Estados Unidos interviene en Venezuela

El Departamento de Estado norteamericano alienta el boicot de Capriles a los resultados electorales en Venezuela, mientras que países de América Latina y otros países reconocen la victoria de Nicolás Maduro. El llamado a las protestas que realiza el candidato perdedor alienta la confrontación y el peligro que se desencadene una guerra civil.

| 16 abril 2013 12:04 AM | Especial | 5.7k Lecturas
Estados Unidos interviene en Venezuela

Más datos

Henrique Capriles, alentado por Estados Unidos, desconoce el resultado electoral y busca la confrontación que podría desencadenar en una guerra civil.
5729

El candidato opositor venezolano Henrique Capriles pidió realizar un recuento de los votos de las elecciones presidenciales realizadas el último domingo, que dieron como ganador a Nicolás Maduro por estrecho margen y se negó a reconocer los resultados finales.

En conferencia de prensa, Capriles solicitó al CNE suspender el acto de proclamación de Maduro, candidato del oficialismo y presidente encargado del país luego del fallecimiento de Hugo Chávez el pasado 5 de marzo. Además, convocó a la ciudadanía a protestar y a ejecutar un “cacerolazo” tratando de impedir el acto de proclamación oficial del ganador de las elecciones se consumara.

“Señores del CNE, el día de ayer (domingo) ustedes tenían la gran responsabilidad de resolver esta crisis que tiene el país (...), debieran suspender el acto de proclamación y acordar frente al país, se va proceder a contar voto a voto”, expresó el líder opositor.

Agregó que “si hoy (ayer) se realiza la proclamación del candidato oficial, quiero decirle a usted (Maduro), que acepto contar voto a voto, si va y se proclama el día de hoy, y corre hoy cobardemente a proclamarse, usted es un presidente ilegítimo, espurio, seguirá encargado de la presencia pero aquí nosotros tenemos derechos a saber la verdad”.

APOYO DE EEUU A CAPRILES
El pedido de Capriles halló eco rápidamente en los Estados Unidos, puesto que tanto el Departamento de Estado de este país como la Casa Blanca (sede de la presidencia) respaldaron esta solicitud.

Al respecto, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney sostuvo durante la rueda de prensa de ayer que “el recuento en las elecciones sería un paso importante y prudente”, aunque se abstuvo de reconocer la victoria de Nicolás Maduro.

En tanto, Patrick Ventrell, vocero del Departamento de Estado (área de relaciones exteriores), manifestó también que el recuento de los votos “es lo más prudente para satisfacer las expectativas democráticas de los venezolanos”. Al mismo tiempo, afirmó que cualquier proclamación oficial debería ser realizada con posterioridad a ese recuento.

“Es necesario dejar que siga el proceso y ver lo que ocurre”, añadió Ventrell, aunque tampoco, como también fue el caso de su colega de la Casa Blanca, se animó a pronunciarse sobre supuestas irregularidades denunciadas por el opositor Capriles.

La posición de los Estados Unidos ante el proceso electoral venezolano es escandalosa, puesto que el gobierno de este país no tomó la misma posición ante lo ocurrido en los comicios generales en México, realizados el año 2006 cuando fue perjudicado el candidato izquierdista Manuel López Obrador quien terminó perdiendo por apenas el 0.5% en discutido resultado oficial o el pasado 1 de diciembre del 2012, en los que el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y actual presidente, Enrique Peña Nieto, se impuso al también candidato izquierdista en medio de graves irregularidades.

OEA REPITE EL CORO
En tanto, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, también manifestó su respaldo a la propuesta de Capriles de realizar un recuento de votos de los comicios venezolanos.

En un comunicado, el titular de la OEA argumentó su posición “frente a los resultados hechos públicos por el Consejo Nacional Electoral (CNE) al final del día domingo, y luego del anuncio formulado por representantes del gobierno y oposición, sobre la necesidad de realizar una auditoría y un recuento completo de la votación”.

Empero, el secretario general de la OEA al parecer no consultó con nadie, excepto quizás con EE.UU. porque al mismo tiempo todos los países de América Latina incluyendo su país Chile expresaban sus reconocimiento a Nicolás Maduro. Con esa postura la OEA termina alentando el recurso de la violencia, en un país que viene de una campaña electoral de total confrontación y que podría desencadenar en una guerra civil.

A contracorriente de la posición del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, el jefe de la misión de observadores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el argentino Carlos Álvarez, dijo que los resultados de las elecciones del domingo, que dieron como ganador a Nicolás Maduro “deben ser respetados por ser emanados por el CNE”.

CNE proclama oficialmente la victoria de Nicolás Maduro
La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena, proclamó de manera oficial a Nicolás Maduro como ganador de las elecciones del domingo 14.

En un acto oficial realizado en el local del ente electoral venezolano, Lucena confirmó que Maduro obtuvo 7’563,747 votos (el 50,75 por ciento de los sufragios) contra los 7’298,491 de Capriles (el 48,97 por ciento), y proclamó al oficialista como ganador de las elecciones del domingo.

Lucena sostuvo que el proceso electoral fue una “prueba contundente del tipo democrático de convivencia social existente en Venezuela. Afirmó que los venezolanos se manifestaron libremente en las urnas y el sistema funcionó normalmente. “Todo el país es testigo de la rapidez de las votaciones”, señaló.

La rectora principal del CNE insistió en que los resultados de los comicios fueron legitimados por un proceso “supervisado y auditado hasta la saciedad”. Lucena indicó que “desde la más pura irracionalidad se pretende desconocer el estado de derecho”, al referirse a la decisión de impugnar los resultados del evento electoral por parte de la oposición.

Tras la proclamación Nicolás Maduro, denunció este lunes que los sectores de la extrema derecha del país están intentando desconocer las instituciones democráticas para dar un golpe de Estado.

“En Venezuela está en camino un intento de desconocimiento de las instituciones democráticas”, alertó Maduro en el discurso tras el acto de proclamación como Presidente electo del país tras su triunfo en los comicios de este domingo en los que se impuso con 50,75 por ciento.

“Mayoría es mayoría y debe respetarse la democracia. No se pueden buscar emboscadas, inventos. Eso solo tiene un nombre, golpismo. Quien pretenda vulnerar la mayoría de la democracia pretende dar un golpe de Estado”, añadió.

Maduro destacó que las corrientes antichavistas del país, apadrinadas por la embajada de Estados Unidos en Caracas, no hicieron una campaña electoral, sino una guerra contra el pueblo y que lo que desean es “matar a la Revolución” y con ella todos sus logros.



REACCIONES
América Latina saluda elección de Maduro
A diferencia de los Estados Unidos, los gobiernos latinoamericanos, incluidos aquellos que tienen abiertas diferencias con el régimen venezolano, reconocieron la elección de Maduro como presidente de aquel país, e incluso aseguraron que cooperarán con el nuevo mandatario.

En un comunicado difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, el gobierno de Sebastián Piñera felicitó a Maduro “por el apoyo recibido” en las elecciones del domingo.

“El gobierno de Chile destaca el espíritu cívico del pueblo venezolano, que en forma masiva concurrió a los locales de votación y ha expresado su opinión en un ejercicio democrático que se ha desarrollado con tranquilidad”, dice el texto.

También destaca que “el Consejo Nacional Electoral, única autoridad competente en la materia, ha establecido el triunfo de Nicolás Maduro, por lo que el gobierno de Chile lo felicita por el apoyo recibido”.

En tanto, el gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos también felicitó a Maduro por su victoria. Aunque saludó la propuesta de una auditoría de las votaciones, el comunicado expresó que “en toda democracia, los resultados emitidos por los órganos constitucionalmente responsables de los procesos electorales deben ser respetados”.

También felicitó “al pueblo de Venezuela por la pacífica y masiva participación en los comicios presidenciales”, y recordó que “Colombia, como nación unida a Venezuela por indelebles lazos históricos y de vecindad, confía en que a la luz de la voluntad que expresó ayer el pueblo venezolano, acudirá al diálogo y al entendimiento para seguir trabajando por su desarrollo y bienestar”.

De la misma manera, el gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto también saludó a Maduro por su victoria. La Cancillería reconoció la determinación de las autoridades electorales de Venezuela “en el contexto de una jornada electoral con amplia participación del pueblo venezolano y en un reconocido ambiente de paz”.

El gobierno mexicano reiteró su disposición a seguir fortaleciendo los lazos de amistad y cooperación “que históricamente han unido a nuestro país con la República Bolivariana de Venezuela”.

Junto a estos gobiernos, los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa; de Argentina, Cristina Fernández; de Cuba, Raúl Castro; del Perú, Ollanta Humala; de Brasil, Dilma Rousseff, por mencionar a los de América Latina, además de los gobiernos de Rusia, China y algunos países de Europa que también expresaron su saludo a la victoria electoral de Maduro.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD