y donde la recesión oficialmente había quedado atrás en junio del 2009.

Las cifras negativas o poco alentadoras no son exclusivas del ´viejo continente´. Según información oficial, el ritmo de crecimiento del PBI de EEUU en el segundo trimestre del año fue del 1,3%. En opinión de Jan Hatzius, economista jefe del banco Goldman Sachs, dijo que la economía estadounidense está, a consecuencia de la crisis europea, “bordeando la recesión”. No obstante, se mostró confiado que la evitará.

“No estamos en recesión pero el informe de empleos no es robusto”, dijo a Bloomberg Brad Sorensen, director de análisis de mercado de Charles Schwab Corp., de San Francisco.

“La desocupación sigue en el 9,1% y los números (de la economía) no son suficientes para hacerla bajar. El crecimiento lento es el curso más probable en los próximos tres a seis meses”, añadió.

NO COMPRARÁ MÁS DEUDA SOBERANA
La banca europea necesita dinero urgentemente y el FMI no está dispuesto a que suceda lo mismo que con la quiebra de Lehman Brothers y le pinten la cara. Por eso, está lanzando avisos directa e indirectamente.

Hace unos días, un alto funcionario de la institución, deslizó la posibilidad de que el organismo comprara deuda soberana, lo que luego quedó desmentido.

El director del departamento europeo del Fondo Monetario Internacional (FMI), Antonio Borges, ha matizado sus declaraciones en las que apuntaba la posibilidad de que la institución adquiriera deuda soberana de España e Italia.

Así, ha asegurado que esta opción no está incluida en las funciones del FMI y requeriría “una estructura legal diferente”.

El responsable europeo del FMI aclara que cualquier modalidad de préstamo alternativa a lo que usa el FMI actualmente requeriría una “estructura legal diferente y el uso de una fuente de financiación distinta”.

También incide en que no se han tratado estas cuestiones con sus miembros.

En esta misma línea, también remarca que el Fondo Monetario Internacional tampoco está contemplando cualquier intervención en el mercado junto al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF por sus siglas en inglés).

Borges recuerda que la institución que dirige Christine Lagarde ya está prestando dinero a varios países europeos que han solicitado su apoyo y aseguró que no tiene ninguna “petición adicional” de ayuda de otras economías del continente.

Previamente, en una rueda de prensa en Bruselas, Borges se había mostrado abierto a la posibilidad de que el FMI invierta, junto al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF por sus siglas en inglés), en la adquisición de deuda soberana de España e Italia para contribuir a la recuperación de la confianza de los inversores.

A todo esto, Borges ha aclarado que “el Fondo sólo puede prestar sus recursos a los países y no puede utilizar estos recursos para intervenir directamente en los mercados de bonos”, en un comunicado remitido por el FMI.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD