Héroes awajún

En medio de la plaza principal de Bagua Chica, Amazonas, hay un monumento en memoria de los soldados indígenas que sacrificaron sus vidas en la Guerra del Cenepa en 1995, contra los invasores ecuatorianos. Es el único recuerdo del valor y arrojo que demostraron decenas de awajún-wampis que murieron o fueron mutilados -por minas antipersonales- en defensa del territorio nacional.

| 21 junio 2009 12:06 AM | Especial |2.6k Lecturas
Héroes awajún
(1) Los awajún combatieron como héroes. (2) Chiabra los comandó y los defiende. (3) Gracias a ellos, la frontera con Ecuador fue sellada.
Como soldados y “yachis”, indígenas awajún-wampis libraron las batallas en la selva del Cenepa, en defensa del territorio nacional.

Más datos

DETALLE

El conflicto de “El Cenepa” comenzó el 26 de enero de 1995 y las hostilidades terminaron el 28 de febrero de ese mismo año. No hay un recuento oficial de víctimas. Fernando Rospigliosi indica que un comunicado del gobierno de la época, señaló que hasta el 15 de febrero hubo 38 muertos, aunque desconfía de la cifra, porque significaría que la toma de Tiwinza sólo le habría costado a Perú dos vidas. Oficialmente el Estado, el Ejército y la Aviación reconocen como héroes a los coroneles Víctor Maldonado y Marco Schenone, el comandante Enrique Caballero, el mayor Miguel Alegre, el capitán Raúl Vera, el mayor Percy Philips y el técnico Erick Díaz, entre otros. Ninguno de ellos es indígena. Los demás permanecen anónimos.
2659  

“El país tiene una deuda histórica con todos los combatientes del Cenepa”, recalcó el general EP (r) Roberto Chiabra, quien tenía el grado de coronel cuando fue nombrado jefe del teatro de operaciones del conflicto, entre los ríos Cenepa, Santiago, Imaza, entre enero y febrero de 1995.

“Gracias a ellos y a compatriotas de todas partes del país, pudimos defender nuestro territorio y cerrar una etapa de enfrentamiento con el vecino Ecuador”, resaltó.

“Para los indígenas, luchar en defensa de su territorio es algo fundamental, parte de su carácter”, indicó el general, quien en febrero de 1995 dirigió la captura de Tiwinza, para lo cual fue seleccionado por el comando militar, por su conocimiento de la selva peruana, al haber comandado acciones en el Huallaga.

Los awajún-wampis no sólo sirvieron al Ejército como soldados voluntarios, sino que también, sin estar asimilados al arma, prestaron servicios de guías y de “yachis”, es decir cargaban la logística necesaria para el abastecimiento de los batallones. Muchas veces subieron a pie la empinada cordillera El Cóndor, llevando en sus espaldas alimentos, municiones, agua, combustible, armamento, etc.

Sirvieron de guías por el escarpado terreno montañoso, para llegar a Cueva de los Tayos, a Tiwinza, donde el Ejército repelió al invasor ecuatoriano.

“Todos se sintieron peruanos, sin diferencias de ninguna clase, para asegurar el territorio nacional. No pelearon por algo material, lo hicieron con gran valor espiritual”, afirmó el general.

Muchos se preguntan (sobre todo los políticos tradicionales), ¿cómo han hecho los indígenas para soportar más de 50 días en los bloqueos de carreteras? Hay quienes sostienen que han recibido subvención extranjera para ello, dice el general Chiabra, pero, él mismo responde, “los indígenas que estuvieron en El Cenepa tenían capacidad de orientación y resistencia, no es correcto cuando se insinúa que son subvencionados de fuera. Ellos se alimentan de pescado, plátano y yuca, no necesitan sopa, segundo y postre como en la urbe. Hablar de otra manera es desconocer la realidad de ellos”.

“En la selva, los pobladores a partir de los 14 ó 16 años ya quieren hacer el servicio militar voluntariamente, es su manera de ser. Ya se sienten maduros. Y la única presencia del Estado son los puestos de vigilancia del Ejército. La base “El Milagro” (cerca de Bagua Chica) cubre todas sus vacantes del Servicio Militar Voluntario”, comentó Chiabra.

“Allí no hay modernidad. No hay postas médicas, colegios, ni carreteras que les puedan facilitar la vida”, añadió.

También manifestó que es un hecho relevante, que en todos estos años, ni Sendero Luminoso, ni el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, ni el narcotráfico hayan ingresado a los territorios de los indígenas amazónicos. “No son manipulables, porque sino no prestarían servicio militar, no hubieran defendido al Perú en esos momentos cruciales, no considerarían suyo ese territorio por el que pelearon”, argumentó.

“Tenemos que valorar más a los indígenas amazónicos”, enfatizó Chiabra. “Tal vez si el Estado hubiera cumplido con ellos, al darles sus terrenos, como les prometieron al final de la guerra, si los hubieran titulado, hoy no estaríamos lamentando muertes”, reflexionó.

“Creo que hay que hablar con más respeto de los Héroes del Cenepa y no relacionarlos con las muertes de policías en Bagua. Deberíamos tener un poquito más de respeto por aquellos peruanos que solucionaron un siglo de conflictos. Gracias a ellos, Perú pudo cerrar una frontera tan difícil con el vecino del norte”, agregó.

Susana Grados Díaz
Jefa de Informaciones

Loading...


En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario