Cincuenta metros de poemas… y pinturas

Palomas y retratos para Yungay en Notre Dame, en un telar de cincuenta metros, es la más reciente obra que el plástico peruano Heráclito Franklin Guillén, Medalla de Plata del Senado de Francia en 2012, expuso en las calles de la Ciudad Luz.

| 17 febrero 2013 12:02 AM | Especial | 2.4k Lecturas
El pintor ancashino Heráclito Franklin Guillén: Medalla de Plata del Senado de Francia, en 2012.
2470

Con una serie de acontecimientos, los parisinos desde comienzos de este 2013 vienen celebrando los 850 años de la construcción de la Catedral de Notre Dame. Fue el obispo Maurice de Sully quien en 1163 emprendió su construcción sobre el solar que ocupaba una antigua basílica. Si bien no es la catedral más grande de Francia, es una de las obras de arte gótico más remarcables que recibe aproximadamente 14 millones de visitantes al año.

Notre Dame está ubicada en la parte este de la isla de la Cité. Se encuentra rodeada por el río Sena, con jardines por delante y por detrás. Su fachada mira hacia el Oeste y da sobre la plaza Notre Dame, donde se ubica “el punto cero” que teóricamente sirve para medir desde ahí todas las distancias de Francia. Este punto cero es un curioso medallón de cobre parecido a una rosa de los vientos que fue construido en el siglo XVIII, por los primeros ingenieros cartógrafos y desde entonces perpetúa la tradición cartográfica.

Mística del punto cero
Sin embargo, para el pintor peruano Heráclito Franklin Guillén (Carhuaz-1949) este punto cero es una obra de los místicos de la humanidad; reconoce que para él tiene un enorme significado místico porque siente que ha marcado el punto de partida de su obra artística en Francia, que se inició en cero o la nada: es en esta ciudad que ha creado y difundido su arte que se halla en varios museos del mundo, como en Cuba, en Londres, en Israel, etc.

Guillén siente la fuerza protectora de sus espíritus ancestrales y cada vez que se embarca en un proyecto artístico va al punto cero, se coloca encima de él y le dice: “Son ustedes quienes deciden”.

Consecuentemente con su actitud mística, el pasado domingo 10 de febrero hizo su primera instalación poética-pictográfica frente a la Catedral de Notre Dame, que se inició en el “punto cero”, ante la mirada atónita de los turistas, quienes desde la reciente torre celeste instalada en el marco de las festividades de la catedral —en plena lluvia— no cesaban de tomar fotos de esta singular puesta artística llamada “Las palomas de Notre Dame”.


(a) “Punto cero” de París. (b) “Palomas de Notre Dame”.

50 metros de poemas
Para esta exposición, Guillén elaboró un tapiz de unos 50 metros de largo por un metro y 20 centímetros de ancho, con los versos de Víctor Hugo, de César Vallejo y de otros “que siempre están en búsqueda permanente de Dios”, con los retratos de Vallejo y con muchas palomas de diversas formas pintadas en colores vivos en toda la extensión del tapiz.

Este proyecto fue acompañado por una misa de acción de gracias en la Catedral por todos los seres que el pintor perdió últimamente en París y en memoria de los que murieron en Yungay el 31 de mayo de 1979, fecha cabalística para Guillen, porque tras ese fatídico 31 de mayo, cada año en esa fecha siempre ha recibido buenas noticias.

Guillén tiene otra faceta de su pintura, toda realizada en color negro, cuya fuente está en los recuerdos de la tragedia de Ranrahirca, Yungay, en la que perdió a su padre y demás familiares. Para él, el color negro es “peligroso, es el color de la muerte, del fin” y por eso está en constante búsqueda del significado del color negro en el arte y en la vida de los artistas, escritores, pintores, etc.

Medalla del Senado francés
Recuerda Guillén que al llegar a Lima se las ingenió para estudiar pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes, de la que egresó en 1979 con la Medalla de Oro. Y en 1980 ganó una beca del Gobierno francés para continuar con su formación artística en París. Como los pintores becarios: Alberto Quintanilla, Gerardo Chávez, Rodolfo Quiroz, entre otros, que habían obtenido la misma beca en períodos anteriores a la de él, Guillén se quedó en la Ciudad Luz para seguir pintando y asombrando con su estilo y visión singular de su arte.

En el marco de la celebración del Día de América Latina y de los Caribes en Francia, fue distinguido por el Senado de Francia el 31 de mayo de 2012 con una Medalla de Plata, como el artista más representativo del Perú, premio que lo compartió con el pintor Fernando Botero por Colombia. Actualmente, está preparando su candidatura para obtener la residencia artística en la Ville de Médicis de Roma.


Gloria Cáceres
Desde París


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario