Forjando un futuro mejor

Rescatando a niños de las calles, capacitando a hombres y mujeres, o llevando ayuda a los más necesitados, de esa manera transcurre la labor de los padres salesianos que buscan cambiar vidas y presentar testimonios de que todo es posible de lograr.

Por Diario La Primera | 21 julio 2012 |  3k 
Forjando un futuro mejor
Los padres Ryszard Lach y Raúl Acuña ofrecen la oportunidad de cambiar a niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad.
LOS HIJOS DE DON BOSCO

Más datos

TESTIMONIO
Padre Raúl Acuña Gallo
Director ejecutivo de la Fundación Don Bosco
“La fundación es el sostén de todas las obras educativas de los salesianos, comprende los centros de educación técnico productiva-Cetpro, tenemos ocho en todo el Perú. Están también la red de Casas de Chicos y Chicas, el instituto que tiene tres áreas: el pedagógico para formar educadores, el tecnológico para formar maestros técnicos y por la tarde en Breña funciona el Cetpro con casi mil alumnos, se enseñan ebanistería, mecánica, imprenta, electricidad y electrónica”.
3001  

Con la alegría de saber que ahora tendrá un buen futuro y que cuenta con el amor y apoyo de muchas personas que lo acogieron después de vivir en las calles de Lima, Sebastián me cuenta que para él las casas de acogida de la Fundación Salesiana Don Bosco, significan una “oportunidad de Dios” y una posibilidad de servir a la sociedad decentemente.

“Yo era un niño que dormía y trabajaba en las calles, no tenía más familia que las personas que encontraba, y mi futuro lo veía venir oscuro y triste, pero encontré una oportunidad llamada Don Bosco, en la cual tengo padres y hermanos que nunca pensé tener”, cuenta Sebastián de 15 años de edad, que ingresó a esta casa hace dos años.

LA PRIMERA visitó la casa hogar Don Bosco, ubicada en Breña y recorrió las instalaciones que albergan a 80 menores de entre 13 y 22 años.

En el encuentro con estos niños y adolescentes, la amabilidad, respeto y cordialidad destacaban y cualquiera pensaría que estos niños no estuvieron en las calles, rodeados de gente de mal vivir y de un sinfín de riesgos.

Durante una cena con los niños y jóvenes, compuesta con chocolate, panes y dulces, que ellos mismos habían preparado, nos contaron muchas historias cada cual con una problemática diferente, las que ya les habían hecho perder la esperanza de que existía un futuro mejor para ellos.

Algunos abandonados por sus padres, otros huérfanos y muchos que habían huido de sus casas para vivir en las calles debido a la violencia de la que habían sido víctimas. Pero estos niños en algún momento se dieron cuenta que ese no era el futuro que querían, y es cuando decidieron cambiar y aceptaron la ayuda de los sacerdotes de la comunidad salesiana, como ellos mismos dicen “aquí entramos porque queremos cambiar, nadie nos obliga a vivir aquí”.

Las instalaciones de esta casa hogar son muy cómodas, con amplios cuartos divididos por sectores y edades, amplias aulas, comedores, patios, zonas de deporte y computadoras de alta tecnología que como aseguran “nunca habían pensado tener para estudiar”.

Albergan a 25 mil niños
El padre Raúl Acuña, Director Ejecutivo de la Casa Hogar de Breña nos contó que su único objetivo en una sociedad donde impera la pobreza, la corrupción y la violencia, es cambiar vidas y presentar testimonios de que todo es posible de lograr.

Y es que, en todo el Perú existen más de 25 mil niños, niñas y adolescentes albergados en las casas Don Bosco, recibiendo atención integral hasta su profesionalización. Asimismo, son más tres mil mujeres y varones beneficiarias de los Centros de Educación Técnico Productiva (CETPROs), estudiando con el apoyo económico en un 80%, mientras que más de mil jóvenes participan de los centros juveniles haciendo buen uso de su tiempo libre, en los talleres de formación humana y cristiana. La labor salesiana continúa con 1200 adolescentes que estudian en los colegios técnicos y agropecuarios, 5 mil niños, niñas y adolescentes en las escuelas y colegios de inicial, primaria y secundaria y más de 2500 pacientes indigentes y de escasos recursos económicos atendidos en los centros médicos de Arequipa y Piura (Bosconia).

Por su parte, el padre Ryszard Lach, conocido como el “padre Ricardo”, dirige la Casa Hogar de Breña, y con una fe inquebrantable asegura que “Dios y la Virgen María Auxiliadora, son los que conmueven el corazón de las personas, para que nos ayuden y consigamos cada día más amigos de Don Bosco, que nos apoyan con donativos y depósitos en las cuentas bancarias a nombre de la casa salesiana”.



Requieren de apoyo
Esta labor no cuenta con apoyo estatal, pese a que algunas instituciones públicas les entregan a niños y adolescentes rescatados de algún lugar o de alguna familia disfuncional y para ello solo cuentan con ayuda solidaria de pocas empresas privadas nacionales y más extranjeras, así como cerca de 300 padrinos de la casa que cada mes depositan una cantidad de entre 10 a 30 soles mensuales o a veces más de acuerdo a sus posibilidades.

Los chicos pasan por distintas etapas en su formación. Primero son invitados a formar parte de los programas preparados para ellos, luego les ofrecen un ambiente de acogida con la finalidad de conocer su realidad. La siguiente etapa es la sociabilización, que es la integración a la experiencia formal del centro y va hasta que culminan sus estudios secundarios; luego viene el acompañamiento-profesionalización, que es el momento en que los muchachos llegan a su plena maduración humana y cristiana con una carrera técnica; y finalmente la consolidación, que es la fase terminal del proceso pedagógico y de reinserción, en que el joven consolida su proyecto de vida.

“En las casas Don Bosco se han identificado un 30% de niños que han estado metidos en el alcohol, un 1% de niños con problemas de drogas o que alguna vez consumieron, pero no son adictos, esos no recibimos porque no contamos con programas de rehabilitación adictiva y hemos identificado que en un 60% de niños y adolescentes alguna vez consumieron drogas. Al interior del país un 30% de las casas hogares trabajan con niñas y adolescentes”, explica el padre Ryszard Lach. Agregando “cuántos niños hemos sacado de las calles y los estamos convirtiendo en hombres y mujeres de bien, y de esta manera hemos ayudado al Estado a combatir la delincuencia”.

Un gran fundador
Juan Melchor Bosco o Don Bosco (en italiano Giovanni Melchiorre Bosco) (16 de agosto de 1815 - Turín, 31 de enero de 1888) fue un sacerdote, educador y escritor italiano del siglo XIX. Fundó la Congregación Salesiana, la Asociación de Salesianos Cooperadores, el Boletín Salesiano, el Oratori Salesiano y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Promovió la Asociación de Exalumnos Salesianos, el desarrollo de un moderno sistema pedagógico conocido como Sistema Preventivo para la formación de los niños y jóvenes e impulsó la construcción de obras educativas al servicio de la juventud más necesitada, especialmente en Europa y América Latina.

Hace más de 120 años, los Salesianos llegaron al Perú procedentes de Italia y fieles al carisma del fundador San Juan Bosco, se extendieron en costa, sierra y selva, trabajando especialmente con adolescentes y jóvenes pobres, abandonados y en riesgo social.


TODA AYUDA ES BIEN RECIBIDA
Campaña “Dona y Cambia una Vida”

Para continuar con esta loable labor, la Fundación Don Bosco requiere seguir comunicando la propuesta de apoyo a favor de los chicos y chicas de la calle con el pensamiento que “muchas personas, donando poco”.

Desde el inicio de este mes la Fundación Don Bosco está lanzando una campaña denominada “Dona y Cambia una Vida” dirigida a la gente que pueda convertirse en Amigo de Don Bosco.

•Modalidad 1: Envíos de correos directos personalizados a personas con tarjeta de crédito.

•Modalidad 2: Ofrecimiento de un Paquete Telefónico de Larga de Distancia a favor de los chicos y chicas de la Fundación Don Bosco.

Todo lo recaudado va dirigido para las once Casas Don Bosco a nivel nacional donde acogen niños, niñas y adolescentes en alto riesgo moral y físico, en donde les brindan: experiencia de hogar, formación humana y cristiana, educación para el trabajo, inserción a la familia y a la sociedad, con la metodología y carisma Salesiano.

También pueden ayudar adquiriendo productos de las unidades productivas como vinos, dulces, panetones, entre otros, o con donaciones en efectivo en las cuentas bancarias: BBVA Banco Continental (Cuenta corriente en soles: 0011-0167-010000199809) o a la (Cuenta corriente en dólares: 0011-0167-01000019484)


Carmen López
Redacción

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario