Han pasado 48 horas

1. Quizás no esté muy lejos el día en que los limeños comprendan lo injusto que fueron con Susana Villarán y con ellos mismos. En el 2010, Lima estuvo en camino de convertirse en una sucursal gigante de la mafia del Callao con la postulación de Kouri que tenía alta intención de voto. Razones formales lo sacaron de carrera y crearon un vacío frente a la candidatura de Lourdes Flores, que cargaba con un largo desgaste, y que fue llenado por el grupo entusiasta y primerizo que iba tras la chalina de Fuerza Social.

| 07 octubre 2014 10:10 PM | Especial | 1.9k Lecturas
Han pasado 48 horas
Han pasado 48 horas
Por: Raúl Wiener
1941

2. Cuatro años después, Castañeda ocupaba el lugar de Kouri, en una variante quizás peor, mientras Susana cargaba con el desgaste de la revocatoria, la guerra mediática, los errores y las autocríticas, la mala suerte y los miedos cerriles a todo lo que significa la posibilidad de cambiar. Lo increíble es que en ese contexto hubiese un importante sector que se creyera que lo nuevo esta vez era Cornejo, dos veces exministro, expresidente del Banco de la Nación, exjefe del ICE (Instituto de Comercio Exterior) en los ‘80 en tiempos del dólar MUC, etc.

3. Para votar por Castañeda a la gente no le ha importado ni sus silencios y evasivas, sus repuestas burlonas (que se burlan de los electores) ante asuntos serios, su conchuda carencia de propuestas técnicas, su ambigüedad ante la corrupción, etc. Es como si dijeran que frente al falso izquierdismo de Humala y a la polarización permanente a la que fue sometida Susana, quizás el santo remedio sea volver hacia lo tradicional, lo malo conocido, es decir la mediocridad contra la imposible perfección.

4. Los votantes del Sí del 2013, son casi milimétricamente los que le han dado el triunfo al mudo. Pero igual podría decirse del 49% de la encuesta de Datum que decía que “roba pero hace obras” era Castañeda, que se ajusta claramente con la votación del domingo. En cambio el No ya no existe, se diluyó sin que se sepa por dónde se fueron sus partes, como desapareció el No a Keiko y otros agrupamientos democráticos movilizadores. Sin duda ha habido un quiebre en la tendencia progresista e incluso en la resistencia democrática a la eclosión de los sectores más descompuestos.

5. En la mañana del lunes, los micros y combis de Orión habían invadido la avenida Arequipa y se proponían arrasar con el Corredor Azul. No pasará mucho tiempo para que Ida Ávila reclame “derechos” y los tome por la fuerza. Estaba cantado. Pero una cosa es decirlo y otra vivirlo. Lima ha sido recuperada para los piratas. Me pregunto, por tantas mujeres y personas pobres a las que le han alimentado el odio a Susana, que obviamente quieren el bienestar para los suyos, si no llegarán a sentir en algún momento el daño que se pueden hacer con su propio voto.

Raúl Wiener

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital