Segisfredo Luza: “Hay que gobernar el país con la verdad”

Reconocido psiquitara ha publicado “El Poder Psicosocial”. Pensamos que “El padre de los psicosociales” revelaría cómo y para qué se hace un psicosocial. Pero no, se trata de un texto que revela dominio del tema.

| 20 diciembre 2008 12:12 AM | Entrevista | 6.3k Lecturas
(1) “Alan García es contradictorio”, dice el entrevistado. (2) Segisfredo Luza, autor del “Poder Psicosocial”. (3) Alberto Fujimori: “Persona introvertida y pragmática”.

Más datos

DETALLE

Segisfredo Luza Buroncle, médico, siquiatra. Primer becario del Perú de la Fundación Alexander von Humboldt en Alemania. Ha publicado La experiencia humana, Siete retratos interiores, La tragedia de Atahualpa, Enseñanza de la psicología a los estudiantes de medicina. Hombre cautivo, Segisfredo Luza interroga a Honorio Delgado.
6380

¿Qué ocurre ahora en política?, ¿por qué no se toma en cuenta la participación del pueblo en la toma de decisiones públicas?
- Porque estamos viendo un modo de gobierno de tipo presidencialista. El nombre del presidente viene a ser sinónimo de doctrina. Por eso, en el Perú se habla de pradismo, odriismo, belaundismo, velasquismo, pero no se habla de gobierno. En este momento, entonces, no hay participación porque las decisiones son verticales, de tal manera que los mandatos que vienen de arriba atropellan, ignoran, pasan encima de las lecturas de las necesidades de las poblaciones.

- Políticas asistencialistas más que preventivas.
- Exactamente. El gobierno en general está practicando una política semejante al médico: la salud es silencio, es armonía, pero cuando existe un mal hay dolor, hay fiebre, entonces se recurre al médico, eso se llama asistencialismo. El gobierno trata de sobrevivir en base a una política de asistencialismo de corto plazo, sin saber qué pasará el próximo año o el siguiente. No hay prevención porque no hay desarrollo estratégico.

- ¿Cómo debería ser la política de este gobierno?
- Debería tener ejes troncales. En primer lugar, un proyecto nacional de desarrollo, ¿a dónde vamos? La educación, no se trata de la instrucción que actualmente existe que es un fracaso, sino en el sentido de que el talento que tiene todo peruano no se desperdicie. En el Perú se desperdicia el talento, eso se relaciona con la capacitación y con la investigación.

- ¿Cuáles son los mecanismos del poder psicosocial?
- El término psicosocial es la relación de los gobernantes con la ciudadanía, con el pueblo. Entonces, lo psicosocial es la forma de autoridad que se basa en tres principios básicos: la veracidad, la credibilidad y la entereza. Eso quiere decir que se debe gobernar al país con la verdad, sea como sea, sin tratar de hacer promesas que nunca se cumplen.

- Pero los psicosociales están totalmente desprestigiados.
- Lamentablemente es asÑ Al libro le he puesto el nombre psicosocial, pero este término se ha distorsionado como sinónimo de manipulación, como sinónimo de cortinas de humo, de distorsión de la información. En cambio, lo psicosocial en la forma auténtica es la forma cómo se apoya al gobierno pero un apoyo de aceptación democrática de los planes de gobierno, en función de las necesidades, a un proyecto nacional.

- Usted dice que Alan García es contradictorio en su libro Modernidad y política en el siglo XXI.
- Es contradictorio porque a veces actúa por impulsos de tipo emocional y patriótico, a veces despierta alguna realidad que es totalmente opuesta y tiene que cambiar el discurso. Entonces, las encuestas que lamentablemente a veces no son tan verdaderas, señalan el rumbo que debe tomar. Así, puede pasar de un populismo, de un deseo de notoriedad, a una reflexión muy interna que es contradictoria porque se promete algo y no se cumple.

- Una pregunta al siquiatra Segisfredo Luza: ¿Cuál es el perfil psicológico de Alan García?
- Alan García es evidentemente una persona que tiene ampulosidad en sus proyectos, es un poco soñador, iluso. Es realista en cuanto se refiere a tener que manejar la parte digamos financiera y económica que es una forma de globalización del Perú. Pero es fácilmente susceptible, por lo tanto se vuelve un poco egoísta; entonces, su palabra tiene valor de mandato obligatorio.

A eso se llama desorientación valorativa por pérdida de la fe. Cuando habla de tener confianza, de aprender a sufrir, es que está desorientado porque los nortes que se señala son múltiples, de modo que va tapando brechas conforme se van presentando las coyunturas.

- ¿Cree usted que al presidente Alan García le interese el Perú?
- No, no.

- ¿Usted hizo un psicosocial para que una virgen llorara?
- Más que cierto prácticamente ese en un mito, un fenómeno que ocurrió me parece en el Callao.

- ¿No fue un psicosocial?
- Psicosocial no, eso se llama manipulación. La manipulación existe en la actualidad, se manipula. Entonces, estamos asistiendo a un fenómeno que es peligroso y es la comercialización del escándalo. Un escándalo sucede al otro que sirve como un gran manto de distracción de la población para olvidarse los problemas básicos.

- Un perfil de Alejandro Toledo.
- Alejandro Toledo tiene una discrepancia entre sus ideales y sus actitudes, o sea sus fines o sus alcances de capacidad de hacer algo, discrepan mucho de las ilusiones y de los deseos que él quisiera. Es como si un albañil se propusiera hacer un rascacielos. De tal manera que básicamente su personalidad es amiga de vincularse de la notoriedad, de tener capacidad de sugestión, de darle más importancia al amigo que a la persona.

- Alberto Fujimori.
- Fíjese, es una persona reservada, matemática, reflexiva, introvertida. Si él pudiese convertir en números los ideales, sería fácil para él. Pero como no es posible, se tiene que reducir a una especie de autismo o de una introspección permanente y actuar de manera pragmática y rápida.

- ¿Cuál cree que sea la opinión que tiene de usted el pueblo peruano?
- Lamentablemente como decía un poeta la mitad del mundo me quiere, la mitad del mundo me odia ¿no? Quiere decir que uno no logra sintonizar con todos porque eso sería también una egolatría. Pero uno tiene que ser fiel a su vocación. Entonces, yo me he especializado por así decirlo en base a la experiencia desde hace más de cuatro gobiernos en la relación del poder con las poblaciones, mediante técnicas psicológicas, de persuasión.


“Estamos aprendiendo a caminar”

- Finalmente, ¿con cuál de los gobiernos se quedaría usted?
- Yo diría con todos y con ninguno al mismo tiempo.

- ¿Cómo es eso?
- Yo creo que estamos experimentado como un químico una fórmula para llegar a lo que podríamos llamar la piedra filosofal. Estamos siempre como el niño aprendiendo a caminar. Lamentablemente somos un país subsidiario que aún no ha logrado desarrollar su proyecto nacional.

- ¿Trabajó usted con Montesinos?
- No, me negué y me pusieron una bomba en la puerta de mi casa. La policía tomó la dimensión del forado y eso fue todo.

José Luis Ayala
Editor Cultural

Loading...


En este artículo: | | | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD