Historias de migrantes

Superman es Christopher Reeve, el actor hollywoodense de antología que fue inmortal en la pantalla grande, pero un mortal bastante luchador en su silla de ruedas, paralizado como si hubiera recibido cargas extras de criptonita; aunque nunca perdió la sonrisa. Pero Superman también es, visto desde la óptica jocosa de Eduardo González Viaña, un inmigrante más, que ingresa a Estados Unidos sin visa ni pasaporte, escapando de un planeta azotado, como quien llega al vuelo desde un país en desarrollo.

| 26 agosto 2012 12:08 AM | Especial | 2.1k Lecturas
Historias de migrantes
La nostalgia lo animó a escribir cartas. Ahora, escribe artículos, con los cuales se comunica con un público más amplio.
Eduardo González Viaña publica una nueva selección de sus artículos aparecidos en LA PRIMERA

Más datos

EL CORREO DE SALEM

Eduardo González Viaña (La Libertad, 1941) plantea las siguientes preguntas: ¿Está usted pensando en irse a vivir en los Estados Unidos? ¿Quiere saber cómo viven los inmigrantes, los legales y los ilegales? Y en cuanto a los estadounidenses… ¿qué piensan y sueñan? ¿Cuáles son sus puntos de vista políticos? ¿Por qué hay tantas iglesias en cada pueblo? ¿Cómo se divierten? ¿Se divierten? ¿Se divertirá usted cuando emigre? Estas son las preguntas que responde en “El Correo de Salem”, una columna periodística que aparece simultáneamente en decenas de diarios de América y España, incluyendo LA PRIMERA, y cuya más reciente selección aparece en “El último vuelo de Superman”.
2170

De eso tratan los dos primeros textos que el escritor recoge en “El último vuelo de Superman”, conformado por artículos que publica semanalmente en su blog “El correo de Salem” y que se reproduce en periódicos de algunos países, entre ellos LA PRIMERA. Al citar a Superman, González Viaña utiliza un ícono estadounidense para tocar el sensible tema de la inmigración, que es, según él, “el fenómeno más importante desde los tiempos bíblicos”. “La diferencia es que en esa época los judíos avanzaron detrás de un patriarca en pos de una tierra prometida. En cambio, a nuestra gente que va de sur a norte en el continente no los llama un dios, sino que lo empuja una maldición: la de dejar atrás a países donde parece haberse acabado la esperanza…”.

INMIGRANTES QUE DAN RISA
Una alumna suya de una etnia mexicana le dijo que traduciría a su lengua su novela “El corrido de Dante”, que trata sobre un inmigrante que va con un burro por los Estados Unidos. Él pensó que el título en ese idioma extraño era una traducción literal, pero ella se lo tradujo como “El viejo burro que contaba historias”, un título clave para pagarle con una broma la constante sonrisa del autor.

A propósito de historias, González Viaña cuenta otra de esas anécdotas a las que sus interlocutores están acostumbrados: “Un día, en un parque de Salem, Oregon, había frente a mí dos señoras que reían. Y se reían en español. Me contagiaron la risa y comencé a reírme. Y luego me acerco a ellas y les digo: ‘Señoras, ¿de qué nos estamos riendo?’. Ella me dice que nos reíamos, porque su hija Patycita había perdido su trabajo. Y al decirlo reían juntas JAJAJA. ‘Eso no es nada’, me dice la señora Carmen: ‘Además de eso, el encargado del departamento de donde vivimos nos ha dado una notificación para desalojar hasta el fin de semana’… y JAJAJA. ‘¿Y tienen a dónde ir?’, le pregunté. ‘No, no tenemos a dónde ir’ y JAJAJA. ‘Y eso no es nada. Le dimos a un tipo 500 dólares para que nos dé una visa’, una ‘green card’, la legítima, ‘pero resulta que el tipo era un farsante y se fugó a Canadá’ y JAJAJA. Se reían a carcajadas. Le pregunté por qué reían por esas cosas y me contestó: ‘Es que llorar sin reír hace mucho daño’. Así como Carmen y Patricia hay millones de personas en los Estados Unidos”.

LA NECESIDAD DEL PERÚ
Estas y más son las historias que recopila en “El último vuelo de Superman” (San Marcos, 2012), selección de artículos que recogen la mirada de un inmigrante que razona, a veces con humor, sobre las vicisitudes de los inmigrantes en ese país que nació de una gran migración. En la carátula del libro puede verse a personas de distintas etnias saltando la valla alambrada frente a la mirada armada de soldados estadounidenses que resguardan la frontera: es una de las formas de llegar, como dice, de quienes se ven empujados por “la maldición de dejar atrás a países donde parece haberse acabado la esperanza”.

A González Viaña le interesa tener presencia en el Perú: “He publicado mucho en los Estados Unidos. En España hay una cadena que se llama ‘La Nueva España’, que tiene tres periódicos que me publican siempre… pero privilegio el escribir aquí, en este periódico; además, comparto su línea. Y veintidós años en el exterior, en los Estados Unidos, me ha colmado de nostalgias. Mi manera de disiparla es esta”.

En esos años ha acudido a la invención del correo electrónico. Antes, cuando no existía o no lo conocía, lo que hacía era escribir una sola carta en la computadora y cambiarle de vocativo para remitirla a distintas personas. Era, por ejemplo, una carta a su mamá y la convertía en carta para algunos amigos. En el Perú, no faltó quienes sacaran a relucir las sendas cartas que Eduardo González Viaña les había enviado con tanto aprecio, para descubrir al instante que la carta era la misma, pero con diferente vocativo, y que se ha convertido con el tiempo en una de las anécdotas más reales y jocosas de las que recuerdan sus amigos.

NUEVA NOVELA
Esta semana, el escritor ha presentado “El lucero de Amaya” (SM, 2012), novela para niños mayores de 9 años de edad.

“Amaya es hija de un inmigrante peruano en Nueva York. Ella lee periódicos y se entera que hay un meteorito que se acerca a la Tierra y cuyo impacto, se prevé, será muy destructivo. Va al Central Park en busca de una solución, en fin, y la solución se la va a dar su abuelo, que es un escritor, inteligente, sagaz, más o menos guapo”… Articulista internacional “y JAJAJA”, ríe Eduardo González Viaña. Siempre hay un motivo para sonreír: la última es que su libro “El amor de Carmela me va a matar” se está vendiendo como pan caliente en amazon.com


Marco Fernandez
Editor-Cultura

Loading...


En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD