Artesanía en crisis

Los artesanos productores están pasando por un mal momento. Un mayor apoyo para dinamizar el mercado es lo que propone Samuel Huamán, original de Quinua, Ayacucho.

| 11 noviembre 2012 12:11 AM | Especial | 2.3k Lecturas
Artesanía en crisis
Desplazados por la violencia política de su pueblo, los artesanos de Quinua continúan con su tradición artesanal en Lima.
2356

El presidente de la asociación de artesanos Tawaq, Samuel Huamán, alza su voz en defensa de los suyos: “El sector de los artesanos productores atraviesa una situación bastante difícil”, dice.

Procedente de Quinua, Samuel Huamán Nolasco, de 45 años de edad, partió a los 7 años de nacido de Ayacucho a Lima. No fue un desplazado por la violencia política de los años 80 y 90, como los otros integrantes de Tawaq, pero sí proviene de una familia de artesanos. El 9 de diciembre, la asociación Tawaq, con sede en el distrito de Ate Vitarte, cumple 21 años de conformada. Una fecha cercana a la Navidad para la cual ya se están poniendo a trabajar. “Queremos decirle a la gente que nosotros existimos, que este sector existe. Existen los artesanos productores”, dice Huamán.

Encuentros de artesanos
El 30 de octubre se realizó el I Encuentro de Artesanos Productores y Mypes Artesanales en Lima Centro; en julio, en Lima Norte; en agosto, en Lima Sur. En esos encuentros se forman comités en los que se discute la situación del sector. En ellos han encontrado que el artesano productor no tiene un espacio donde exponer ni una adecuada promoción de su trabajo de parte de todas las instancias gubernamentales.

“En estos últimos tiempos, los pedidos del exterior han bajado. En Europa, por la crisis que se vive. Y los intermediarios han hecho que las diferentes líneas artesanales hayan perdido su valor real”, dice Huamán: “Y hay muchos artesanos productores que, por la necesidad, ofrecen sus productos por debajo de su costo de producción. Eso también ha hecho que de esa situación se aprovechen los intermediarios, que no realizan un pago justo”.

No solo gastronomía
En este último año, por ejemplo, Tawaq, asociación conformada por artesanos de Quinua (Ayacucho) desplazados a Lima por la violencia política de los 80 y 90, vendiera solo el 60% del monto del año anterior.

Huamán también es representante del Comité Impulsor de Artesanos de la Municipalidad de Lima (CIAL) y como tal su preocupación es que las diversas instancias gubernamentales, al parecer, no ven la artesanía como un elemento indispensable de la economía a promover, como sí lo hacen, por ejemplo, con la gastronomía.

“El Estado debe promover. Se debe promover el consumo de los productos artesanales en el país. Existen muchas tiendas en Lima; muchos supermercados, que pueden ser un canal de venta”, dice.

—Una promoción de la artesanía como se hace con la gastronomía.

—Sí. Hay bastante publicidad, pero en cuanto al tema de artesanía, es un sector que está casi en el olvido.

—¿Hay un lugar donde se puede conseguir sus producto sin intermediarios?

—En el caso de Tawaq, tenemos una tienda en la Asociación de Vivienda El Olivar, manzana F, lote 1, Ate Vitarte. Altura de la calle Trabajo de la Carretera Central (km 7.5, aproximadamente). Las municipalidades no realizan ferias adecuadas. Necesitamos ferias que tengan impacto. Hay algunas a las que incluso no concurre gente.



Artesanos en ley
La Ley del Artesano fue publicada el 25 de julio de 2007. En ella se establece que el Mincetur forme el Consejo Nacional del Fomento del Artesano (Conafar), por diversos representantes: 6 de ellos representantes de los artesanos, por regiones. Pero recién este año, el 12 de noviembre, se realizarán las elecciones. “Han pasado cinco años”, reclama Huamán por la demora: “Hay una dejadez, un descuido; habiendo una ley dese 2007, recién este año se establece”.

Cuestión de herencia
La artesanía se hereda de generación en generación, por tradición familiar de cada pueblo. Es el caso de Huamán y los demás artesanos de Tawaq, provenientes de Quinua, quienes plasman costumbres de su pueblo de origen. Cada trabajo tiene un significado, asevera.

“Si hablamos de unos platos que tienen en los costados dos palomas, en quechua es ‘urpis’, eso tiene un significado en los matrimonios que se utilizan. Es un plato ceremonial”, dice Huamán: “Mi abuelo fue un artesano que hacía ollas de barro, platos, todas esas cosas, y lo comercializaba, hacía trueques en su comunidad. Era su medio de vida, aparte de la agricultura”.

—¿Qué problema ve usted en las elecciones del 12 de noviembre?

—El problema es que se ha hecho la convocatoria, pero dentro de esta convocatoria está el tema de las organizaciones, qué clase de organizaciones van a representar a los artesanos. Nosotros vamos a ser parte, pero debería haber otras organizaciones que también estén conformadas por artesanos productores, porque puede ser que haya organizaciones solo de nombre, de fachada.

—Que se elijan organizaciones con artesanos productores.

—Sí, y que esas organizaciones conozcan la problemática del artesano. Esperamos que haya artesanos detrás es esa figura jurídica. Es la primera vez que se va a hacer. El Ministerio ha solicitado el Registro Nacional del Artesano, pero no ha ido a verificar cómo son esas organizaciones, si realmente tienen artesanos productores dentro de su grupo.

La posición de Huamán es la del voto vigilante. A partir de este 12 de noviembre se necesita un mayor impulso de la promoción de la artesanía con la participación de los artesanos productores directamente, a fin de que este siempre golpeado sector sea, por el contrario, un espacio de desarrollo económico y social y un orgullo para el Perú, por la calidad de sus piezas.


Marco Fernández
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD