En Ositran resulta difícil caminar derecho

¿Tan difícil es caminar derecho? Es la pregunta que Nadine Heredia seguramente hará, nuevamente, a más de uno cuando se entere de la apresurada licitación convocada por Ositran para supervisar las obras del Terminal Norte del puerto del Callao. No cuenta con expediente técnico ni con un estudio de impacto ambiental, y prácticamente se impide que las empresas nacionales puedan postular. A estas perlas hay que sumar otra: la mayoría de miembros del directorio del organismo regulador se opone a la mencionada convocatoria.

| 08 abril 2012 12:04 AM | Especial | 2.2k Lecturas
En Ositran resulta difícil caminar derecho
Presidente de Ositran, Juan Carlos Zevallos, bajo la lupa.
EXTRAÑA CONVOCATORIA
2242

Esta historia comienza el 20 de febrero del presente año. Ese día el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositran), mediante un aviso pagado convocó a una “Consultoría para la Supervisión del Terminal Norte Multipropósito en el Terminal Portuario del CalIao- Primera y Segunda Etapa”. Diez días después, el mismo ente, argumentando haber recibido “múltiples consultas”, modificó el calendario del concurso.

Según la normativa vigente en nuestro país, para convocar a un proceso de selección de supervisión de obra, se requiere de la existencia previa de un Expediente Técnico de la Obra. En este caso, no solo se ha lanzado la convocatoria sin que dicho expediente haya sido aprobado sino que, además, se está licitando la supervisión de las Etapas 1 y 2 del Terminal Norte, cuando las obras de la segunda etapa no han sido definidas ni ejecutadas.

Esto quiere decir que, para la Etapa 2, no solo falta aprobar el Expediente Técnico sino que también falta prepararlo. ¿Acaso se ha incluido en la convocatoria esta etapa para dejar contratada una obra con más de dos años de anticipación?

Todo parece indicar que la gran beneficiada en esta movida sería la empresa TYPSA, que ya cuenta con el monopolio de contratos con Ositran. Todos los contratos de supervisión de obras de carreteras y puertos convocados por Ositran en el año 2011 fueron adjudicados a TYPSA y suman un valor aproximado de US$ 20 millones.

CAMBIO DE PRESIDENTE EJECUTIVO
Cabe recordar que el actual presidente ejecutivo de Ositran, Juan Carlos Zevallos, ya terminó legalmente su gestión y, al parecer, dado que no postulará a la reelección, pretende dejar las obras licitadas antes de culminar su gestión.

¿Acaso este será el motivo por el cual se ha realizado esta apresurada convocatoria? ¿Qué otras motivaciones se esconden detrás de esta premura?

Pongamos las cosas claras: el Expediente Técnico de APM Terminals para el Muelle Norte, aún no ha sido aprobado por la Autoridad Portuaria Nacional (APN). Por otro lado, APM Terminals ni siquiera ha empezado proceso alguno de licitación (o concurso privado) para seleccionar a la empresa contratista de obras y equipamiento portuario; dicho proceso tomará, por lo menos, tres meses. Es decir que aún no hay contratista para ejecutarla.

Queda claro que es, por lo menos, absurdo convocar a una consulta para buscar quién supervise a un contratista que todavía no ha sido elegido.

CONVOCATORIA ACELERADA
Es inaudito que, para un proceso de selección con obras de tal importancia, en el cual deben participar por igual empresas nacionales e internacionales, se cuente con apenas 24 días útiles (desde el 20 de febrero, fecha en que se publica la convocatoria, hasta el 23 de marzo de 2012, día en que se presentarían las propuestas) considerando que, en el interín, debe prepararse la documentación respectiva y conseguirse visas para el caso de las empresas no domiciliadas.

Consideremos, además, que los interesados deben visitar la zona del proyecto, sopesar las características, conformar consorcios y preparar propuestas que, por lo general, superan las mil páginas. ¿Todo esto puede ser preparado en 24 días útiles?

La primera sospecha que se despierta es que solo podrían participar las empresas previamente alertadas de la futura existencia de la convocatoria y su contenido. Todas las demás suspicacias quedan a criterio de los lectores, considerando que las actuales autoridades de Ositran ya excedieron la fecha de su mandato.

¿SIN SOLUCiÓN A LA VISTA?
En resumen: plazos extremadamente cortos para una convocatoria lanzada por una administración que ha extendido su periodo de gestión. Y revisando las bases, a estas alturas del partido, es muy poco lo que puede conseguirse para detener un proceso que despierta tantas suspicacias. Salvo, claro está, que una orden del más alto nivel detenga el proceso y ponga orden en Ositran.


Revista Siete


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD