Clave para la integración

El importante rol de la región Madre de Dios en la integración continental fue resaltado por el embajador y excanciller Oscar Maúrtua de Romaña, en una disertación presentada en la Universidad Tecnológica del Perú, con motivo del centenario de esa región selvática colindante con Bolivia y Brasil.

| 06 enero 2013 12:01 AM | Especial | 1.5k Lecturas
Clave para la integración
Embajador Óscar Maúrtua, conocedor de la importancia de Madre de Dios.
MADRE DE DIOS
1528

Al desarrollar el tema “La contribución geopolítica de Madre de Dios al desarrollo amazónico” el excanciller Óscar Maúrtua señaló que la frontera internacional de 584 kilómetros, 314 con Brasil y 270 con Bolivia, lo convierten en un territorio de suma importancia dentro de la Iniciativa de Integración Regional Sudamericana (IIRSA), programa vial de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

Señaló que el corredor transversal trinacional (Perú-Brasil-Bolivia), parte de IIRSA, es uno de los principales del continente. Cuenta con una extensión de 3.5 millones de kilómetros cuadrados y una población de 12.1 millones de habitantes. El objetivo es unir físicamente la zona de Madre de Dios (Perú), Acre (Brasil) y Pando (Bolivia), conocida como MAP, con los puertos del Pacífico y con los grandes centros de consumo de los tres países.

El diplomático y actual director general de la Escuela de Relaciones Internacionales y Gobierno de la Universidad Tecnológica del Perú, refirió que el país enfrenta el reto del siglo XXI con una visión estratégica de desarrollo y seguridad, por sus enormes potencialidades en sus dimensiones marítima, andina, amazónica y su proyección geoeconómica bioceánica, con una presencia privilegiada en la Cuenca del Pacífico, fortalecida por su membresía en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), la Alianza del Pacífico y los tratados de libre comercio con las principales economías del Asia.

“La privilegiada posición del Perú en el continente sudamericano favorece su posición de nudo natural de comunicaciones terrestres, ferroviarias, marítimas, fluviales, lacustres y aéreas, que lo constituye en centro estratégico para las comunicaciones”.

A este reto, Maúrtua sugiere responder con facilidades en infraestructuras como puertos, aeropuertos, marina mercante, carreteras confiables, seguridad, puertos fluviales en ríos navegables, entre otras obras, así como enlazando caminos, carreteras, ríos y puertos, creando una gran red de vías de comunicación para promover el desarrollo económico y social de la región.

MEGABIODIVERSIDAD
De otro lado, precisó que Madre de Dios es una región reconocida mundialmente por su megabiodiversidad, razón por la cual se le ha otorgado hace cerca de dos décadas el título de Capital de la Biodiversidad y otorgado al Parque Nacional del Manu, ubicado en la región, el título de Patrimonio Natural de la Humanidad.

“Investigadores nacionales y extranjeros han obtenidos registros de aves, mamíferos, libélulas, especies endémicas. Asimismo, se encuentra el 50% de la diversidad y endemismo del país. Hasta 1997 se han registrado 214 especies de mamíferos, 755 de aves, 123 de reptiles, 124 de anfibios y 259 de peces (IIAP, 2001). En relación a la flora, existen 7,372 especies de plantas, lo que representa el 43% del total de especies reportadas en el Perú”.

El embajador sostuvo que desde 1973, cuando se creó el Parque Nacional del Manu, hasta la fecha, se han establecido en la zona seis áreas naturales protegidas (ANP), algunas de ellas compartidas con otras regiones, como el Parque Nacional Manu, Zona Reservada Manu, Parque Nacional Bahuaja-Sonene, Reserva Nacional Tambopata, Zona Reservada Amarakaeri y Zona Reservada Alto Purús, lo que representa un 44.6 por ciento del territorio regional y abarca tres millones 784 mil 081 hectáreas.

DESTINO TURÍSTICO
“Existe una tendencia actual en las sociedades de los países desarrollados que centran su atención en el bienestar físico, mostrando preferencia por alimentos dietéticos, productos orgánicos y medicinas naturales, alimentos certificados orgánicamente o productos verdes que Madre de Dios puede ofrecer”.

Maúrtua señaló que Madre de Dios cuenta con los recursos suficientes para convertirse en un destino turístico posicionado a nivel nacional e internacional, emblema de conservación, protección, desarrollo y manejo de iniciativas relacionadas al uso sostenible de la naturaleza y las culturas ancestrales de su territorio.


Denis Merino
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD