El Perú con ojos de oriente

Impresionado por la grandiosidad de la cultura peruana, principalmente de las prehispánicas del sur, el antropólogo japonés Hiroyasu Tomoeda imprimió durante largos años más de 46 mil vistas del Perú, muestra que es actualmente admirada en el Museo de Antropología de la Universidad de Nanzan, en Japón.

| 17 marzo 2013 12:03 AM | Especial | 2.2k Lecturas
El Perú con ojos de oriente
Antropólogo japonés registró 46 mil fotos de riqueza histórica y cultural del Perú.
2296

Un colega suyo y también estudioso de las culturas latinoamericanas, Takahiro Kato, acaba de publicar el libro “Archivo Etnofotográfico Caqui-Copacabana” con fotografías de Tomoeda, gracias al auspicio del Fondo Editorial de la Asamblea Nacional de Rectores y del Museo Nacional de Antropología, Arqueología e Historia del Perú, en el que se presentó la publicación.

El volumen reproduce 125 fotos del fallecido profesional japonés que, aunque condecorado por el Congreso en el 2009 por su contribución al conocimiento de la cultura peruana, es casi desconocido en nuestro medio.

El libro contiene una reseña del antropólogo Luis Millones, con quien recorrió parte de nuestro territorio y escritos de otros profesionales que lo conocieron, presenta fotografías documentales del Templo de Wiracocha (Raqchi), Cusco y el Complejo Monumental Tiwanaku, así como la Basílica de Nuestra Señora de Copacabana, en Bolivia, entre otras.

Al presentar el libro, Kato dijo que Tomoeda llegó al Perú en 1963 como estudiante de postgrado para participar de la Expedición Científica de la Universidad de Tokio, con el fin de fotografiar el sitio de Kotosh, tras lo cual se relaciona con arqueólogos e historiadores como Luis Guillermo Lumbreras, Luis Millones y Enrique Gonzales Carré y decide viajar a Ayacucho, donde en sus comunidades aprende algo de quechua, para después dirigirse a la selva.

CÁMARAS Y LENTES
“Durante 45 años de estudio, Tomoeda, cargando dos pesadas cámaras y grandes lentes, fotografió grupos étnicos andinos, sitios arqueológicos, hermosos paisajes y aspectos de las vivencias de diferentes regiones para después y entre viajes, orientar la antropología andina en Japón”, expresó Kato, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad japonesa de Nanzan.

Agregó que como documentalista, colocó junto a sus tomas el lugar, la fecha y el objeto de la fotografía en castellano “porque su idea era que tenían que tener el lenguaje de sus protagonistas y pensaba que su colección era patrimonio de la humanidad”.

Kato precisó que al momento de la donación de la colección de Tomoeda se perdió parte de la coloración de las diapositivas de la década de los 60 por los químicos que se utilizaban, por lo que se decidió conservarlas en forma de datos digitalizados para que mantuvieran su calidad y color. Parte de ella se puede observar en la página web de la Universidad de Nanzan.

MUESTRA
“Tenemos el proyecto de exhibir esta importarte colección tanto en Japón como en el extranjero, así como las fotocopias de los cuadernos de campo de Tomoeda, sus publicaciones y videos del mundo andino”, dijo.

Precisamente el último miércoles en el Museo Nacional de Antropología, Arqueología e Historia del Perú, el Fondo Editorial del Congreso presentó su obra “El Toro y el Cóndor”, así como el último libro de Kato “Tejidos de sueños. Imágenes y fiestas en el mundo andino”.

El antropólogo Luis Millones, quien escribió con Tomoeda varios ensayos, entre ellos “Pasiones y Desencuentros en la Cultura Andina” así como “Dioses y demonios del Cusco”, describió al fotógrafo documentalista como un científico muy interesado en el mundo andino, pero a quien no le interesaba la figuración ni la publicidad.


Denis Merino
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.25891804695