Filicidio, el peor de los crímenes

Uno de los últimos y más brutales casos de filicidio que estremeció la capital, fue el brutal asesinato de la niña Pierina Cardoza Tello (9) a manos de su propia madre, Isabel Tello Chanduví (31), una mujer con evidentes personalidad psicopática que la mató a golpes y hasta simuló una violación de la menor. Los psicólogos advierten que los niños suelen ser depositarios o víctimas de los trastornos o agresividad de sus padres.

| 09 abril 2012 12:04 AM | Especial | 6.7k Lecturas
Filicidio, el peor de los crímenes
Historias de Primera (II)

Más datos

La policía estableció que Isabel Tello, la golpeó como a entenada en el interior de la ducha, amordazándola para que sus gritos no fueran oídos por los vecinos; observándose surcos en los labios de la niña, lo que hizo presumir a los agentes que le habrían sido cosidos por la filicida.
6738

Asimismo en el Bellavista, Callao, otra mujer luego de emborracharse con su conviviente y porque éste la amenazó con dejarla, tomó a su bebé de 7 meses de nacida y la ahogó , según dijo, para vengarse del marido de turno.

Se trata de mujeres convertidas en madres porque así lo dispone la propia naturaleza, carentes de amor a los hijos y con evidentes disfunciones emocionales, que viven por y para deleite pasajero de sus cuerpos, antes que sentirse fuente creadora de vida, amor y protección a sus hijos. Un gran porcentaje de niños del país son considerados por sus propios padres como sirvientes, deben realizar duras tareas en casa, privados de todo juego o esparcimiento infantil. No los envían al colegio; son obligados a trabajar o prostituirse y encima, los azotan o golpean con una brutalidad, que conmueve el corazón más indiferente de algún vecino.

Fue precisamente una discusión con su conviviente lo que la arrastró a Isabel Tello, cometer este terrible crimen en agravio de una niña desvalida e inocente.

GOLPES Y LÁTIGO
Esta mujer había hecho de la niña, objetos de tortura sistemática y en su natal Piura, echó harto látigo sobre la infante y hasta le golpeó la cabeza con un trozo de ladrillo, según el testimonio de la propia víctima en una denuncia que aparece en la Comisaría de Mujeres de esa ciudad. La infante acusó a su madre de atacarla casi a diario con golpes y puñetes.

El día del crimen luego de haber discutido con su pareja y visiblemente trastornada, golpeó una vez más a la niña hasta causarle sangrado del rostro y al verla casi agonizando, obró con perversidad, introduciéndole un objeto por sus partes íntimas a fin de presentar el caso como una violación seguida de muerte.

Las golpizas venían desde el 2009 incluyendo maltratos psicológicos en la ciudad de Piura y fue la abuela, a quien también se le acusó de las mismas prácticas de violencia contra la niña la que denunció el caso en esa ciudad.

DISCUTE CON CONVIVIENTE
Ese día fatal su conviviente Jonathan Nieto Loza llegó de madrugada y en estado de embriaguez al domicilio que compartía con la filicida en la Av Universitaria 487. Isabel Tello le recriminó la hora de llegada y luego de una fuerte discusión llegaron hasta la agresión.

El incidente duró unas dos horas y cuando el hombre se marchó tirando la puerta, lamujer llena de ira, acometió contra la menor que había estado observando la escena casi paralizada de miedo y comenzó a golpearla con ambas manos hasta hacerle sangrar del rostro y la cabeza.

La bajó violentamente de la cama, le destrozó las prendas de vestir y procedió a raparle los cabellos. Seguidamente, la llevó a jalones a la ducha donde la golpeó hasta causarle la muerte.

NIEGA EL CRIMEN
Lamentablemente los gritos de la niña no fueron oídos por los vecinos y esta mujer continuó cometiendo todas las atrocidades contra su propia hija. Había golpeado a la menor hasta causarle la muerte.

Su cuerpo yacía en posición casi fetal cerca del baño.

Cuando el grupo efectivos policiales llegaron al escenario del asesinato, no pudieron disimular el terrible impacto por la horrorosa escena de violencia practicada contra Pierina a pesar de estar acostumbrados a este género de escenas y casos.

Al ser interrogada por los policías de investigación criminal negó ser la autora del asesinato y confesó que solo la había castigado por una supuesta malcriadez.

Dijo también que luego le ordenó a su hija que se echara a la cama; que salió de su casa y cuando retornó cerca de las 2 de la tarde la halló muerta con evidentes signos de violación.

CONFIRMAN FILICIDIO
Poco después llegó al escenario criminal el fiscal de turno quien ordenó el traslado del cuerpo a la morgue de Lima. Allí un grupo de forenses determinaron el verdadero origen de las heridas y de su muerte.

La filicida fue detenida e interrogada hasta que, ante el peso de las pruebas salió de su encierro de cinismo, confesando cómo asesinó a su propia hija.

La policía estableció que Isabel Tello, la golpeó hasta el cansancio en el interior de la ducha, amordazándola para que sus gritos no fueran oídos por los vecinos, observándose surcos en los labios de la víctima lo que hizo presumir a los agentes que le habrían sido cosidos por la filicida.

La asesina salió a la calle haciendo tiempo para hacer creer que en su ausencia, alguien ingresó a su domicilio y había agredido a la menor para violarla hasta causarle la muerte.

VÓMITO Y ASFIXIA
Las primeras conclusiones de la autopsia revelaron que Pierina, habría vomitado durante la golpiza pero, al hallarse amordazada o con los labios cosidos se ahogó o asfixió con su propio arrojo estomacal.

En una de los ambientes de la Dirincri, donde la filicida fue interrogada junto con su conviviente, se puso al descubierto la autoría de esta desnaturalizada madre en el asesinato de su hija.

Poco después se determinó su inmediato internamiento en la cárcel de Santa Mónica a donde fue conducida con un chaleco antibalas, por un grueso de fornidos policías y ante el acecho de reporteros policiacos que trataban de arrancarle algunas declaraciones. En la calle un grupo de transeúntes que observaban indignados a la asesina le lanzaban insultos irreproducibles.

El PADRE DE PIERINA
Alfredo Cardoza, padre de Pierina dijo que la abuela Bertha Chanduví, también debía ser considerada como responsable de la muerte de la niña porque tenía la patria potestad de la menor .

“Ella tiene responsabilidad pues hay que averiguar cómo y por qué llegó con la niña a Lima desde Piura” , y se quejó que su hija hubiera sido entregada a su madre para su cuidado.

En otro momento recordó que en el 2009 la propia abuela Chanduví, acusó a su hija Isabel, de maltratar a la menor y añadió que a mediados del 2010, él inició un juicio por la tenencia de su hija y que los jueces erraron en otorgar a la abuela la patria potestad.

SE ENTERÓ POR LA TV
“No sabía ni imaginaba lo que le había pasado a mi hija. Yo me enteré del caso por la televisión.” dijo Cardoza.

“Mi participación ha sido decisiva para esclarecer el crimen porque ella (Isabel Tello), decía que mi hija estaba con trastornos lo cual es falso, mi hija nuenca mostró ningún trastorno”, añadió mientras se secaba las lágrimas a puño cerrado. El padre de la menor pidió a las autoridades severo castigo para la madre y demás responsables del cruel asesinato de Pierina.

La pobre niña vivió en los últimos dos años un infierno de golpes y torturas no solo de su madre sino también de la propia abuela. Una infancia triste, labrada por la separación de los padres y la irresponsabilidad y violencia de la madre y la abuela materna a quienes la víctima, tuvo que soportar hasta la muerte la violencia perversa arraigada en ambas.

NIÑOS SIRVIENTES
Jonathan Nieto, expareja de Isabel Tello Chanduví, reveló que su ex conviviente, con quien tiene también un hijo, era agresiva con sus otros hijos. Narró en un programa televisivo que los niños vivían como sirvientes, pues tenían que hacer las tareas del hogar y encima recibían un violento maltrato de la filicida y la abuela.

Ante la indignada teleaudiencia reveló, que había recuperado a su hijo y que el menor le contó que “ su mamá le pegaba con una cuchara de palo y lo metía a la ducha”.

AHOGÓ A SU BEBE DE 7 MESES
Otro espeluznante crimen erizó los cabellos de vecinos del jirón Bonnemaison en Bellavista donde Evelyn Keytti Zúñiga Arias (33), había matado a su hija S.M.Z., de apenas siete meses de edad. La filicida estuvo horas antes emborrachándose con su conviviente Fredy Mayta, quien la amenazó con separarse de ella por las constantes peleas que tenían.

Esta mujer que al parecer, ya había tenido un fracaso anterior con otro hombre, continuó con su vida de libertinaje, bebiendo licor con el conviviente de turno a pocos meses de haber alumbrado su párvulo.

En visible estado de ebriedad, cogió a su guagua y la asfixió .Seguidamente cogió un cuchillo de cocina y se infirió varios cortes en los brazos con el propósito de suicidarse pero en vista de lo inútil del intento se entregó a la policía de Bellavista, donde entre llantos y lágrimas confesó los pormenores del crimen

Los primeros informes policiales revelaron que la filicida luego de narrar detalles del asesinato se mostró arrepentida sin embargo, al parecer, habría planeado el crimen con el fin de causarle daño a su conviviente quien, la amenazaba con abandonarla por las constantes peleas.

Ella tomó esta fatal determinación como si este sujeto fuera su última opción masculina sobre la tierra.El feminicidio se ha convertido en otra plaga y urge medidas severas para frenar esta violencia.



ONU: niños y adolescentes son maltratados en el Perú
Un informe de las Naciones Unidas señala que un Estudio Sobre Violencia Infantil arrojó, que en el Perú, 1de cada 3 de niños y adolescentes son víctimas de maltratos y violencia en el hogar. Asimismo, Ministerio de la Mujer recordó a las mujeres agredidas que existe una línea gratuita de ayuda y socorro urgente marcando el 100 y que deben denunciar la agresión o acercarse a los 148 centros de emergencia de la mujer que funcionan en todo el país

En el 2012 se han reportado 11 muertes de mujeres y 29 tentativas graves pero solo 2 casos fueron calificados como tales. La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables Ana Jara, recordó a los jueces la necesidad de aplicar la Ley de Feminicido, que fue aprobada por Congreso el 1 de diciembre del 2011.

Sólo la fundación ANAR recibió en el 2010 un total de 330 mil llamadas de menores de edad, que denunciaron agresiones, y violencia física y emocional por parte de sus padres, abuelos, tíos, parientes, etc.

OBSERVATORIO CRIMINAL
Juan Huambachano Carbajal, gerente del Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, ratificó el alarmante promedio de 11 mujeres asesinadas al mes en el Perú por sujetos celosos. Seis de cada 10 mujeres agredidas tienen entre 18 y 34 años en plena edad reproductiva. Un 62 por ciento fueron víctimas de violencia familiar en el hogar. El Ministerio Público también reportó que, el 90 por ciento de las denuncias corresponden a mujeres maltratadas por maridos, novios o convivientes. Sin embargo, en el 60 por ciento de casos, las mujeres violentadas no presentan las denuncias.


Ramón Machado Contreras
Colaborador


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD