Femenismo en Latinoamérica

Mucho hemos escuchado acerca del feminismo. En la televisión, radio o internet escuchamos sobre colectivos feministas marchando a favor de los derechos sexuales y reproductivos o protestando en contra de la violencia de género. Vemos chistes, burlas y críticas, muchas veces llamandolas “feminazis”, “resentidas”, “tontas” o cualquier calificativo despectivo. ¿Pero realmente estamos al tanto sobre lo que es el feminismo, y que está haciendo en latinoamericana?

Por Natasha Quiñonez | 23 jul 2018 |    
Femenismo en Latinoamérica
El feminismo es un conjunto heterogéneo? de movimientos políticos, culturales, económicos y sociales
Un movimiento que ha revolucionado a la sociedad.

Más datos

Empoderamiento, misoginia, "feminazi" son palabras que se escuchan y leen a diario en cualquier lugar.

El feminismo es un movimiento político que tiene como objetivo la igualdad entre hombres y mujeres, esta igualdad radica en lo legal, laboral, económico, cultural político o en cualquier ámbito de la sociedad.

En las últimas décadas, la lucha del movimiento se extiende, se masifica y su militancia mayoritaria se ha enfocado en los últimos meses en debatir sobre los derechos sexuales y reproductivos; en los que se incluye la educación sexual, el acceso a los anticonceptivos, y el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. Otros sectores levantan propuestas para erradicar la violencia de género, que es un tipo de violencia ejercida sobre un individuo basándose en la dominación de un género sobre otro.

La violencia de género le atañe mayormente a las mujeres alrededor del mundo, a pesar de las iniciativas tomadas por organismos internacionales como la ONU con la “Declaración de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer” y declararse el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, las cifras de mujeres víctimas no deja de sorprendernos.

Un 38% de los asesinatos a mujeres son cometidos por su pareja o cónyuge, mientras que un 35% de mujeres son abusadas por su compañero sentimental, 1 de cada 10 niñas en el mundo han sido abusadas sexualmente, 4,5 millones de mujeres y niñas son víctimas de la trata de personas y 133 niñas han sufrido de mutilación genital.

En Latinoamérica, el panorama no mejora. Según el informe “Del compromiso a la Acción: Políticas Públicas contra para erradicar la violencia contra las mujeres en América Latina y el Caribe” esta región resulta ser la más violenta del mundo, en donde dos de cada cinco mujeres sufren de violencia doméstica y un 11% ha sido víctima de abusos sexuales.

A pesar de que el apoyo regional y el aumento del 94% de políticas nacionales en materia legislativa y administrativa los resultados no han sido alentadores.

Sin embargo, es el feminismo como lucha política el factor fundamental para visibilizar las injusticias y penurias sufridas por miles de mujeres en todo el mundo, y sobretodo, en nuestra región.

Para entender el feminismo moderno latinoamericano, se debe comprender sus antecedentes históricos. Surge a mediados del siglo XIX en un cruce de la lucha independentista, el conservadurismo de la religión católica y la influencia de los movimientos liberales europeos.

A partir del siglo XX y a pesar de lograr el derecho al sufragio, a la educación, la anticoncepción, el empleo y la propiedad, por citar algunos; una de las mayores críticas al movimiento es corresponder a la globalización, colaborando con la destrucción de las culturas locales y discriminando a las indígenas, afrodescendientes y homosexuales.

En ese entonces, también se cuestionó el afán de utilizar el término “mujer” como algo universal, con las mismas problemáticas, necesidades o cultura, siendo excluidas de los espacios públicos en donde pueden ser escuchadas. La situación se agrava a partir del siglo XXI, y mayormente se denuncia el evidente alejamiento que se tiene de las luchas sociales y las mujeres en situaciones vulnerables

Pero no olvidemos que la violencia contra la mujer no conoce fronteras geográficas, culturales ni económicas, este sigue siendo un grave problema social que solo es posible combatir con información, lucha y sobretodo, conciencia.

Referencia
Natasha Qui?onez

    Natasha Quiñonez

    Natasha Quiñonez

    Perdiodista y asesor de martketing
    Natasha Quiñonez comparte 45 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.