Despilfarro de papel, despilfarro de texto

Es conocido ya por todos los peruanos que cada gobierno que se estrena cada cinco años, ingresa con gente nueva, con ideas ‘nuevas’, con un nuevo plan y también claro está con una nueva imagen institucional que es aplicada después de algún tiempo. Este tiempo puede ser aproximado de seis meses a un año al ingreso de la nueva gestión.

| 26 mayo 2012 12:05 AM | Especial | 1.5k Lecturas
Despilfarro de papel, despilfarro de texto
POLÉMICA ESCARAPELA
1548

El gobierno de Toledo tuvo su famoso “Gobierno de Perú, trabajo de peruanos”, el segundo gobierno de García tuvo su recordado “El Perú Avanza” en el cual durante ese quinquenio se empapeló por todo el país y en cada inauguración que había con ese recordado isotipo. En los meses que van del actual gobierno no existió ningún logo, o isotipo que caracterizan a la nueva gestión, el intento de poner en el isotipo de un mapa donde sobre el dibujo se lee “Un Perú para todos”, no funcionó y el trabajo de creación de estos nuevos logos estuvo a cargo de la Oficina de Comunicación Social de la PCM.

Yo trabajé durante cuatro meses en la Secretaría de Descentralización de la PCM, formando un Área de Comunicaciones junto a otros destacados profesionales la cual dio muy buenos resultados, poniendo el tema de la descentralización nuevamente en boca de los ciudadanos, cosa que a la salida del gabinete Lerner y del secretario de Descentralización que se encontraba en funciones, el proyecto Comunicaciones se cayó y el proceso de difusión del tema de descentralización se estancó hasta ahora. Pues, en esos meses encontré, junto con los profesionales del equipo, una serie de problemas con respecto a como difundir el trabajo de la SD/PCM en el portal web, en las redes sociales, en los diarios, en los medios en general, pues no existía una homogeneidad de imagen institucional y cada institución que forma parte de la PCM hacía lo que podía –por no decir lo que le diera la gana- con respecto a su imagen institucional que debe ser dictada, claro, por la Oficina de Comunicación Social de la PCM. Testigos son los comunicadores de la PCM de mi insistencia para saber como podíamos seguir una línea de imagen, la cual se encontraba en ese tiempo siendo trabajada y demoraría aún algunos meses.


Nótese la “O de Ollanta” cerca al ala derecha del avión.

El ‘manejo periodístico’ del ‘escándalo’ de la imagen del gobierno
Diario 16 se caracteriza, a mi apreciación, por un mejor manejo de la información pero está demostrando un manejo similar al que tiene Perú 21 cuando quiere levantar una nota para hacerla ‘impactante’. El diario en mención tuvo como portada el último domingo un enorme titular que decía textualmente que se venía un gasto excesivo con respecto a la publicidad del gobierno, lo que al lector le puede causar naturalmente indignación por lo que se haría con los recursos del Estado, lo que lo llevaría también naturalmente a sacar su moneda de cincuenta céntimos y comprar el diario para saber más, como me pasó a mí.

El titular 20 de mayo el 2012 decía en letra capital y en el 70% del papel, “¡SE VIENE EL DESPILFARRO!”, lo que me llevó como comunicador y periodista –recién egresado- a pensar que su interior revelaría los datos básicos que debe llevar un informe que busque revelar gastos excesivos, es decir cifras; con esa esperanza llevé mi diario junto con La República y el semanario Hildebrandt, para poder hacer un análisis de la información de ese día y de la semana que se terminaba. Al llegar a la página 6 del diario tenía como título “Gobierno prepara millonaria propaganda”, y al ver su excesiva cantidad de imágenes, me di con la ingrata sorpresa que el informe era netamente especulativo: no encontré cifras, no encontré nombres de proveedores, no habían facturas, boletas, o algún documento que probara que se venían enormes gastos con respecto al cambio de imagen del gobierno.

Como ya se dio a conocer por Diario 16, el gobierno naturalmente quiere ser identificado por medio de una nueva imagen institucional, en este caso un sobrio isotipo en forma de escarapela, acompañado de un logotipo donde se lee la frase “Perú, progreso para todos”, esta información básica ha sido bien aprovechada por los redactores de este diario para ofrecer un informe netamente especulativo, sin fuerza, ni rigor periodístico.

El asidero de este informe es que el isotipo que es naturalmente una figura redonda partida por la mitad, una escarapela a todas luces, pero para el redactor de este informe el isotipo guarda un mensaje subliminal encriptado que no es nada más y nada menos que la ‘O’ de Ollanta Humala ¿Cómo llega un periodista al ver una imagen a enlazarla directamente al presidente de la República? ¿Es que acaso los diseñadores de esta imagen tienen tan poca originalidad que eligieron los colores de la bandera peruana para los diseños, y además pusieron la O de Ollanta para darle publicidad al presidente? ¿Acaso no se han dado cuenta los diseñadores que también puede ser la figura del sol naciente o la media naranja evocando a Fujimori o el sol de Castañeda a la mitad? Pues, puede que sí sea la figura de Humala, quizá desde hace muchos años esta ‘O’ del presidente ya estaba presente en nuestras vidas…miren como la O de Ollanta Humala ya estaba en la cola de los aviones del nuestra Fuerza Aérea.

TODO POR SER CIRCULAR, ¿SI ERA UNA ESTRELLA O UN CÍRCULO NARANJA?
La bolita de la discordia

Seguro siempre nos engañaron, la O siempre estuvo en nuestras vidas.

El informe de Diario 16 ha revelado entonces algo peor que una posible campaña de propaganda y con su también posible “despilfarro” de dinero, es en realidad una conspiración planeada con décadas de anticipación; nuestras Fuerzas Armadas conspiraron durante años y tuvieron la marca del gobierno en la cola de sus aviones, ¡sí! y nunca nos dimos cuenta y hasta hemos llevado la O de Ollanta en nuestro pecho en fiestas patrias, ¡increíble!

Ya fuera del sarcasmo y probando que el informe propalado por Diario 16 el día 20 de mayo y continuado el 21 de mayo, es totalmente débil y carente de datos -y eso que el tema tuvo dos ediciones- que ofrezca contundencia para demostrar que el despilfarro se va a dar. Espero que este humilde artículo sirva quizá para que el diario además de escribir enunciados que acompañen a un buen titular sensacionalista se de cuenta de que dentro de sus lectores también existen personas que saben del tema y que ven más allá de las ventas y más allá de la especulación.

Lo que sí se debe exigir al área de comunicación social es que sea transparente en el momento previo a iniciar la campaña de difusión de la imagen institucional del gobierno, que revele las cifras, las empresas que harán las impresiones, los precios del papel, los proveedores y entre otros que faciliten la transparencia para generar confianza en los ciudadanos, y que faciliten también a algunos redactores la información para que llenen las páginas de los diarios con los datos con los que no cuentan o que no desean buscar.

PD: Ahora llámenme troll.


Luis Enrique Pérez Pinto
lamula.pe


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD