Hay funcionarios del Estado que quieren privatizar todo

El hoy decano del Colegio de Ingenieros del Perú, Carlos Herrera Descalzi, cuestiona el débil manejo que el gobierno está teniendo en materia energética al presentar, en solo un año, tres proyectos distintos para un mismo fin: llevar el gas al sur e instalar una planta petroquímica. Además, desliza la posibilidad de una clara injerencia del Ministerio de Economía al interior de todos los sectores productivos, como el MEM, funcionarios que creen que todo el Perú debiera estar en manos privadas.

| 19 enero 2013 12:01 AM | Especial | 1.7k Lecturas
Hay funcionarios del Estado que quieren privatizar todo
El exministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, realiza una dura crítica al Gobierno y pone en duda la intención estatal de potenciar Petroperú.
ENTREVISTA. Exministro de Energía y Minas y Decano del Colegio de Ingenieros del Perú, Carlos Herrera Descalzi.

Más datos

“Los funcionarios que están alrededor del Ministerio de Energía y Minas y en general de todos los ministerios de la producción, son funcionarios que han estado vinculados a Proinversión, es decir al ámbito del MEF. Y el MEF básicamente no ha cambiado en 20 años, es más o menos la misma gente que entró con (Alberto) Fujimori”.

“Digamos que (Merino y Castilla) seguramente son ideológicamente afines. O sea, cuando una persona lleva trabajando 20 años en el mismo sitio, es natural que haya una afinidad ideológica a partir de los mismos dogmas, a partir de los dogmas de inicios de los noventa”.
1776

En un año el gobierno pasó del Gasoducto del Sur Andino, al etanoducto y ahora quieren hacer el Gasoducto del Sur Peruano, ¿considera que en materia energética el gobierno tiene un manejo serio?
-No se podría hablar de un manejo serio cuando hay cambios tan rápidos y opuestos. Todo proyecto avanza desde una etapa inicial hasta una etapa de maduración por lo menos en proyectos de esta dimensión, lo que se definiría como macroproyectos, que para poder materializarse necesitan una serie de características: buscar a alguien que lo transporte y alguien que consuma el gas. Pero todas esas condiciones se dan dentro de un marco regulatorio y legal.

-¿Entonces para usted el gobierno está tratando el tema energético más que técnica, políticamente?
-Yo diría que está haciendo su mejor esfuerzo, pero le falta solidez técnica, le falta un poco de paciencia y quiere hacer madurar las cosas antes de tiempo.

-¿Tiene alguna explicación para entender por qué el gobierno está viendo este tema tan a la ligera?
-De un lado, un componente muy fuerte de la campaña electoral fue el sector energético: La recuperación del Lote 88, el Gasoducto del Sur Andino y el gas a doce soles. El núcleo de votantes del gobierno se situó en el sur. Pero lo están enfocando como si el tema del gasoducto se tratase de construir unos cuantos ductos y luego las cosas caminan solas, pero es un proyecto bastante más complejo que eso. Entonces, en aquello que no puede hacer el sector privado, lo quieren sustituir con el Estado y creo que eso es un error.

-En el proyecto del Gasoducto del Sur Andino y en el Etanoducto se mencionaba una participación de Petroperú y ahora con la Ley 29970, sobre seguridad energética, mencionan que la participación de Petroperú estará supeditada a lo que indique el Ministerio de Energía y Minas.
-Es, digamos, por lo menos más flexible.

-¿Cree que hay una intención de bloquear la participación de Petroperú en el Gasoducto del Sur Peruano?
-No, no creo que haya esa intención. Hasta antes del 28 de julio este proyecto estuvo marchando solo con empresas privadas, después del 28 de julio (de 2011) el Estado propuso que participaran empresas estatales, las empresas privadas que estaban llevando el proyecto no se opusieron a eso. Pero la participación de las empresas estatales no solo puede ser por el simple hecho de que participen, sino por alguna razón importante, que puede ser en actividades de riesgo que la empresa privada no pueda cubrir y el Estado entre por ellas. La otra parte es desde un punto de vista estratégico. Me parece que estos dos puntos no están claros, no se sabe por qué debe o por qué no debe participar el Estado.

-Pero la Ley 29970 establece claramente la participación de Electroperú, sin embargo Petroperú está a la expectativa.
-En el caso de Electroperú, se trata de poner una central termoeléctrica. Entonces de lo que se trata es de tener un consumidor del gas para que el proyecto del gasoducto tenga por lo menos en ese lado del gasoducto, alguien que pague esa parte.

-En ese sentido, Manuel Dammert advertía que la empresa Suez Energy podría ser la que compre la energía generada en la termoeléctrica para llevarla al norte de Chile, son acerca de 1,700 Megavatios (Mv).
-Es, digamos, una vinculación. Para comenzar en el Perú la energía eléctrica se produce a 60 ciclos y en Chile a 50 ciclos, ambas no son conectables y se requeriría de una instalación para que convierta la energía para que se transporte de un país a otro y esa instalación es cara para ese nivel de energía. Técnicamente está dentro de lo factible, pero primero debemos asegurarnos de que tenemos gas y eso hasta ahora no se ha hecho.

-¿Entonces estamos hablando de un proyecto que ni siquiera sabe si tiene reservas de gas?
-En el lote 58 presuntamente hay de 5 a 10 TCF. ¿De dónde sale esa cifra? De los cálculos, de las observaciones, de gente experta que está opinando y yo estoy casi seguro de que sí hay gas, porque ese es el primer requisito para perforar. Pero si no se tiene la infraestructura para dirigir el gas para el consumo interno, entonces lo único que le quedaría sería derivarlo a Pampa Melchorita para su exportación y ese ya no sería un buen negocio.

-¿Por qué fracasa el Gasoducto de Kuntur-Odebrecht?
-Porque la razón de ser del Gasoducto del Sur Andino era la planta petroquímica, pero a la empresa que pidió la concesión antes que Kuntur, solo se le dio el permiso para un solo ducto cuando en realidad eran necesarios un ducto para el transporte de gas y otro para el transporte de líquidos. Además, para que la petroquímica funcione, se le iba a pedir a todos los lotes del gas de Camisea (56, 57, 58 y 88), que separen el líquido del gas para que sea dirigido a la petroquímica, pero esto le reducía el contenido calórico al gas y si este era dirigido a la exportación, entonces ya no era un buen negocio. Creo que el gobierno no entendió que aquí había un círculo vicioso. Después de esto hubo una pérdida de paciencia cuando se anunció que el verdadero costo del proyecto no era de US$ 2,700 millones sino US$ 5,000 millones.

-De la mano de Humberto Campodónico, Petroperú ha vuelto al upstream, a través del lote 64, pero un día antes de la firma, le aceptaron su renuncia. ¿Usted cree que exista injerencia del Ministerio de Economía y Finanzas?
-La Ley para el etanoducto tenía una gran cantidad de dispositivos que eran más del carácter del MEF que del MEM, tenían más especificidades en el manejo de economía y finanzas y las de energía eran un poco flacas. Hoy día los funcionarios que están alrededor del Ministerio de Energía y Minas y en general de todos los ministerios de la producción, son funcionarios que han estado vinculados a Proinversión, es decir al ámbito del MEF. Y el MEF básicamente no ha cambiado en 20 años, es más o menos la misma gente que entró con (Alberto) Fujimori.

-¿Estamos hablando de lobbistas?
-No, no estamos hablando de lobbistas, es gente, personas que están imbuidas de una forma de pensar, que nacieron en esa organización en una forma de pensar que es la forma de privatizar todo.

-¿Es esa gente que cree que el Estado no es capaz de hacer nada por su cuenta y que todo el Perú debería estar en manos privadas, incluido Petroperú?
-Claro, pero comenzaron a privatizar a Petroperú, pero no lo lograron por una resistencia que hubo, porque tampoco se pudo privatizar Electroperú.

-Durante su gestión al frente del MEM, ¿percibió algún tipo de presión por parte del Ministerio de Economía?-
-No, ese no es mi caso.

-Entonces el actual ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, sí es un socio estratégico de Luis Castilla.
-Eso ya me es difícil decir.

-Pero para que lo haya dejado sacar la Ley del Etanoducto.
-Digamos que seguramente son ideológicamente afines. O sea, cuando una persona lleva trabajando 20 años en el mismo sitio, es natural que haya una afinidad ideológica a partir de los mismos dogmas, a partir de los dogmas de inicios de los noventa. Si usted repasa las planillas, encontrará nombres de personas que llevan allí 20 años.

-Si usted habla pues de afinidad ideológica entre Castilla y Merino, con ese dogma de privatizar todo, ¿Petroperú en este momento corre el riesgo de retroceder o ser privatizado?
-Digamos que su punto de vista es que, no sé si precisamente ellos, no me podría referir específicamente a ellos, pero me refiero a la corriente de pensamiento que generalmente comparte la gente del MEF, entonces la idea es que toda la inversión debe ser privada y que el Estado no se debe meter en nada. Y con la participación de Petroperú y Electroperú hay un choque ideológico. Ahora lo curioso es que quien sostiene el fortalecimiento de Petroperú y Electroperú es el propio presidente Ollanta Humala y claro, siendo esto el pensamiento del presidente, sus ministros tienen que seguirlo, bajo su propia óptica. Debe ser difícil buscar la consistencia entre lo que se quiere y lo que no se quiere ¿no? Imagino que es mucho más difícil de entenderse con personas que piensan de una manera diferente. Yo no soy tampoco de los que quiere que el Estado se encargue de todo. Prefiero la inversión privada, pero sé que hay cosas que por su magnitud no puede tener al Estado totalmente al margen.

-En ese sentido, se refiere a que en nuestro país invierten empresas petroleras estatales de Brasil, Chile, Argentina, etc.
Petroperú y Electroperú son estratégicas. En América Latina, Colombia, Brasil y Chile tienen empresa petrolera estatal. Chile no tiene petróleo y tiene a su empresa invirtiendo aquí. Colombia está invirtiendo acá bajo una ley que dice que el petróleo es de “libre disponibilidad”, eso quiere decir que una vez que la empresa lo extrae, lo lleva donde lo necesita, exceptuando un caso de emergencia nacional, donde recién el petróleo será destinado al consumo interno peruano.


Laura Grados Lozano
Colaborador


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.24839305878