Frustrada asonada golpista

La mañana del jueves el reclamo de la Policía Nacional ecuatoriana fue creciendo como una bola de nieve hasta convertirse en un intento de golpe de estado contra Rafael Correa. Los tres últimos presidente no terminaron su mandato, Lucio Gutiérrez por ejemplo, entró con un golpe y salió destituido por una vacancia declarada por el Congreso, luego de los disturbios que dejaron muertos y heridos.

Por Diario La Primera | 02 oct 2010 |    
Frustrada asonada golpista
(1) El presidente Correa fue agredido y luego secuestrado por la policía, cuando este se dirigió a dialogar con ellos. (2) La movilización popular contra el golpe fue inmediata, ecuatorianos se quedaron en las calles hasta que el presidente fue rescatado y retornó el poder. (3) Rechazo a Ley fue el pretexto que sirvió para la intentona golpista. (4) El ex coronel Lucio Gutiérrez fue uno de los autores intelectuales del fallido intento de golpe.
El intento de golpe encontró a un pueblo que salió masivamente a las calles decidido defender a su presidente Rafael Correa y a la democracia.
Lo que sucedió en Quito quedará también marcado como un intento de golpe y un golpe de la derecha contra un gobierno que no quiere someterse a sus intereses y órdenes, y que hoy tiene entre sus filas de ataque al destituido Gutiérrez, como punta de lanza de sus intenciones golpistas.

Una de las escenas que dieron la vuelta al mundo segundos después de ser captada fue la de un Correa golpeado, apoyado en un bastón terapéutico y tratando de sobreponerse lo más pronto posible de las nubes de gas lacrimógeno que los policías alzados le lanzaron sin el menor respeto a su investidura presidencial.

Ante la desinformación e incertidumbre, la población salió en masa a las calles a defender a su presidente, el gobierno ordenó el estado de excepción y los medios de comunicación en señal única comenzaron a emitir información sobre los hechos, que incluía pronunciamientos oficiales.

Por la tarde, si aún podían quedar dudas de que lo sucedido fuera una protesta e insubordinación y no un golpe fallido se corroboró con la aparición ante cámaras de Lucio Gutiérrez pidiéndole (exigiéndole) a Correa a disolver el Parlamento y llamar a elecciones presidenciales anticipadas.

Las escenas de violencia marcaron la asonada golpista y mostraron al gobierno del presidente Correa sorprendido por la insurgencia de policías que están siendo usados por fuerzas golpistas.

La primera medida del presidente Correa fue ordenar durante una semana el Estado de Excepción y la suspensión de clases en escuelas y colegios públicos y privados, así como el cierre de los bancos, locales comerciales y aeropuertos frente a la falta de resguardo policial.

El apoyo internacional y respaldo a Correa no se hizo esperar y a las pocas horas de la asonada golpista los mandatarios de países vecinos como Brasil, Perú, Colombia, Bolivia, entre otros, dieron mensajes de solidaridad con Rafael Correa y convocaron a una reunión de emergencia de Unasur. El repudio mundial al intento golpista fue unánime.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.