Cirugía de altura

Esta segunda producción del neurocirujano Vladimir Cerrón Rojas, después del primer libro de medicina humana editado y publicado en la Región Junín, “Emergencias Neuroquirúrgicas” (2003), es una muestra de que los tumores cerebrales y de la médula espinal se pueden operar en Huancayo y que para ello no es necesario tener la última tecnología, sino más bien una gran dosis de voluntad. Huancayo debe dejar de ser una simple oficina de transferencia a la ciudad capital y Lima debe reconocer que también existe sierra pensante en el Perú, refiere en la entrevista.

Por Diario La Primera | 05 jul 2009 |    
Cirugía de altura
El neurocirujano en la presentación del libro.
Neurocirugía de alto nivel en Huancayo muestra obra de destacado médico Vladimir Cerrón.

Más datos

Datos del autor

Nació en el distrito de Ahuac, provincia de Chupaca de la región Junín, el 16 de diciembre de 1970. Cursó estudios secundarios en el CN Santa Isabel (Huancayo, Perú). Fue becado para realizar estudios universitarios al Instituto Superior de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay (Camagüey, Cuba), graduándose de doctor en medicina. Se especializó en el Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech (Camagüey, Cuba), graduándose de Especialista de Primer Grado en Neurocirugía (2001). Es miembro de la Sociedad Cubana de Neurología y Neurocirugía y ejerce la docencia en la Facultad de Medicina Humana de la Universidad Peruana Los Andes (Huancayo, Perú), en la cátedra de neuroanatomía, neurofisiología y neurocirugía.

Ha obtenido el grado de maestro en neurociencias en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima, Perú), tiene estudios escolarizados concluidos de doctorado en medicina en la misma universidad.

Ha recibido las siguientes condecoraciones: Título de Oro y Mejor Graduado Extranjero (Cuba, 1997), Personaje Ilustre de la Provincia Heroica de Chupaca (Perú, 2004) y Medalla Gran Sol de Junín (Perú, 2008). Ha publicado Emergencias Neuroquirúrgicas (2003) y Tumores del Sistema Nervioso (2008), por lo que fue condecorado por la Universidad Nacional del Centro del Perú, al haber publicado los primeros libros de medicina humana editados en la región Junín.

El destacado médico, formado durante 11 años en Cuba, ha realizado intervenciones de alto riesgo de cirugía neurológica tumoral, reservándose solamente dos tipos por requerir instrumental sofisticado, los tumores de la hipófisis y los tumores del ángulo ponto cerebeloso.

En la presentación de su libro, los pacientes intervenidos testimoniaron algunas de sus experiencias. Estos resultados han sido contrastados con datos de diferentes autores en el ámbito nacional e internacional. La ciudad de Huancayo es centro referencial de los departamentos de Huánuco, Pasco, Junín y Huancavelica.

Pero uno de los aspectos que resalta en la elaboración de la obra, es el enfoque dialéctico que le ha dado a la patología tumoral, por ejemplo cuando cita las palabras de su profesor cubano, el doctor Sánchez Báez, un distinguido neuropatólogo que manifestaba que “los mecanismos de adaptación han hecho que el hombre se imponga ante los polos y climas más adversos, conllevándolo a sobrevivir, pero contradictoriamente, el mismo mecanismo, lo ha conllevado a la muerte. Pues, por esos mismos mecanismos de adaptación, no podemos percatarnos de una enfermedad tumoral en sus inicios, solamente nos percatamos en las etapas tardías. E ahí, donde la vida encuentra su contradicción dialéctica: en la unidad que es el cuerpo humano y la lucha de contrarios entre la vida y la muerte”.

Esta producción tiene un total de 23 capítulos que muestran la historia, concepto, epidemiología, cuadro clínico, exámenes complementarios, tratamiento médico y quirúrgico, pronóstico y complicaciones de cada una de las enfermedades tumorales ya sean a nivel cerebral y de la columna vertebral. En el último capítulo hace una reflexión y hace un llamado a un mayor compromiso al Estado peruano y la población peruana, con respecto a la atención que se merecen estas enfermedades.

Considera que una de las mayores dificultades para llegar al diagnóstico certero de estas enfermedades son los medios diagnósticos que en su mayoría demandan un gran costo, desde la simple tomografía computarizada, la resonancia magnética, el estudio anatomopatológico hasta las necropsias, las que, en su gran mayoría, no se realizan por el bajo nivel de cultura sanitaria que tiene el país, los costos para el paciente y la ausencia del Estado que tendría que asumirlos.

El no llegar al diagnóstico, que es la piedra angular de la medicina, impide que todo acto terapéutico sea plenamente satisfactorio. Los pacientes que se mueren de estas entidades, al no realizarse la necropsia, queda en la duda de la causa real del fallecimiento. No permite decir con certeza cuál es el tipo de tumor que más afecta a nuestra población, sus causales o sus síntomas más frecuentes.

Se sabe por los esfuerzos de este estudio que la gran mayoría de los tumores que presenta nuestra población son las metástasis cerebrales (un tumor que aparece en el cerebro como consecuencia de la diseminación a partir de otro órgano), los meningiomas (tumores benignos que una vez extirpados el paciente se cura totalmente), y que el 15% de los casos que se ingresan y operan pensando que son tumores no lo son, correspondiendo a quistes, abscesos, hematomas, tuberculosas, etc. El libro se encuentra al alcance del público en la librería de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.