“El gobierno nos quiere eliminar para apoderarse de la Amazonía”

Caminando por las calles de tierra de su comunidad, Heriberto Tiwijan, apu de Wawas, explica que viven de la siembra de plátano, yuca, cacao y café, y de la pesca en el río. Se detiene, señala la espesura de la selva y lanza una frase que explica las razones de su lucha contra los decretos que el gobierno quiso imponer: “tenemos que defender estas tierras de la contaminación que traen las empresas, porque para nosotros la naturaleza es lo más importante y tenemos que dejarle la selva a nuestros hijos para que sigan viviendo aquí”.

| 29 junio 2009 12:06 AM | Especial | 1.1k Lecturas
“Cayeron tantos hermanos que no se podrían contar. Queríamos recoger sus cadáveres, pero no nos han dejado.”
Historia no oficial de la Curva del Diablo / Hablan los Awajún

Más datos

MALTRATO

“Estaba herido con un golpe en la pierna y una ambulancia me recogió, pero la policía la detuvo y me sacó a golpes. Me llevaron a un helicóptero y después a Jaén. Éramos 18 detenidos. La policía nos golpeó. Nos patearon duro. Nos amenazaban diciendo que nos iban a matar. Después nos llevaron a Chiclayo. Una semana después me trajeron de regreso a Bagua y luego me liberaron”. (José Martín Quiaco, de la comunidad de Mamayaque).
1174

Los awajún no le creen al gobierno cuando dice que con las leyes ahora derogadas lo que buscaba era impulsar el desarrollo de las comunidades amazónicas. “Es un engaño del gobierno decir que con esas leyes íbamos a progresar y salir de la pobreza. Lo que quieren es dominarnos y explotarnos. Si el gobierno en verdad quisiera el desarrollo para nosotros, nos tomaría en cuenta, pero nunca cuenta con nosotros, nunca ha invertido por nosotros. Si quisiera nuestro desarrollo, el gobierno nos ayudaría a mejorar nuestra agricultura ecológica para comercializarla. Alan García está pensando en echar los dólares en su bolsillo, no en el desarrollo de la Amazonía”, afirma Tiwijan.

Cuando le decimos que el gobierno asegura que las transnacionales petroleras y mineras no contaminarán sus tierras y sus aguas, el apu de Wawas sonríe en un gesto de incredulidad.

“Ya tenemos la experiencia en otros lugares de cómo han contaminado los ríos, de cómo los peces han desaparecido, la gente se ha enfermado y muchos niños han muerto. Eso ha pasado con los hermanos achuar, por la contaminación de Pluspetrol. No queremos que eso nos pase a nosotros, por eso no queremos que las empresas entren aquí”, señaló Tiwijan.

Virgilio Tsajaput, quien estudió administración en un instituto en Jaén y luego volvió a su comunidad, rechaza el calificativo de “enemigos del desarrollo” que les han lanzado por oponerse a las leyes que promueven el ingreso de las transnacionales a la Amazonía. “Es falso que el pueblo no quiera el desarrollo. Queremos un desarrollo que respete la naturaleza, que no contamine. Podemos desarrollar la agricultura y actividades como el turismo, por ejemplo. No queremos un desarrollo en el que vengan a explotar los recursos de nuestro territorio y a cambio de eso nos pongan una escuela o una posta médica. No se trata de eso”, aclaró.

“El gobierno nos quiere eliminar para apoderarse de la Amazonía”, sentencia Simón Wipio, dirigente de la comunidad de Yamayaca, resumiendo con esa frase la sensación de desconfianza y temor –alimentada por el discurso del gobierno- que recorre las comunidades awajún.Los awajún no le creen al gobierno cuando dice que con las leyes ahora derogadas lo que buscaba era impulsar el desarrollo de las comunidades amazónicas. “Es un engaño del gobierno decir que con esas leyes íbamos a progresar y salir de la pobreza. Lo que quieren es dominarnos y explotarnos. Si el gobierno en verdad quisiera el desarrollo para nosotros, nos tomaría en cuenta, pero nunca cuenta con nosotros, nunca ha invertido por nosotros. Si quisiera nuestro desarrollo, el gobierno nos ayudaría a mejorar nuestra agricultura ecológica para comercializarla. Alan García está pensando en echar los dólares en su bolsillo, no en el desarrollo de la Amazonía”, afirma Tiwijan.

Cuando le decimos que el gobierno asegura que las transnacionales petroleras y mineras no contaminarán sus tierras y sus aguas, el apu de Wawas sonríe en un gesto de incredulidad.

“Ya tenemos la experiencia en otros lugares de cómo han contaminado los ríos, de cómo los peces han desaparecido, la gente se ha enfermado y muchos niños han muerto. Eso ha pasado con los hermanos achuar, por la contaminación de Pluspetrol. No queremos que eso nos pase a nosotros, por eso no queremos que las empresas entren aquí”, señaló Tiwijan.

Virgilio Tsajaput, quien estudió administración en un instituto en Jaén y luego volvió a su comunidad, rechaza el calificativo de “enemigos del desarrollo” que les han lanzado por oponerse a las leyes que promueven el ingreso de las transnacionales a la Amazonía. “Es falso que el pueblo no quiera el desarrollo. Queremos un desarrollo que respete la naturaleza, que no contamine. Podemos desarrollar la agricultura y actividades como el turismo, por ejemplo. No queremos un desarrollo en el que vengan a explotar los recursos de nuestro territorio y a cambio de eso nos pongan una escuela o una posta médica. No se trata de eso”, aclaró.

“El gobierno nos quiere eliminar para apoderarse de la Amazonía”, sentencia Simón Wipio, dirigente de la comunidad de Yamayaca, resumiendo con esa frase la sensación de desconfianza y temor –alimentada por el discurso del gobierno- que recorre las comunidades awajún.

Loading...


En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD