Cine independiente en cartelera

La segunda edición de “Lima Independiente Festival de Cine” será del 16 al 24 de junio. Son nueve días de cine no comercial que variará en algo la ya cansada cartelera hollywoodense de las salas de cine.

| 11 junio 2012 12:06 AM | Especial | 1.6k Lecturas
Cine independiente en cartelera
La cinta peruana “Apuyaya”,
FESTIVAL EN LIMA
1614

El cine del director argentino Raúl Perrone iniciará el “Lima Independiente Festival de Cine” con “Las pibas”, el sábado 16 de junio, a las 4 p.m. en el auditorio Armando Robles Godoy del Museo de la Nación. La película ha recibido excelentes críticas, después de su presentación en el Bafici (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente). Aquí, Perrone narra el drama de unas jóvenes veinteañeras enamoradas mutuamente, Fiorella Yemina Aita y Yuliana Nerina Bustos, que sufren el hecho de quererse en un ambiente eminentemente masculino, donde son acosadas o marginadas por su condición lésbica. “No me interesaba su condición sexual ni el hecho de que fueran lesbianas, sino los prejuicios de la sociedad que quedan reflejados en la fábrica donde Fiorella trabaja con muchos hombres. Quería registrar los prejuicios de los hombres y las miradas despectivas que tienen hacia ellas”, explicó el cineasta a un matutino bonaerense.

Cine independiente peruano
Los realizadores peruanos tienen una participación considerable en este festival. De ellos podemos mencionar los siguientes:

“El epitafio no me importa” (Perú, 2011), de Alberto Angulo Chumacero, es un documental experimental, entre psicosocial y antropológico, que retrata, en clave respetuosa a la vez que farsesca, la compleja psique de un poeta lúcido y excéntrico, que genera rechazo entre la gente más “normal”... Él cree altamente probables, si no ciertas, teorías tales como la de las almas gemelas y la de una conspiración tramada contra él.

“Ruido Vulgar” (2011), de Luis Alvarado, es un documental sobre la historia del noise en Lima, desde sus orígenes a mediados de los 80 con grupos como Atrofia Cerebral, Audición Irritable, Distorsión Desequilibrada pasando por la experimentación de Crisálida Sónica y los grupos de música industrial de mediados de los 90 hasta la actualidad.


La argentina “Tierra de los padres” cuenta el enfrentamiento de dos versiones de la historia argentina: la de los vencedores y la de los vencidos.

En “AM/FM” (2012), de Rafael Arévalo, se desenvuelven cuatro historias de personas ligadas a la música, tan bizarras como diferentes, pero que se desplazan a través de una misma frecuencia.

“Demo” (2011), de Miguel Vargas, narra la cotidianeidad de un exasesino a sueldo retirado, con una narración digresiva, documentando momentos de vida, con interpretaciones vívidas y naturalistas.

“Autorretrato sonoro” (2011), de Manongo Mujica, es un paisaje sonoro el resultado de la fusión entre naturaleza y la sabiduría musical de Manongo Mujica. Y así lo considera el destacado músico, quien ve en el ambiente una infinita partitura.

En “En el 93” (2011), de Carlos Benvenuto, el director devino él mismo materia de rodaje: decidió ser una película y responderse así lo que no quiere oír de un terapeuta. Cual feligrés del cine, creyente, atendería la penitencia dada por el montaje.

“Apuyaya” (2012), de Juan Camborda, es una denuncia del ateísmo que invade la fiesta religiosa de la Semana Santa en Ayacucho. Pero aquella denuncia no utiliza el tono de alegato enojoso ni de arrebato intolerante, sino que opta por contraponer a los rastros de banalización de aquella fiesta católica el registro de actividades motivadas sólo por una conciencia de fe.

En “Bendita eres” (2011), de Marco D. Alvarado, los individuos benditos son eslabones de una cadena de índole religiosa y alma algo oscura.

En “El hombre de la casa” (2012), de Tilsa Otta, cuatro historias de personas ligadas a la música, tan bizarras como diferentes, se desplazan a través de una misma frecuencia.

“Cuidados intensivos” (2011), de Brian Jacobs, narra la víspera de Navidad en una desolada clínica, con una enfermera que se siente vieja, su joven asistente que llama a un “Amor” que no contesta y un hombre que acaba de ingresar producto de un paro cardiaco que lo ha dejado inconsciente.

En “Enaguaflor” (2012), de Carolina Denegri, la protagonista intenta repeler el caos de sus recuerdos agrupándolos en una especie de diario, pero una y otra vez vuelve a sentarse en el mismo lugar con la misma pregunta pendiente. Mientras todo su universo gira al interior de su cabeza, una cámara de fotos es el arma que intentará someter el caos.

En “El ordenador” (2012), de Omar Forero, el personaje “sabe que va a morir”. No hay más pistas, lo acompañamos en su rutina, en sus pequeños problemas y en su intento de dar un orden al caos de su vida.


“Cuidados intensivos”, de Brian Jacobs.

Los extranjeros
Son alrededor de 30 películas que se presentarán en el festival. Entre las realizaciones extranjeras tenemos:

“Yatasto” (Argentina, 2011), opera prima de Hermes Paralleullo, nos lleva a Villa Urquiza, un barrio de la periferia de la ciudad de Córdoba a conocer a Bebo (15 años), Pata (14) y Ricardo (10); primos, amigos y compañeros de trabajo, aprendices de este oficio al que también se lo conoce como “carrero” (viajes en el carro tirado por caballos).

“Tierra de los padres” (Argentina, 2011), de Nicolás Prividera, cuenta el enfrentamiento de dos versiones de la historia argentina: la de los vencedores y la de los vencidos. Con la particularidad de que lo hace a través de un espacio concreto y simbólico a la vez: el cementerio de la Recoleta, en el que reposan juntos quienes en el pasado lucharon en bandos opuestos.

En “Mae e filha” (Brasil, 2011), de Petrus Cariry, una madre y una hija emiten vocablos tímidos. Un lazo de vacío sentimental entre ambas revela un profundo cariño estropeado. La hija le propone que la madre se vaya con ella a la ciudad, allí donde pudo armar su vida. Pero la madre no acepta; ella ya tiene su hogar, su ciudad, su familia… en su memoria.

En “Interior / Exterior” (México, 2011), el director Mauricio Novelo opta reflexiones y momentos cotidianos en la vida de artistas japoneses echando luz sobre aspectos idiosincráticos del Japón contemporáneo.

“Papirosen” (Argentina, 2011), de Gastón Solnicki, es un retrato familiar de cuatro generaciones y un período histórico que va del Holocausto hasta el presente.

“Salsipuedes” (Argentina, 2012), de Mariano Luque, muestra rasgos de violencia cotidiana (casi diría socialmente admitida, institucionalizada) que tienen que ver con las entonaciones de la voz, los chistes con doble sentido, las frases humillantes, los gestos amenazantes de quien se siente más poderoso.

En “Aquí estoy, aquí no” (Chie, 2012), de Elisa Eliash, un periodista vive imaginando escenas cuyo estatuto de verdad se desconoce. La película mezcla pasado y presente, mentiras y verdades, recuerdos con anticipaciones. La película sugiere brumosamente que en Chile no pasa nada demasiado distinto que bajo la dictadura.

En “Dique” (Brasil, 2012), de Adalberto Oliveira, la pureza de la naturaleza será intervenida por la mano del progreso; la idea de la ciudad parece contraria a la idea del paraíso natural.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...